The Adversiter Chronicle

viernes, 10 de enero de 2020

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle

La isla de las tentaciones

Se esperaba con cierta ansiedad el nuevo programa de Tele5, anunciado a bombo y platillo con profusión de promocionales en otros contenedores de la cadena. La cosa se vendió como un entorno paradisíaco donde parejas más o menos estables y establecidas verán puesta a prueba su fidelidad, confianza y casta sexualidad. De sacerdotisa de Lesbos está la Mónica Naranjo, que ya suponía un alto porcentaje para predisponerse a catar la primera entrega. Dicho ésto, hay momentos en la vida y en la existencia existencial de la masa televidente en que coger una silla, un paquete de pistachos y programar un programa largo en la lavadora para disfrutar de cómo gira el bombo de la misma, es mejor que ver la televisión...

De factura técnica no hay nada que señalar salvo solvencia, buen hacer y buen ritmo de realización. El entorno es ese sitio exótico con casoplón donde todas y todos quisiéramos ir de vacaciones sabiendo que nos empufamos y somos fichados por la ASNEF durante unos años. La temática es sencilla: coger personal de viceversas y viceversos, una pareja conocida de GH en una edición de hace pocas temporadas y desemparejan y emparejan en lo que deberían ser intrigantes tramas, cornamentas veladas, juegos de seducción, cotilleos varios en estos casos erótico-festivos y minutos de enfados y engarres entre unos y otras con unas y otros. Un programa en suma donde hay que ser devoto del mundo de las viceversas y viceversos, entretenido cuando no hay nada más a mano e ideal para tener de fondo, en un volumen que no moleste pero que tampoco impida escuchar si se requiere, en una cena entre amigos, familiares y conocidas donde siempre surge algún momento de detenerse en la pantalla y comentar en amena tertulia improvisada tal o cual cosa.

Pero el programa es una castaña y una auténtica mierda desde un punto de vista televisivo. Han cogido un poco de allá, un poco de aquí, otro de más allá y una pizca de algo de aquí para dar a luz un programa de hechuras anglosajonas de farras de juventud a gastos pagos y con cámaras y taquígrafos sin escenas subidas de tono y volumen. El elenco concursante suena a falsete con tomas en que todos entrelazados con ellas, cogiditos de la mano y tal, todo coro coreografiado que aumenta la sensación de programa enlatado y donde vemos y sentimos lo que la realización, impecable, nos impone. Pero carece de la emoción de la telerrealidad en vivo y en directo, ellas y ellos van a lo suyo que es ganar un dinero de holganza y juerga a gastos pagos y ver si suena la flauta y vuelven a tener su remunerado momento televisivo.

Sólo se le puede recomendar a la suegra si se le tiene ganas por alguna pendencia pendiente y si eres habitante del mundo de gominolas de la juventud televisiva amante de las vicisitudes de viceversas y viceversos. Los comportamientos van desde el infantilismo pijoteril al perfil tardo adolescente en cuerpos musculados y torneados donde la estética se viene abajo al escuchar sus conversaciones con profusión de ceceos, seseos y ordinarios gallos de sonoros acentos regionales. El programa es una mierda y sigue esa regla no escrita que siembra el pánico de los directivos y creadores de las cadenas donde el gasto en promoción a bombos, platillos, cornamusas y trompetistas es directamente proporcional a su fracaso en audiencia. Ignoramos los episodios que faltan y la pretensión, utópica tras ver el primer episodio, de la cadena es que dure hasta febrero que empiece Supervivientes...
¡Si dura otras dos semanas en horario estelar, que den gracias!

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 




 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario