The Adversiter Chronicle

lunes, 31 de diciembre de 2018

REFLEXIONES EN VOZ ALTA de Skizo´s Blues


Quijote confundía molinos con gigantes y, tras barruntar conmigo mismo mismamente, afirmo que las personas honestas ven molinos de viento donde se lanzan contra gigantes...
Lo digo porque finalmente el presidente escogió la peor solución posible y seguramente este año no habrá la jodida obra en la jodida fachada...
Resumiendo, que se han usado tácticas que se usan en política y mientras se montaba el guirigay yo recordaba que siempre escuché que la democracia en España comenzó en plena dictadura en las reuniones de vecinos, siempre creí entender la metáfora o tal vez porque siendo como mi sobrinito me tragaba el coloquio de La Clave en aquella UHF en blanco y negro con neblina por la mala sintonización porque quería ver la película...
Disculpa que me evada, son los recuerdos que siempre me arropan cuando la muerte golpea, pero si en los 70´s las reuniones de las comunidades de vecinos reflejaban el espíritu anhelado de hablar en libertad, la de hoy refleja el batiburrillo político...
El presidente piensa o pensará, lo sé por la cara que me puso cuando no voté a su favor, está errado y casi herrado en el fondo y la forma, que soy un traidor o un renegado, me la suda, he combatido estas guerras cuando me tocó y pensé que vivía un dorado retiro, pero a veces el destino y los dioses gustan de jugar al cascabel y al gato...
El caso es que la vecina de la puerta (...) que trabaja en la mensajería que manda las cartas de la tributación cuando estoy en busca y captura fiscal, hoy fue a la reunión y alzó la voz un par de veces en la reunión de forma coherente...
Con todo el pescado vendido y porque siempre es estimulante captar la atención de una damisela, reitero que mi impresión hasta ese momento de la fermosa doncella era que siempre estaba mal encarada y de mala hostia, me armé de valores olvidando los dolores y me arrodillé a su vera para susurrarle porqué no se apuntaba a la komisión de obras ya que en año y medio era la primera vez que escuchaba una opinión coherente...
Uno ya es perro viejo y cuando una damisela se atusa el pelo y te mira sorprendida mientras te dice que está ocupada, que ya le ofrecieron ser presidenta pero que el trabajo, las clases de algo y la danza no le dejan tiempo...
¡Aaaaah! Al final el Serrat y el Sabina tienen razón y la bandera se acaba destiñendo, pero sorprender a una damisela, hermoso sigue siendo...
Que soy bobo
que cuando toca
me jodo y me jorobo,
que si no toca,
miro las estrellas
miro la luna llena
brillando sin saberlo
en los ojos de una damisela
y me acuerdo de ella,
recuerdo brillante,
como una estrella...

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 




 
theadversiterchronicle@hotmail.es                        

sábado, 29 de diciembre de 2018

"Memorias de La Transición" por Antón Rendueles


Unas memorias de Antón Rendueles en exclusiva para The Adversiter Chronicle

NOCHEVIEJA

Uno de los logros de la sociedad de nuestros mayores durante La Transición, ahora que veo con tristeza como la infancia es adoctrinada y utilizada por los nacionalismos en general y el nacionalismo secesionista catalán en particular y meditando con tristeza esa máxima de que una niña y un niño adoctrinados serán mañana adultos fanáticos, poco importa que sea de forma política o religiosa, serán fanáticos y estarán predispuestos al enfrentamiento y la guerra...
Pero en aquellos años la infancia disfrutábamos de las navidades, ajenos en nuestra inocencia a los turbulentos cambios y gracias a que nuestros adultos, jóvenes y viejos, nunca tergiversaron y emponzoñaron a la infancia con política. Al menos yo no tengo ese recuerdo y tampoco recuerdo algo semejante en los programas televisivos, todo lo contrario...
Para aquel niño la Nochevieja marcaba el ecuador de las vacaciones escolares, aún lejanas en su final pero ya consumidas en su mitad. Los jóvenes padres y madres se iban esa noche de cotillón, ese universo enigmático que tanto fascinaba y que significaba pasar la velada con los abuelos, promesas de traer bolsas llenas de confeti, matasuegras, gorros de fiesta navideña, todo ello del enigmático cotillón que duraba toda la noche...
Pero en casa, tras la cena y esperar con ansia las uvas, llegaba el momento de trasnochar viendo la tele, noche de carta blanca en lo que respectaba a irse a dormir y el juramento de aguantar despierto hasta el día siguiente aunque la noche terminaba con el programa especial de TVE...
Eran programas fascinantes para un niño, con gente en mesas y el escenario de gala dando paso a interminables actuaciones musicales. Interminables para un niño que aguardaba con ansia la aparición de humoristas y sus chistes. Cosa aparte eran las realizaciones del entonces inefable Valerio Lazarov que saturaban la retina llevando casi al mareo...
Aquellos que se llaman nacionalistas y dirigen a las masas, saben perfectamente el pecado social de adoctrinar a la infancia. Aquellos adultos venían de cuatro décadas de nacionalismo y dictadura pero supieron coger el tren de los tiempos y tuvieron el acierto, la sabiduría o la buena fortuna de intentar dar a su infancia unas navidades que son sobre todo unas fiestas de adoración a quienes nos sucederán y transmitan ese espíritu años tras año, navidad tras navidad porque es la época en que más se notan y se añoran las ausencias. Unos niños y niñas que cantan villancicos a la vez que son utilizados para fines políticos, llámese dictadura fascista o nacionalismo, no son niños y han dejado de ser infancia pero no lo saben, sus adultos puede que lo sepan pero ven en la navidad otra forma de sacar músculo y mostrar su poder...
Debe ser muy triste, por eso nos dieron aquella infancia, ser adulto y no tener recuerdos navideños de inocencia infantil, resulta curioso que conquistadas las libertades políticas y el asentamiento firme y decidido de la democracia, se utilice a la infancia y que sus adultos no sólo lo permiten sino que lo ven válido...
Los años pasan al igual que las navidades y no hemos aprendido nada del siglo XX.
Antón Rendueles

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 





 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                     






viernes, 28 de diciembre de 2018

CUENTO DE NAVIDAD


Había un tipo en érase una vez que forjaba espadas. Cual viejo afilador de antaño, iba con su caballo y sus herramientas de conflicto en conflicto, forjando espadas sin importarle a quién herían o mataban, era tan mercenario como la soldadesca que siempre acompañaban a los tiranos, porque los tiranos pasan, la tiranía permanece y le gustan los soldados veteranos...

De noche hablaba con las hadas, observaba las estrellas e imaginaba espadas, de hojas afiladas. Pero de repente dejó de ver hadas y pasó a imaginar estrellas, tal era su entrega a forjar espadas. Una noche se fue a ver las estrellas y soñar con hadas mientras una lágrima por su mejilla resbalaba. La Luna, piadosa y maternal le preguntó qué le pasaba...

-Estoy triste, Luna, porque debo forjar la mejor de mis espadas, de filo cortante y hoja penetrante en la carne...

-Es tu oficio, forjador. ¿Qué hace que derrames una lágrima si nunca lloraste por las almas que mataban tus espadas? A fin de cuentas otros las empuñaban. ¿Es que quieres más soldada?

-No Luna, mi soldada es justa pero es que esta espada es para matar a un hada.

La Luna llamó al sol para eclipsarse y dejar que la oscuridad arropara al mercenario forjador de espadas que soñaba con estrellas y lloraba por las hadas...
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 

 
 
                                                     


jueves, 27 de diciembre de 2018

"Ni a pata ni alpargata y menos a La Alcarria", suplemento viajero cutre


Suplemento viajero cutre de The Adversiter Chronicle

Viaje de regreso tras la cena de Nochebuena

El viajero enciende un cigarro y mira al cielo nocturno, despejado y a temperatura impropia de un mes de diciembre que encara su recta final. Atrás queda la cena en familia, casi con más ausentes que presentes, y una visita de última hora con una botella de coñac con cierto aire al Fernando Esteso en su mítico anuncio de Coñac La Parra, chiste televisivo de anteriores navidades cuyo recuerdo cabalga a lomos del dolor de los ausentes y que logra aliviar las nuevas presencias. Pero al dejar atrás el calor familiar y emprender el solitario camino de regreso, los ausentes se hacen presentes, hilvanadas imágenes sin orden cronológico, volver a la vorágine donde la abuela se afanaba durante horas y cuya mayor felicidad era ver a todos y todas cenando a la mesa...
El viajero aparta el recuerdo cuando el umbral del dolor se hace intenso y observa la ciudad, latente en la oscuridad con alumbrado público como testigo que ilumina a otros viajeros que vuelven de sus cenas de Nochebuena, algunos y algunas con bolsas, con niños y niñas alrededor que caminan en un jolgorio de infancia en una noche especial. El viajero sintoniza NEBULOSO y se queda quieto ante el semáforo que da luz verde a coches inexistentes como si el asfalto fuera de los peatones, de gente joven vestida de bautizo que encara la madrugada con aire de fiesta y de pasarlo bien...
El viajero viaja entre el paso de sus piernas y la marcha de los recuerdos que se amontonan como si tuvieran prisa en tener su momento de efímera existencia en el pensamiento, en la memoria y el viajero se pregunta si todo aquello es tiempo pasado para al final barruntar que simplemente eran otros tiempos...
Le gusta al viajero la ciudad en noche de Nochebuena y encara la avenida con ánimo porque si bucea en su interior descubre que le gusta la navidad, le gusta la liturgia de poner los adornos, de ver a la gente animada o al menos aparentar que les anima. Pero el viajero cree que la pena de la ausencia no es inherente a las navidades, no menos que otras fechas en el recuerdo. El viajero tiene buenos recuerdos de sus navidades, pero cada navidad es distinta siendo igual todos los años, así que aprieta el paso porque ya siente el cansancio de una caminata que sirve además para bajar la barriga y generar digestión tras un sabroso pescado en salsa mariscada, que el viajero teme se pegue a sus paredes intestinales con el consiguiente colapso en la salida...
Noche de Nochebuena donde la ciudad, de regreso, es un teatro de la oscuridad, piensa el viajero mientras echa un último vistazo y apura el cigarrillo...

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 



 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                    


martes, 25 de diciembre de 2018

"Manual del Buen Comer", por el profesor T. A. Rambaina


Con la colaboración del profesor T. A. Rambaina
en exclusiva para The Adversiter Chronicle

LANGOSTINO NAVIDEÑO

Navidad ha llegado y la barriga llenado y, dejando aparte el pareado, no podíamos dejar de tratar sobre alimentos navideños. Hoy tratamos sobre un manjar para unos, una exquisitez para otros y la oportunidad de comer marisco para la mayoría, engañando a la mente con la turra de que son fechas especiales y que no lloremos mucho al gastarnos unos buenos aurelios en adquirir langostinos. A la plancha, cocidos, crudos si se va de sibarita oriental y cosmopolita gastronómico, el caso es que es un alimento casi indispensable para estas fechas y monarca indiscutible en la mesa...

-¿Por qué nos fascinan tanto los langostinos, ein?

-Ahora estamos en tiempos de refalfie consumista ya que tenemos acceso a infinidad de productos que hasta hace nada, en términos espacio temporales como sociedad occidental, sólo se adquirían en fechas navideñas. El langostino era en muchos hogares manjar casi exclusivamente de estas fechas, cierto que a lo largo del año podía consumirse en celebraciones, bodas y bautizos e incluso en verano durante las vacaciones. Pero es en Navidad, la cena de Nochebuena, donde los langostinos eran abundantes y podía atracarse el personal a devorarlos, incluso sobraban para la comida del 25. Es casi una cuestión de psique colectiva que las generaciones digitales seguramente ya no valoren tanto.

-¿Qué es un langostino?

-Lo que llamamos langostino es un decápodo del orden de los malacostráceos y posee todos los elementos torácicos, salvo en ocasiones los dos posteriores, unidos a la cabeza por el caparazón, que es muy duro; los ojos son pedunculados y compuestos, tiene lazos familiares de macruro nadador y el nombre en latín es penaneus caramote y puede alcanzar hasta veinte centímetros de longitud y de carne muy apreciada por sibaritas, tragones y glotones. Además, ir de restaurante y pedir a grito pelado una de langostinos lanza el mensaje de que se maneja dinero y hasta se puede gastar en langostinos de restaurante. Citar que la gamba es muy semejante al langostino y la quisquilla o camarón que vive en los charcos que quedan al descubierto en la bajamar. En resumen un trozo de carne de marisco envuelta en un caparazón.

-¿Es un alimento sano?

-Si se come una vez al año sienta como Dios, si se consume fuera nos da sensación de poder adquisitivo como apunté anteriormente y si se toma habitualmente ya hay que tomar precauciones. Quiero puntualizar que nos hemos acostumbrado a preparar sopa de marisco con langostinos imposibles de comer, quedando el sujeto comestible como un atrezo acompañado de almejas imposibles de abrir o mejillones chuchurríos. Es un recurso, éste del langostino incomible y almejas que no se pueden abrir, de las suegras para con los yernos a los que tiene ojeriza. El langostino es sano en cantidades saludables y lo mejor desde un punto de vista gastronómico y pecuniario es comer langostinos como plato, otra cosa es de acompañamiento, no más de tres veces al año.

-Ha distinguido entre acompañamiento y como plato...

-De acompañamiento es más un estímulo visual por las razones apuntadas más arriba, como plato se hace imprescindible aliñarlo o acompañarlo de salsa mayonesa. A la plancha, bien sazonados en su punto, basta con rociar de limón el conjunto de langostinos, pese a que esta modalidad de consumo garantiza quemarnos las huellas dactilares por ese afán de todo macho alfa de lanzarse a comer aunque sepamos que están ardiendo, la mujer, siempre más inteligente, suele apartarlos para que enfríen y con maquiavelismo a la hora de pedir que se le pelen por su macho alfa, con lo cual se deja uno los dedos y las yemas de los mismos, apenas se prueba bocado y la parienta se harta a costa de su macho alfa, un comportamiento antropológico de las primeras sociedades civilizadas donde la mujer compensaba la opresión social como tal y culpable del pecado original con lograr que el macho alfa haga el trabajo sucio, porque si hay algo que ensucia es comer langostinos a la plancha.

-¿Y además de a la plancha?

-Aquí es donde el macho alfa demuestra a la fémina lo tarugo que es un hombre que va de cocinillas: cocidos. A la pota, se dejan cocer y mientras se prepara una salsa mayonesa con perejil y ajo picado muy fino. Se mezcla bien y se deja reposar. El arte está en el equilibrio del ajo proporcional a la cantidad del resto de ingredientes. Si es una mujer quien la prepara, tendrá su punto de ajo que da una tenue y breve sensación de ardor muy placentera desde un punto de vista gastronómico. Si es un macho alfa, acabará comiéndola él sólo porque picará a ajo con una potencia de mil demonios o diez chiles a palo seco. Como se puede suponer, si el plan es comerse una buena fuente de langostinos con salsa, comerlo más de dos veces al año es contraproducente y garantía de colesterol bailando twist con sus perjuicios.

-Procedo pues a comer el langostino... esto de chupar la cabeza es sentirse un poco un alien vampiro, profesor... Mmmm... ¡Que rico, sobre todo esta carnecita colorada que rodea el lomo... ¡Es pecado!
 

-Es mierda, concretamente mierda de langostino y su aparato intestinal. Además hay que pelarlo antes y la cabeza se chupa por el otro lado. En fin, una cosa sencilla de comer que siempre complicamos. Quiero terminar añadiendo que para amantes de la floricultura y árboles frutales, las cáscaras y caparazones del marisco sirven de excelente aporte a los mismos, se entierran alrededor de las raíces y mano de santo... Parece que se ahoga, lógico tras tragarse el caparazón... ¿Trata de decirme algo? ¡Tosa! ¡Tosa!
 
-¡Aaggffhhghrrrrxxxx!¡Podía haber dicho desde el principio que hay que quitar el jodido caparazón, rediossssffggxxxggrr!
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 

 
 
                                                    

lunes, 24 de diciembre de 2018

REFLEXIONES EN VOZ ALTA de Skizo´s Blues


¿Te imaginas estar en un puente y ver en la distancia que alguien se quiere tirar por un precipicio y no puedes hacer nada?
Generalmente suelo comprender las motivaciones, puedo proyectar los hechos en base a los datos computables y mantener la distancia...
Pero a veces reconoces lugares, sitios de penumbra antesala de la tragedia y no es un adulto, sino la inocencia rota, destrozada por la crueldad inocente que es la peor crueldad porque sólo es un divertimento...
Un alma en pena acude, sin llamarla pero deseándolo, y te serena mientras me maravillo de lo que llamamos casualidades y que suponen un bálsamo a la pena del alma en una noche de Nochebuena fría como el Infierno, ese infierno que has visto reflejado en la carta de una niña con trenzas que ya no es tal porque piensa en la muerte como opción porque alguien cruel le ha hecho creer que su vida sin haberla vivido es una mierda, una puta mierda que no merece estar en este paño de lágrimas terrenal...
Todo carece de importancia cuando un alma de 11 años grita en soledad destilando un talento que tal vez nuca se logre, en un canto del cisne si se atreve a dar el paso, una alerta temprana ignorada por el sistema de defensa que termina en tragedia como un avión estrellado en mitad de las montañas...
Resuena un grito ahogado en el Valle de las Sombras de una bestia que añora ser humano al ver una carta humana pidiendo ayuda pero que nadie sabe descifrar porque ese código sólo hay una forma de aprenderlo igual que dicen que se huele el miedo pero sólo es posible cuando has pasado por él aprender a reconocerlo donde otros no ven nada...
No es talento lo escrito, es un grito salido de su garganta plasmado en una brillante página que bien podría ser su epitafio...
Espero que no.


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 


 
theadversiterchronicle@hotmail.es           

sábado, 22 de diciembre de 2018

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle

GH VIP 6: Pizarro conquistó el Perú y Mirian Saavedra conquista el Reino de España, Koala se atraganta al quedar tercero y Suso queda segundo sin merecerlo

Puede que Francisco Pizarro cuando desembarcó en el Perú en 1532 con sus 170 bravos, así como sus respectivos caballos, y tan solo tres arcabuces conquistara el imperio inca para su Gloriosa Majestad y las almas de sus habitantes para la Cristiandad; pero en 2018 la brava peruana Mirian Saavedra, más sola que la una y sin más artillería que sus argumentos expresados en chirriante y taladrante tono de voz, conquistó la audiencia del Reino de España llevándose el preciado maletín y justa ganadora de una edición atípica, éxito de audiencia mas una edición que se salió del guión desde la noche uno en la casa cuando Oriana decidió una vez más tocata y fuga ante las incomodidades y el ambiente de corral que les recibió en la misma a su entrada...

Hay una máxima no escrita del formato que dice que aquel o aquella concursante que sale nominado u nominada las tres primeras nominaciones y es salvada por la audiencia, tiene casi todas las papeletas para plantarse en la final con el beneplácito de la audiencia. Le sumas que le cojan tirria el resto de concursantes para acabar de despertar la empatía de la audiencia que se gasta sus buenos aurelios en votar, y tenemos casi con certeza a quien se llevará el premio salvo giro radical en la dinámica del grupo. Pero al igual que pasó con Sofía en Supervivientes, no sólo se pusieron en contra de la peruana desde que puso un pie en el concurso cayendo en las neuras de Mónica Hoyos y su fobia enfermiza hacia la ex- de su ex- y padre de su hija. Nunca se le puede decir a la audiencia que hay que echar a Fulanito o a Menganita, nunca...

Mirian ha sido la única participante de todos y todas que ha dado juego, la han puteado, ninguneado, insultado, infravalorado, mal juzgado, odiado, acusado y sólo les faltó atarla al palo de la escoba y prenderle fuego con afán mezquino y taimado de inquisidores mayores del reino y hasta con el beneplácito de presentador y tertulias en otros contenedores. Mirian ha sido ella misma, se ha puesto pedo perdida en las fiestas, ha llorado, reído, soñado, deseado y maldecido a la cámara, sin trucos u estrategias, defendiendo su terreno de la Hoyos y sus secuaces sin saberlo que lo eran. Encontró apoyo en el galápago del Koala y metió la pata garrafalmente con el tema de su ex- y el fornicio o no fornicio con Makoke. Es la justa triunfadora y sin reparos además, la victoria de alguien que en condiciones normales hubiera salido a la primera o segunda semana de concurso...
¡Ave Mirian! ¡La audiencia que ve GH VIP te saludan!

El que pilló un shock postraumático al verse salir en primer lugar y quedar por detrás de Suso fue el Koala, auténtico estratega de la edición con la virtud del acierto táctico de hacerse pasar por simple y friki con los animales de corral pero que observa y analiza cada segundo de lo que ocurre. Percatado de que Mirian sumaba tantos para finalista ante el acoso e intento de derribo del resto de concursantes, se arrimó a su sombra logrando empatía de la audiencia y una aliada que le permitía tener otro par de ojos y oídos para controlar el percal. Es un concursante áspero, con la zuna del aldeano y la experiencia de quien empezó a tener que ganarse el pan de cada día desde muy temprano. Sólo por la canción que compuso en la casa sobre el nabo ya merecía su expulsión por compositor leguleyo de las rimas, pero el muy infeliz estaba seguro de quedar por delante del resto y, como demostró esta última semana en la casa, hasta desafiar el liderazgo empático de la audiencia hacia Mirian, pero no pudo y el muy infeliz quedó por detrás de Suso, que viendo el concurso del muchachuelo, es la peor bofetada que le podían dar y tanto fue así que perdió los papeles en la gala...
Aún debe preguntarse qué pasó.

Y el Suso quedó segundo aunque su mente estaba fuera de la casa desde que su madre le dio ánimos y acabó de rematarla Aurah con sus inseguridades acerca de si Suso era kiko o kika. Lo cierto es que esta semana intrascendente antes de la final hemos visto al Suso que se esperaba al inicio del concurso hasta que le dio por hacer de paleto televisivo y sólo preocupado de mantener a su concubina y aflorar lo que Jorge Javier definió como menos bolos y más estudiar, predicar en el desierto porque estos jovenzuelos viceversos son lo que antes se llamaban pelamangos, en unos con machismo aflorante cuando menos te lo esperas, otros con cierto dandismo y finalmente hedonismo al cuerpo y la juventud, aunque no saben gestionar la natural madurez y sólo terminan destacando por su inmadurez, ellas más maduras e inteligentes pero inseguras y atrapadas en una dinámica que sólo esconde vacío metafísico...
Los niños y niñas juegan a extraños juegos, que decía la canción.

Y acabar con un Jorge Javier empeñado en presentar actuando, y logrando que sea mal presentador y una pésima actuación como cuando hace y pone cara de sorpresa ante algo que va a continuación como si no supiera nada, es un recurso clásico pero la caga actuando, se le nota que lee el letrero de chuleta y es mal actor, al menos televisivo, y añoramos al que fue mejor presentador. Cagó las entrevistas de quienes salían expulsados empeñado en discursos morales, si trabajara en un canal temático de cultura se entendería su reproche de machismo paleto a Suso, pero siendo maestro de ceremonias de la máquina que alimenta a estos pelamangos televisivos suena cínico e hipócrita. Lo mejor de la edición ha sido una vez más Sandra Barneda y la vida sigue: Chabelita sigue sus rollos de cornamentas por parte del Omar y...
Pero eso ya es otro programa.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 


 
 
theadversiterchronicle@hotmail.es