The Adversiter Chronicle

lunes, 23 de abril de 2018

REFLEXIONES EN VOZ ALTA, de Skizo´s Blues


Moderna es una ciudad por descubrir de noche...
Avenidas vacías de tráfico donde pillas todos los semáforos en verde, barrios iluminados de artificial luz crepuscular, calles vacías con movimiento, lupanares de pecados prohibidos, de un trago en la barra con un conocido, de desconocidos saludos que te ponen la piel de gallina...
Edificios de persianas cerradas como los sueños de sus dueños, cerrados por el frio, cerrados por el alma, clausurados de sus sentimientos...
Cretinos bebidos, narrando confidencias prohibidas, secretos nunca sabidos. Bebidas de media noche cuando ya es alborada, solitarias almas de solitarias penitencias, una ciudad dormida...

Una ciudad a oscuras que esconde en sus entrañas entrañables historias de madrugada...
Unos ojos azules, unas frases hilvanadas, otro secreto que se esconde, cuando en Moderna ya es madrugada, de un lunes, y una nueva semana...


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 



 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                        

sábado, 21 de abril de 2018

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle

Supervivientes 2018: Francisco a la juventud da la turra, Jorge Javier mosquea al personal y Sofía logra que esta edición no vaya mal

Afirma la cadena y los índices de audiencia que esta edición de 2018 es un éxito y en apariencia lo es, para yonkis de telemierda es una edición estafadora porque el paso de algunos y algunas concursantes ha sido de estafa al espectador, pero si somos ortodoxos y sólo seguimos el programa en sí con sus debates y obviamos el resto de programas de la cadena, es Sofía la única que da minutos de cámara, trama truculenta con cornamentas, infidelidades, rotura de pareja, engaño sentimental y resto de delicatessen que animan el cotarro porque lo de las broncas de unos y otros, convivencias conflictivas y tal, sólo son digeribles como tramas si seguimos las mismas fuera del programa en sí. Y decir que sea Sofía quien anima la edición ya es bastante lamentable como baremo de éxito de la misma, pero la audiencia responde y hay que seguir las tramas en otros platós para degustar con plenitud esta edición de 2018.

La segunda expulsada por la audiencia ha sido, como era de prever, la Mayte Zaldívar, famosa por tramas de corrupción en Marbella cuando era señora del inefable Julián Muñoz. Era lógico que tanto ella como su actual pareja, Fernando, fueran los primeros expulsados ya que no tienen gancho ni seguidores potenciales en la audiencia del formato salvo que se sea parroquiano de Sálvame. Vencidas las reticencias por su pasado hay que reconocer a la Zaldívar que tiene valor. Su estancia en el palafito y mirador que era similar a estar en la celda deparó momentos crudos de alguien que se enfrenta a dolorosos recuerdos. Pero la mujer no está para estar de supervivencia y la presencia de su pareja en el concurso la ha lastrado de forma inmisericorde pese a que demostró ser buena de convivencia los días que pasó en aislamiento con Melissa...
Un caballo por el que nadie apostaba.

Nuestro cojitranco favorito de esta edición, Francisco, cada vez se vuelve más cascarrabias, dictador con paternalismo y almirantísimo de las aguas de la playa. Desquicia con sus turras didácticas a los jovenzuelos de la cantera de Hombres, mujeres y viceversa que le observan pasmados como si fueran arqueólogos ante un hombre de las cavernas que hubiera estado hibernado. Lo peor es que canta a la mínima ocasión que se le tercie, pero de sus modos y maneras no deberían sorprender porque como ciudadano siempre ha manifestado su ideario. El tipo de momento libra de expulsión, pierde lorzas ya a ritmo de velocidad de crucero y tiene a Isabel de escudera, elementa concursil de cuidado que se ha arrimado a un árbol de buena sombra pese a que al principio se dijeron de todo menos guapos, pero forman un dúo dinámico aunque nuestro favorito cada vez sea más pesado, cargante, irritante y jodidamente cantarín...
¡Viva Valenciaaaa!

Hay que comentar los arrebatos de bestia mononeuronal de primitivos instintos y reproductora eficacia del Alberto Isla. Conozco tipos que por menos gritos les han recetado Haloperidol en dosis intravenosas. La bronca fue con Sergio, de la cantera antes citada, que osó reprocharle su capacidad de vivir a costa de preñar a su pareja...
Sin comentarios.

Sofía es la misma siempre, al menos desde que ganó GH y es cierto que su filosofía existencial nos abruma por repetitiva, que sus escarceos sentimentales nos importan una mierda, que sus lloros de niña tonta con rabietas de niña boba suenan a mentirijillas, incluso su afán de ser animal televisivo sabemos ya de memoria. Todo ello es cierto, pero su capacidad para sacar de quicio a Francisco, de humillar sexualmente a Hugo dejándolo por tarugo para las artes del amor y la fortaleza mental de que hace gala para manipularlos a su antojo, no sólo mantienen viva la edición sino que además la está colocando en posiciones de finalista con opciones, aún remotas, de alzarse con el triunfo...
Increíble pero cierto.

Y al final Jorge Javier, con tanta carcajada él solo y de tanto vacilar al personal figurante como son los familiares defensores de los concursantes en plató, acabó poniéndose a la altura de vulgar figurante y soltar un rapapolvos además de dejar de hablar salvo lo imprescindible con la sufrida madre de Melissa que abandonó el plató. Se veía venir, Jorge Javier escupió a la buena señora que tal vez no entendía su sentido del humor, basado en vacilar tanto a concursantes como familiares. La señora, que para el tele espectador si resultaba algo ordinaria, escandalosa y queriendo ser graciosa, no es culpable de no entender el lenguaje televisivo, ha de ser el presentador quien sepa conducir la dinámica adaptándose pero ponerse a la misma altura y aprovechar el poder de ser conductor de la gala para amenazar como hizo...
No sólo se cree actor sino que aspira a director teatral, y echamos de menos al presentador.

Y poco más a destacar salvo que la Mª Jesús se ha hecho un maratón de vuelos intercontinentales pero es de esas concursantes que hay que seguir en otros programas y es muy posible que ella o el Francisco sean expulsados el jueves. La Mosquera sigue adelante como favorita en las apuestas mientras Logan Magníficus está separado de Joao el maestro de adivinanzas y conjuros...
La televisión es nutritiva, que decía la canción.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 





theaversiterchronicle@hotmail.es
                                                      

viernes, 20 de abril de 2018

"Memorias de La Transición", por Antón Rendueles


Unas memorias de Antón Rendueles en exclusiva para The Adversiter Chronicle

¿Puedo perdonar a ETA?

Es noticia que la banda terrorista pide perdón y dicen las crónicas que es el paso previo a su disolución. Yo no soy vasco, no tengo seres cercanos y a medio camino que hayan sido víctimas de la espiral de violencia y asesinatos que provocó la banda terrorista, pero ha formado parte de mi existencia como el filo de un cuchillo al rojo vivo que sin causar herida directa sí se notaba el calor terrorífico y candente. Se cierra otra página de La Transición cuyas tapas se cerrarán cuando de vaya de este mundo D. Juan Carlos I, pero es un capítulo que estaba abierto cuando debería haberse cerrado a la vez que se cerraba el ataúd de la dictadura franquista. Hasta ese momento cualquier interesado en saber la historia de ETA podía encontrar argumentos y razones en su contexto histórico en la Guerra Fría, pero de ahí en adelante no era un movimiento de liberación que financiaba la URSS, incluso el mundo dejó de ser de dos colores pero el color de la sangre que dejaba el rastro del terrorismo no variaba, el dolor, la angustia, esas imágenes en los noticieros de una falacia que abría una brecha en la sociedad española pero sobre todo en la sociedad vasca...

Piden perdón y no sé si puedo perdonar aunque soy consciente de que debo perdonar. Atrás quedan para la historia los atentados y el sufrimiento, las víctimas y los verdugos que nunca alcanzan la paz porque siguen vivos mientras que sus víctimas están enterradas, mutiladas o marcadas de por vida. Es la hora de la concordia, de aceptar que entren al tablero de juego, de verles ocupando cargos públicos, del desasosiego de ver a los verdugos pasear en libertad por las calles, de homenajes a verdugos, de lágrimas de las víctimas y de seguir la vida. Veo a la infancia en el parque y pienso que ya no sentirán el filo de ese cuchillo y crecerán sabiendo de lo ocurrido por los libros de historia, de memorias o de ensayos sobre el periodo cuyos culpables piden perdón, un hecho sencillo el de pedir perdón pero que nunca fue una posibilidad real...

Tengo un vínculo con el concejal que fue ejecutado de manera brutal y gratuita, una demostración de la capacidad de asesinar a sangre fría en forma de ejecución de tiro en la nuca. Sufrí el accidente que me dejó sin movilidad en aquellas fechas y viví la angustia que sintió todo un pueblo sin distinción de aldeas natales, manos blancas como grito silencioso de basta ya...

Debo perdonar porque así lo exige el guión como lo ha exigido en ocasiones anteriores en otros pueblos, en otras épocas pero yo no puedo perdonar lo que hicieron y me han obligado a soportar toda mi vida así que no quiero imaginar el dolor y la indignación de los familiares y víctimas de su sed de sangre derramada por la causa, causa inútil y delirante.

¿Tú puedes perdonar a ETA? Yo aún no lo sé.
Antón Rendueles

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/



 
 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                    

jueves, 19 de abril de 2018

"Ni a pata ni alpargata y menos a La Alcarria", suplemento viajero cutre


Suplemento viajero cutre de The Adversiter Chronicle

Viaje urbano en primavera con sol de verano

El viajero mira el calendario para asegurarse de que está el mes de abril vigente porque por su ventana hace una mañana de julio u agosto, brilla el sol esplendoroso sobre el asfalto mientras el viajero apura el café matutino, ese primero que sabe a gloria y que se pasa añorando en cada cafelito posterior. El viajero debe salir a la calle por una compra olvidada del día anterior siendo a priori un apacible viaje por las calles de la ciudad y decide el viajero usar el coche de san Fernando mejor que el autobús municipal.

Va el viajero ligero de equipaje y de ropaje, camiseta de manga corta, un polar que corte el viento si lo hubiera y gafas de sol. No falta música ya que el viajero sintoniza NEBULOSO al salir a la calle para escucharlo con auriculares. Camina el viajero con decisión, paso constante, ni rápido ni despacio sino todo lo contrario aunque en ocasiones deba acelerar para adelantar peatones de paso cansino ocupando la acera, deteniéndose ante un escaparate donde el viajero aparenta poder adquisitivo mas sólo contempla productos sin afán de adquirirlos, consuelo de consumista en horas bajas y finanzas ya subterráneas, pero soñar es gratis, piensa el viajero mientras sonríe para sus adentros pensando en el tendero que creía ver una venta potencial y vuelve al vacío de su tienda y soledad tras el mostrador a la espera de un cliente que en esta ocasión, como siempre, no será el viajero...

Suena Richard Clayderman al piano y el viajero siente una sensación onírica, como siempre que se sumerge en el paisaje urbano de peatones, transeuntes, coches, camiones y autobuses que hacen ruido hasta que se acostumbra el oído anulando la música de los auriculares. No se acostumbra el viajero a ver las cicatrices de la crisis económica en forma de locales antaño rebosantes de negocios ahora cerrados y con locales en alquiler. Algunos se alquilan y cambian de negocio, otros son más tétricos y macabros mostrando antaño escaparates impolutos llenos ahora de polvo y mierda acumulada sintiendo el viajero un ligero desasosiego que le hace meditar mientras se pone verde el semáforo en si esos locales no son una metáfora de la vida y de la muerte al acordarse de aquellos tiempos y quienes ya no están en este mundo...

El viajero empieza a notar el calor en el cogote de esta mañana de abril con sol de agosto y comienzan a cocer los pies tras patearse bajo un sol de mil demonios el asfalto, sensación abrumadora cuando descubre que la superficie comercial está en obras y debe caminar a otro barrio, demasiado cerca para coger el autobús y demasiado lejos para ir andando, pero el viajero considera estúpido gastar un viaje en un trayecto tan corto así que se arma de valor, enciende un cigarro y emprende camino al otro barrio...

El viajero llega por fin y está hasta los huevos del sol, del calor y de patear como un condenado media ciudad donde el viaje de regreso se proyecta en su mente como un suplicio de peatón bajo un sol achicharrante.

Suena Lie to me de Jonny Lang que trae al recuerdo del viajero un rostro de mujer mientras espera el bus de regreso y se dibuja una sonrisa en su rostro pensando que es un día de abril mentiroso con calor de un día de agosto cuando debería estar nublado y casi lluvioso, pero llega el autobús y el viajero sube buscando asiento, que ya estuvo bien de caminar, a ver si va a reventar...

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/



 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                   

miércoles, 18 de abril de 2018

"Un miércoles...un poema", suplemento poético

 
CRISTALES ROTOS
Ya nunca sabré
lo que le sucede realmente,
ni lo que le sucederá.

Sus cristales rotos
cada vez saltaban
en pedazos más pequeños,
más hirientes,
clavándose en aquellos que le rodean.

Punzantes se convertían
en lágrimas mudas
que vi rodar
por las mejillas de una chica
harta de esperar,
de buscar soluciones
sin encontrar.

Cristales rotos
que salpicaban desesperadamente,
rozándome la piel;
cristales rotos
que acertadamente
o erróneamente
yo ya no intentaré
recomponer.
Ana
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 
 

 
 
 
                                                       



martes, 17 de abril de 2018

"Lomo con tapas", suplemento literato cutre


Suplemento literato cutre de The Adversiter Chronicle

Libro: El rey traidor
-De cómo el duque de Windsor traicionó a los aliados-
Autor: Martin Allen
Editorial: Tusquets Editores S. A.
Traducción: Mª Luz García de la Hoz
Edición: Mayo 2001

Ha pasado a la historia, y se ha vendido a las generaciones posteriores a la II Guerra Mundial, como imagen del romanticismo, el monarca que renunció a su corona por amor. El duque de Windsor que hubiera pasado a la historia como Eduardo VIII pero que puesto a elegir entre ocupar el trono y renunciar al amor eligió lo segundo se nos descubre en esta obra como un simpatizante de los totalitarismos de derecha como solución a los totalitarismos de izquierda que no dudó en trabajar para la creación de un Estado fascista en Gran Bretaña del cual sería máxima autoridad...

Desmontando el cliché romántico, descubrimos un hombre destinado a ser rey que ve con horror la revolución en Rusia y el sistema soviético que le siguió a la vez que encuentra en el fascismo italiano y el régimen nazi en Alemania unos valores cuyos logros económicos y sociales considera el único contrapunto a la revolución comunista. Una época de entre guerras aún desconocida para el gran público y donde descubrimos que la maquinaria nazi no se reduce a Hitler ni éste resulta un fanático, que también, pero capaz de jugar en el Gran Juego y que vio en el duque de Windsor la solución a la guerra contra Gran Bretaña para poder concentrarse en la invasión de la URSS. Una nueva perspectiva para comprender el éxito de la ofensiva nazi sobre Francia desbaratando los planes aliados y el incomprensible error de permitir la retirada por Dunkerque...
 
Martin Allen nació en 1958 en Caerphilly (sur de Gales). Estudió en el King´s College de Cardiff. Tras ejercer varias actividades relacionadas con el arte y la arquitectura, volvió a aquella en la que le había iniciado su padre: la investigación histórica, en la que se ha convertido finalmente en un experto.
Datos de la contraportada y actualizados al año de edición pero sin más, unas breves reseñas que os animen a su apasionante lectura:


Nacido para reinar...
Hay que recordar que si Eduardo VIII no hubiera abdicado en 1936 habría seguido siendo jefe del Estado británico hasta bien entrados los años setenta; y lo más probable es que el mundo y la historia británica posterior a 1937 hubieran sido muy diferentes si hubiera permanecido en el trono. Las razones son muchas y complejas y, a pesar de las fotografías modernas y de la aspiración de Eduardo a ser un `hombre moderno´, hay que comprender que por nacimiento era un victoriano de fines del siglo XIX. Vivió la experiencia del ocaso del viejo mundo de prerrogativas imperiales y reales, y fue testigo del surgimiento del nuevo y moderno mundo de los teléfonos, los cines, los transatlánticos, los coches y los aviones. Desde que nació llevaba grabado en su espíritu que era único y digno de respeto. Él mismo estaba convencido de que había nacido para ser rey. La historia de lo que sucedió realmente en 1939-1940 tiene que empezar por tanto desde el principio de todo, ya que los actos de Eduardo no fueron impulsivos ni improvisados, sino que se basaron en cuarenta y seis años de experiencia y en un cúmulo de circunstancias.”

La boda con Wallis Simpson...
El día de la boda, el jueves 3 de junio de 1937, lució un sol esplendoroso, pero fue en conjunto mucho más tranquilo de lo que había esperado Eduardo, muy distinto del acontecimiento real que había planeado. No asistió ningún miembro de su familia. Este desaire público ofendió mucho a Eduardo. Wallis escribiría después: `La orden tácita se había dado, el palacio de Buckingham haría como si nuestra boda no existiera. No iba a haber reconciliación, ninguna muestra de reconocimiento oficial´. Repudiado por su familia, Eduardo advirtió que muchos amigos suyos se distanciaban de él para no disgustar a la Casa Real. Incluso hubo problemas para encontrar un cura dispuesto a celebrar la boda, ya que la iglesia anglicana no permitía que una divorciada se casase. Al final aceptó casarlos un sacerdote llamado Jardine, que por aquel hecho cayó en desgracia ante las autoridades eclesiásticas. Los invitados que asistieron fueron vergonzosamente escasos, incluso para las costumbres modernas, y al final sólo dieciséis amigos íntimos en el comedor de Candé, que es donde se celebró la ceremonia.”

Planes del duque para lograr la paz con Hitler...
Era muy poco lo que podía hacerse en 1939 para mejorar las relaciones entre Alemania y Gran Bretaña, aparte de que Hitler ordenase retirarse de Polonia (la única solución aceptable para los políticos británicos); la otra solución era introducir cambios en el gobierno de Londres y en la jefatura del Estado. Hay indicios que señalan que se estaba preparando la segunda solución, pues se recordará que Eduardo se consideraba cabecilla del llamado Movimiento por la Paz, el colectivo para el que librar otra guerra en los campos de Francia y Bélgica equivalía a repetir la sangrienta pesadilla de la primera guerra mundial. Hay que recordar igualmente que, a pesar de haber abdicado, Eduardo seguía creyéndose el legítimo jefe de Estado británico, y si alguna vez vacilaban sus convicciones, allí estaba Wallis para reforzárselas.”

En España...
El país estaba regido por un gobierno militar fascista presidido por el general Franco, que estaba en deuda con Hitler y Mussolini por el apoyo que le habían prestado durante la contienda civil. España era pues una nación que comulgaba con la filosofía nazi sobre el futuro de Europa y el mismo Franco se diferenciaba poco de Mussolini en su forma de gobernar. Hitler abrigaba esperanzas de que España se uniera a las potencias del Eje y contribuyera a crear el nuevo orden mundial, pero con deudas y todo, el astuto Franco mantuvo a su país alejado del conflicto bélico. Pese a ello, dejó que España fuera durante años tierra de paso de ciertos productos clave que necesitaba Alemania, como hierro, mercurio, carbón y, por increíble que parezca, petróleo estadounidense, que llegaba por las islas Canarias, cruzaba España y la Francia ocupada y se vaciaba en el corazón del Reich. El otro quebradero de cabeza del gobierno británico era que el duque de Windsor tenía amigos y parientes entre la aristocracia española, en particular el infante don Alfonso, hijo segundo del rey Alfonso XIII, general del ejército del aire y hombre adepto a la ideología del generalísimo Franco.”

Propuesta nazi...
El informe de Schellenberg del 28 de julio dice que las conversaciones fueron entre Hess y el duque, mientras Heydrich estaba con Winzer, es decir, que dos negociadores estaban juntos mientras los dos policías veteranos se encargaban de los asuntos de seguridad. Al final de la reunión, el duque solicitó un plazo de cuarenta y ocho horas para meditar lo que le habían propuesto. Tuvo que ser una proposición de envergadura suficiente para impedirle tomar una decisión inmediata y sabemos que los alemanes estaban deseosos de que Gran Bretaña se retirase de la guerra. ¿Se refería a esto la propuesta? `Viktor´ no vuelve a mencionarse en los cablegramas, lo que significa que se fue inmediatamente después de hablar con el duque, dejando a Heydrich y a Schellenberg para recoger la respuesta.”

Libro sin concesiones a la duda respecto a la conducta traidora de un rey así como los sucesivos intentos de borrar todo rastro de traición hasta dejar grabada en la memoria colectiva la historia superficial, edulcorada y alocada del duque de Windsor. Ideal para amantes de la lectura sobre entresijos de la historia en lecturas nocturnas de curro y mesita de noche, convalecencias y puentes festivos. A la suegra es ideal para regalo ya que aunque no leerá ni una página, al ver a los duques se emocionará y dejará por un día sus reproches de vivir a costa de su sopa boba...
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/

 
 
 
                                                  
 
 
 

lunes, 16 de abril de 2018

REFLEXIONES EN VOZ ALTA, de Skizo´s Blues


No sé si os pasa a vosotros, yo tengo en mis neuronas de memoria ciertos recuerdos de los que se te quedan grabados como esos sueños que recordamos nítidamente pese al transcurrir del tiempo...
Hoy he tenido uno de esos momentos. Allá en la segunda mitad de los 70´s había un programa, "La Clave" donde tocaban un tema y había un coloquio y un debate pero debate, no "de batirse". Si os dijera que me quedaba a escuchar a aquellos invitados, jóvenes todos ellos para un niño como era yo, os estaría mintiendo. Pero no os miento si os digo que sí escuchaba algunos debates pero sólo era porque me llamaba la atención...
La cosa es que Balbín presentaba a los tertulianos, hacía una introducción al tema a debatir y, ese era mi afán, echaban la película. Ya entonces me encantaba el cine y aquellas películas siempre tenían algo de especial, de distinto a las que veías el resto de la semana en la tele...
El caso es que vi una película, aunque no recuerdo el tema a debatir pero pienso que hablaría de a dónde puede llevar un mundo fanatizado de adultos, cuando se llega al clima del paroxismo y la inutilidad de la guerra, cumbre del resto de guerras dialécticas y de pensamientos.
La película es “El puente” de 1959, alemana y dirigida por Bernhard Wicki y que es una pequeña joyita que hay que revisar cuando veo a mi alrededor el enfrentamiento político. No se incita al ciudadano a votar libremente y no se estimula al votante a ser consciente de otros prismas.
“El puente” habla de lo que un mundo de adultos puede llegar a lograr si los niños ven odio, afán de eliminación y fanáticos adoctrinamientos cuando se pasa del debate al señalamiento, el insulto y no respetar no ya lo diferente o lo distinto sino a quien no opina lo mismo. El pasado es para conocerlo, interpretarlo en su contexto y evitar en lo posible los sufrimientos. Y ahora que todos pasamos por un ciclo económico de crisis se pueden observar los mismos síntomas, no del 36 o cualquier otra fecha histórica, no; me refiero al comportamiento humano que sin ser consciente está grabando a fuego en las retinas de quienes aún son inocentes, consignas, actos, insultos, estereotipos y subjetividades que pueden llegar a lograr adultos cerriles, fanáticos y ávidos de sangre del contrario…
Alguien puede pensar que critico a tal o cual formación pero no soy tan cretino. Sólo he visto una vieja película y creerme que son de esas películas que te hacen ver lo qué ocurrió y cómo lo sufrieron. Al igual que el amor, la guerra es humana: el instinto llevado a la racionalización de matar al prójimo; la rémora de la parte animal de nuestro ser que a veces la energía del alma no es capaz de evitar anulando todo aquello de nos hace seres.
El ser humano es una inteligencia que si no es desde los inicios de su consciencia inculcada en una serie de pautas, y no digo valores porque los valores ha de llegarse a ellos, mostrándotelos pero sin evitar que corte la capacidad de análisis que nos da ser únicos en nuestra diversidad; y que si se educa en una sola dirección con un solo ángulo de perspectiva tarde o temprano conducirá a la guerra.
Suena “Why” de Annie Lennox, enciendo uno de mis infumables “Braniff” y el humo se eleva sin elevarse saliendo por la ventana y recuerdo aquellas noches en que me quedaba dormido y me gusta pensar que esas teorías de que dormir estimulando el sentido auditivo hace que tu mente lo capte aunque nunca lo sepas. Y me es muy agradable pensar que tal vez aquellos debates me inculcaron ciertas pautas de conducta, apreciar estar de tertulia escuchando otros puntos de vista… Pero en realidad si debo dar las gracias a Balbín es porque terminó de engancharme al cine, aunque sea en blanco y negro…
“But not tonight “ de los Depeche pincha el aleatorio y me relajo pensando que mañana es martes y vendrá la noche antes...
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/