The Adversiter Chronicle

viernes, 17 de enero de 2020

"Ni a pata ni alpargata y menos a La Alcarria", suplemento viajero cutre


Suplemento viajero cutre de The Adversiter Chronicle

Viaje al kiosko

El viajero, al menos una vez a la semana, viaja al kiosko a comprar la prensa. No lo hace el viajero porque esté ávido de conocer la actualidad impresa, alcanza a ojear la misma en las ediciones digitales, pero al viajero le gusta la sensación de ser sábado, sentarse en su rincón predilecto de lectura, sentir el tacto singular del papel de periódico, ponerse la gafas para leer los titulares, de pasar las hojas o buscar una sección determinada antes de pasar a una lectura reposada. Sabe el viajero que no deja de ser una de sus múltiples majaderías, inapreciables para el prójimo como todas las majaderías de los mortales...
Llega el viajero al kiosko y tiene delante dos personas, vecinos del barrio en un kiosko de barrio donde todos se conocen, donde la rutina se convierte en costumbre y puedes adivinar, según la hora del día, si fulanito está tomando un cafelito y si fulanita sale a tal hora a coger el pan. Aunque en realidad son conjeturas del viajero pese a que coincida con fulanito o fulanita...
Es un kiosko amplio, cuidado y limpio con su mercancía a la vista y en diferentes secciones. Un mostrador de revistas y prensa en forma de L separado por un expositor de la sección de chuches y gominolas. No faltan las ofertas de lanzamiento de colecciones en fascículos, objetos que el viajero descubre que son promociones de distintas publicaciones: un jersey de lana, un bolso para adolescentes y tantas y tantas cosas que están abigarradas como infancia en un orfanato esperando que alguien les acoja en adopción...
Mientas espera su turno, la señora delante de él se ha enrollado con la kioskera hablando de algún tema y el viajero sigue el protocolo de estos casos que indica que hay que esperar con paciencia, que la clienta tiene su liturgia de dar la cháchara y que la kioskera también debe armarse de paciencia y no meter prisa que la clientela somos muy puñetera y nos gusta dar la vara...
Pide el viajero la prensa pero la kioskera ya conoce la rutina compradora semanal del viajero: parco en palabras y no dar la brasa para que no le den la brasa al viajero, que mientras espera la devolución del cambio, piensa en otros kioskos de su existencia en un viaje por el recuerdo que se infiltra en el pensamiento como una neblina para...
Pero ese viaje ya es otro viaje, piensa el viajero mientras comienza el viaje de regreso a casa.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 



 

                                                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario