The Adversiter Chronicle

sábado, 30 de noviembre de 2019

"Días de vinilo y cassetes", suplemento musical cutre


Una sección de El Bis en exclusiva para The Adversiter Chronicle

CHICA DEL ESTE (2003)

Se conmemoró el pasado día 9 la caída del Muro de Berlín, tres décadas nada menos, y tocaba elegir una canción acorde a la efemérides. En un mundo digital, la Guerra Fría es sólo un capítulo de la historia y en el caso del Muro de Berlín hay toda una serie de temas con la iconoclasta ópera rock del Muro de Pink Floyd. Pero en el orbe hispano hubo un tema y un grupo que colocan la canción de hoy con sitio propio pese a que fuera escrita más de una década después...
 
Estamos en 2003 y la Guerra Fría ha quedado atrás, el mundo trata de reajustarse a la nueva era surgida con el fin de la URSS y su imperio comunista donde Rusia aparecía en películas como decadente escenario de la saga cinematográfica del agente 007 y en los telediarios era habitual ver al Boris Yeltsin haciendo el canelo mientras la sociedad entraba en los albores del consumismo tal y como lo conocemos y consumimos hoy en día. Pero en 2003 comenzaban a verse en las ciudades de Europa Occidental a beldades rubias del Este de Europa con ese halo de misterio que aún despertaba ver a alguien del antiguo imperio soviético, no me refiero a burdeles y lupanares, me refiero a empleadas domésticas, camareras donde tras las botellas colgaban fotos de una joven atleta o bailarina y de eso trata la letra de esta canción.

Por otra parte Ilegales ya era una banda con nombre propio y trayectoria exitosa detrás aunque el alma de la banda siempre es el irreverente Jorge Martínez, venerado y odiado a partes iguales pero siempre sin dejar a nadie indiferente. La banda se hizo un hueco en la historia musical dando lugar al denominado Sonido Gijón, una de esas etiquetas donde el mundo musical de la periferia territorial trataba de sumarse a la movida madrileña, que nadie sabía en la periferia qué era exactamente pero donde cada territorio, terruño y localidad de España se sumaba a la ola de la modernidad lo cual era profusamente animado por las emisoras locales de radio. Sea cómo sea, Ilegales se labró la leyenda televisiva cuando en los inicios de los programas matinales y vespertinos en la televisión pública se vetó la presencia del grupo en platós por aparecer el Jorge Martínez vestido de nazi...

Pero en 2003 se incluye este tema en el LP Si la muerte me mira de frente me pongo de lao y se hace un corte con este tema que dio lugar además a uno de los mejores vídeo clips de la música hispana donde parece que se ha detenido el tiempo y retrocedemos dos décadas, una hechura final de estilo británico, con esa fascinación ya desaparecida por los uniformes y parafernalia soviética convertida ya en chatarra de una época pasada y ya superada en el año del lanzamiento del LP. Un grupo y un sonido a descubrir en un mundo que no tiene ni invierno nuclear ni hordas de humanos entre restos de un mundo desaparecido pero que musicalmente si ha sido apocalíptico con canciones basadas en el mismo chunga-chunga de bases programadas, distorsiones de voz y letras simples. En ese sentido repasar la discografía de Ilegales puede suponer un viaje al recuerdo y descubrir un sonido con entidad propia de un ente propio como es Jorge Martínez y su banda...
A descubrir por las generaciones digitales.



 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org
 
 
 
                                                           

 
 


miércoles, 27 de noviembre de 2019

"Un miércoles...un poema", suplemento poético

 
DESAPARECIÓ POCO A POCO

Ella desde hace un año temía que él un día muriera, que le fallara algún latido de su corazón, o que su mente quedara flotando en un espacio lejano y desapareciera de ese entorno que compartían, dejándole un gran vacío. Se había acostumbrado a sus charlas entretenidas, a sus bromas que le arrancaban siempre una sonrisa, a contarle cosas que a veces comprendía a la perfección y otras no, pero cuya respuesta le hacían reflexionar. Le gustaba escucharle con atención cuanto quería compartir, especialmente cuando era trascendental y podía dibujar algún trazo de su verdadera esencia. Ella sabía que en él casi todo era artificial, que se esforzaba por reforzar los hilos que le mantenían unido a este mundo, que necesitaba imitar y fingir para no herir, para no separarse demasiado del resto de la humanidad. A veces intuía que en cierta forma él la tenía como posible elemento útil para algún fin. Ella supo desde el principio que su frialdad, su indiferencia, su brusquedad, su extraña libertad la podían dañar, pero aún así le tenía cariño y admiración por todo lo que había logrado, por luchar continuamente de la manera que lo hacía, por no rendirse ante la adversidad, por mantener la capacidad de disfrutar de su vida actual.
Un día él encontró una motivación especial y se fue alejando de ese entorno que con cariño le quisieron acompañar en su caminar desde hace años, se distanció sin darse cuenta día tras día, semana tras semana, mes tras mes, hasta llegar casi al punto de no retorno de la amistad. Se cansaban de esperarle en vano, de pedirle una explicación que nunca llegaba, de ver cómo la confianza ganada con los años era pisoteada con silencios incomprensibles o con palabras fuera de tono. Una noche alguien le volvió a disparar una piedrecilla con un tirachinas, pero él interpretó que era una bala mortal y con desmesurado e inapropiado ímpetu se defendió antes de marcharse sangrando, dejando parte de su equipaje en aquel lugar. Voló tal vez en busca de otro confortable nido, que podría ser de cucos. Aquella misma noche ella soñó que mataban a un ruiseñor, y lo peor fue esa angustiosa sensación de que ella también disparó. Aunque le queda el consuelo de que él no murió, que vuela por otros lugares con otras compañías o quizá empapado en su profunda soledad.
Ana
 
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 





 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                 

martes, 26 de noviembre de 2019

REFLEXIONES EN VOZ ALTA de Skizo´s Blues

Me he visto obligado a renovar mi medidor de tiempo horario de pared, el anterior poco menos que se desintegró entre mis manos...
Parecía una sencilla cirugía de cambio de pilas, no tenía achaques salvo el inevitable retraso en una semana que me hacía ponerlo en hora cada domingo, no se atrasaba mucho, un par de minutos en siete días...
Tal vez, sólo tal vez, ese contacto personal cada domingo forjó un vínculo especial. Puede decirse que estaba lisiado puesto que la esfera de cristal hace muchas lunas que se hizo añicos; las agujas dobladas porque si no se montaban y dejaban, estáticas, de cumplir su función. El departamento de la pila carecía de dos paredes y hace también muchas lunas que el papel celofán hacía de pladur de emergencia, uno de esos apaños de Pepe Gotera doméstico, pero tras las cirugías pertinentes superó su tara y daba la hora cuando le miraba interrogante...
Estéticamente era resultón, con números romanos que siempre dan mucha enjundia y rodeado de un estampado de estilo retro. Llamaba la atención como si fuera de marca o de categoría...
Y es que era de origen humilde, ensamblado en China y adquirido en una de esas tiendas que venden cosas inútiles en su mayoría pero también cojines, tazas estampadas de mensajes o figuras, de cuadros de Marilyn Monroe, de la ciudad de New York o estampas inglesas. Fue barato y caro a la vez, de esos objetos que te llaman la atención y automáticamente lo visualizas colgado en la estancia y sabes que es lo que estabas buscando...
Puede decirse que murió en mis brazos. Lo descolgué de la pared, ya tenía la pila de recambio preparada y cuando me disponía a extraer la gastada, la parte de la rosca de poner en hora se soltó, más bien percibí que se suicidaba tirándose al suelo. Aún perplejo y poco repuesto de la impresión, al cogerlo en vertical la aguja del minutero dejó su posición casi al mediodía y se ahorcó quedando inerte y muerta moviéndose inerte si meneaba la esfera. Tal cuelgue de la aguja era la señal inequívoca de su muerte clínica...
Ni fue una despedida de epitafios. Sólo pensaba en que me había dejado tirado y sin poder mirar la hora en la estancia. Fue amortajado en la bolsa de la basura de esa misma noche y arrojado al contenedor donde nadie sabrá nunca su historia, mi historia de tantas y tantas horas...
Dicen que las lágrimas van al mar pero me gustaría saber a dónde va el tiempo una vez marcada la hora o si sólo será una basura más en un vertedero cualquiera, quién sabe.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 




 
theadversiterchronicle@hotmail.com
                                                      




lunes, 25 de noviembre de 2019

"TELEMIERDA INC", suplemento televisivo cutre


Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle

GH VIP 2019: Expulsado Castejón, enemistad entre Alba y Mila del copón mientras Adara nos deleita con intimidades erótico-festivas y Antonio David llora a lágrima viva

Semana animada y movidita que comenzó con el duelo en la expulsión de dos machos alfa como son Antonio David y el Hugo Castejón. Siguió la cosa con Alba de jefa de la casa y poder de salvar en las nominaciones, lo cual hizo salvando a Estela y subiendo a Mila Ximénez. La cosa se enredó más aún cuando este pasado domingo Mila se vio nominada y terminó enzarzada en una discusión antológica que ha dejado la casa con dos grupos: las parcas Estela y Noemí lideradas por Alba y el otro con el lacrimógeno Antonio David, la desorientada Adara y la Mila. Además, la dulce Adara nos deleita con confidencias de alcoba con el padre de su hijo y pareja cuando entró en el concurso, ahora no sabemos qué son, qué serán y casi qué fueron porque él ha presentado demanda en el juzgado y el italiano ya prepara su tocata y fuga...

El duelo de nominados subió de emoción con la salvación de Noemí y un Antonio David que tenía por poca diferencia todas las papeletas para salir, mas una vez salvada Noemí, el voto étnico hizo caer la balanza en contra de Hugo Castejón. Una vez que les mostraron a ambos el vuelco que daban las votaciones y con los teléfonos aún abiertos a las mismas, nos deleitaron con una de las mejores expulsiones de la historia del formato con ambos machos alfa lanzándose al cuello mutuamente por diferentes razones: Hugo Castejón porque es un erudito del concurso y sabía que tenía que dar caña como nunca para recuperar el favor del público y el Antonio David porque se vio crecidito y como hace siempre que se crece con el viento a favor pues se puso chulito, faltón y hostil. Finalmente fue expulsado por la audiencia el Castejón que animó la casa con su repesca y más delirantemente endiablado que nunca, pero le ha podido la paranoia y llegó a desgastar a su único apoyo, Adara, a la que convirtió en blanco de sus iras. Ha hecho un concurso agotador para sus compañeros de concurso, para la audiencia y hasta para él mismo...
¡Un tipo demasiado nervioso para tomar cafeína y posiblemente demasiado nervioso para cualquier otra sustancia!

La salida de Hugo logró que Adara se relacionara con el resto que habían sido sus antagonistas desde entonces y entre lágrimas, cara de romántica soñadora y nuevos engarres por apoyar a Mila frente a las tres parcas, nos hace estar atentos a sus palabras cuando cuenta secretos de alcoba: que se pasea semi desnuda para despertar el apetito del padre de su hijo que no responde a los estímulos visuales, que le gusta el fornicio sin luz, que se pregunta que si el padre de su hijo no la desea, que practican el apareamiento en dos formas básicas y clásicas. Chascarrillos de alcoba que desesperan al padre de su bebé y despiertan recelos del italiano en el plató de las galas que ya duda del amor de Adara y no deja lugar a la duda de que este pájaro vuela en cuanto pueda...

No defrauda Mila y cuando se entera de que está nominada, dijo que no le importaba. En la redacción hacíamos apuestas a cuántas horas aguantaba antes de estallar en uno de sus numeritos con Alba pero no aguantó ni veinte minutos. Gritó, gesticuló, insultó, a la mierda mandó y todo su repertorio clásico, y único, con un Antonio David que aprovechó para soltar contra Alba lo que no tuvo huevos a decirle en dos meses con lo cual jodió todo posible arreglo entre ambas. El resultado es que ahora Adara defiende a Mila frente a las parcas mientras ésta llora en la cama tirada con el jeta llorón del Antonio David dándola caricias en la chepa. Lo cierto es que ahora mismo están en un punto donde han perdido los papeles ambas y se enrocan en sus personalidades ya conocidas. Por algún extraño arcano Mila apoya al Antonio David porque le da pena su ruina económica y su ruina existencial y Alba sigue largando en base a su amistad con Rocío Carrasco y sólo logra rematar de cagar su mierda de concurso y posiblemente perder la amistad de la ex- de Antonio David...
Se han engarrado desde el inicio del concurso y dan vergüenza ajena él y ella.

Esta semana tenemos nominados a la expulsión al Antonio David, Mila y Adara. El primero encabeza las apuestas y los porcentajes siendo de esperar que salga de una vez aunque no descartamos que sea Adara la castigada y Mila tampoco es para desdeñar. Han hecho méritos de sobra para no estar en la casa más tiempo pero el único que no da trama es Antonio David y sus lagrimones que no engañan a nadie salvo a él mismo...
¿O no?

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 



 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                    



sábado, 23 de noviembre de 2019

ENTREVISTA AL TIPO DEL ASCENSOR

Si hay un sitio donde relacionarse, es en un ascensor. Pero no es tan simple, conversaciones,silencios, miradas e incluso mascotas contribuyen al azoramiento que se siente cuando tomamos un ascensor y nos topamos con vecinos, agentes comerciales y furibundos portadores de recibos y pufos impagados. Hoy entrevistamos a Obdulio Pómez, un tipo que ha montado una empresa de usuarios del ascensor para comunidades de vecinos, reciclando un oficio perdido como era el de ascensorista que ya sólo vemos en rancias películas...

-¿Cómo surge la idea, Obdulio?

-Soy usuario de ascensores desde mi más tierna infancia y a lo largo de los años me percaté de que una de las situaciones más embarazosas de nuestra existencia es cuando tomamos el ascensor con un perfecto desconocido, ese vecino tirrioso o los que van con la mascota, auténticos sacos de pulgas o felpudos con patas en algunos casos. Tras un estudio de mercado llegué a la conclusión de que era necesario un servicio de acompañamiento en el ascensor que nos evite pasar un mal trago. Encontrarse con alguien al salir del ascensor para ir al trabajo u cuando volvemos del mismo, puede arruinarnos lo que era hasta ese momento otro delicioso día en nuestras vidas. En definitiva, ofrecer un servicio que haga placentero el trance de tomar un ascensor. Tras una pequeña inversión en adecentar al personal desde un punto de vista estético, se les contrata a tiempo imparcial de horario en las listas del paro, se les da un cursillo, gratuito por cierto y siempre que se llama el ascensor, hay un miembro, con perdón, de la empresa en su interior.

-Parece una idea un poco gilipollas... ¿Y qué hacen?

-Lo primero el confortable contacto humano que siempre tiene un tema de conversación sobre el tiempo que hace o deja de hacer, que halaga el cardado y la permanente de esa vecina a la que nadie hace caso en su casa; una barrera física entre esos dos vecinos que se tienen malas ganas; la agradable sensación de que te abran la puerta porque se va cargada de bolsas y qué no decir de interponerse entre la mascota y otros usuarios sin esas molestas tirrias porque fulanito odia las mascotas y el perro de su vecino es grande como una oveja. Son detalles que luego en las reuniones de vecinos se comentan con agrado y que supone desde un punto de vista empresarial, una grata satisfacción del trabajo bien hecho.

-¿Quiénes contratan sus servicios, ein?

Fundamentalmente las comunidades de vecinos con ascensor pero estamos en plena fase de expansión y estas navidades lanzamos el acompañamiento de cenas familiares donde un empleado hace el servicio que se da en el ascensor pero aplicado a las reuniones gastronómicas familiares. Ese punto de cordura que evitará discusiones, pendencias y demás incordios que se dan al juntar a suegros, cuñadas, familiares incómodos y demás. Esta sociedad actual nos empuja al aislamiento y es por ello que coger el ascensor o ir a una cena o comida familiar nos hace sentirnos autistas, hostiles casi. Por otra parte nuestro personal, si cuadra la conversación, puede ofrecer a los vecinos y vecinas distintos productos, idea que tomé de las aerolíneas.

-Ya para finalizar Obdulio, ¿prestan servicios en todo tipo de ascensores de comunidad de vecinos?

-Se pierde una sensible cuota de mercado con esta moda de instalar mini ascensores en comunidades de vecinos que en principio carecían de él y por cuestiones de espacio sólo entra un usuario u usuaria, y eso de perfil, y que los bultos suban por la escalera. El sector hemos elevado un escrito al Ministerio de Industria para que las empresas de tales instalaciones pague un canon que sufrague las pérdidas y que no repercuta en la comunidad de vecinos. Pero en ascensores de dimensiones normales pues nos adaptamos al tamaño que sea aunque claro está que según el tamaño es la tarifa, no es lo mismo dar conversación a cinco personas que a tres y ese don de gentes de nuestro personal tiene unos costes.
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/