The Adversiter Chronicle

sábado, 4 de enero de 2020

"Bits a bits", suplemento videoconsolador


Una sección de Kitapayá en exclusiva para The Adversiter Chronicle

MONSTER ENERGY SUPERCROSS
             -The Official Videogame-

Se acerca la noche mágica de reyes y pasó la noche mágica de nochebuena y muchas y muchos tenéis un sistema de videoconsola que ha recibido u recibirá la infancia y juventud de vuestro entorno, en cualquier caso es no poner la escusa de que no va con vosotras y vosotros porque jugasteis en la prehistoria de los videojuegos. Porque quienes disfrutasteis de los primeros sistemas estáis catalogadas y catalogados de `prehistóricos´. A mí me hizo gracia cuando un joven usuario a una pregunta sobre el mítico Asteroides de la ATARI, calificó tanto el título como el sistema de `prehistoria´, con lo cual ya no debo devanarme los sesos buscando un término que no os hiciera sentir carrozones y carrozonas. Así que si tenéis a mano infancia estrenando videoconsola, ya no hay escusa que valga para balbucear escusas que declinen los ruegos para jugar, por no citar los beneficios tanto de encuentro generacional como para trabajar la coordinación, reflejos y memoria amén de no quedaros atrás en .lo que ya es una opción para el tiempo de ocio. Y no justifiquéis el cague a retomar un mando en que jugabais mal, no hay tiempo y que vuestra cabeza no da ya para...

Así que la propuesta de hoy, primera del año, es un simulador sencillo en su manejo, complejo en su dominio y que cumple una regla esencial de todo buen título: que siempre quedas con gana de superarte y lejos de huir de un videojuego que no dominamos, no paramos hasta que lo conseguimos. Confieso que no me han fascinado hasta ahora los simuladores de motos pero con este título, descargado gratis en el mes de diciembre en PSPLUS, me he llevado una sorpresa y el descubrimiento, una vez más, que cuando piensas que será una toma de contacto pero lo dejaría por no ser mi estilo pues resulta que te engancha y te encuentras ante un videojuego sencillo pero lleno de matices que logran realmente que sientas la moto al acelerar, derrapar y correr. Desde sentir el terreno a notar cuando aceleras sintiendo el rugir del tubo de escape...

El punto fuerte está en algo a lo que no prestamos atención ni valoramos en su justa medida en otros géneros donde la acción trepidante apenas te da tiempo a disfrutar de los matices ambientales, uno de los grandes logros de la industria y que en la prehistoria del videojuego era la imaginación quien hacía ese trabajo como ver una nave espacial en un triángulo isósceles, por citar un ejemplo. Circuitos USA, carreras de clasificación, torneos y campeonatos serán necesario disputar para subir de nivel y enfrentarnos al Campeonato. Al principio, caeréis, os adelantarán, la moto parece indomable para tener un mínimo nivel de competición y no pasareis del último puesto; pero a la décima vuelta al circuito ya podréis dominar la moto, coger el gusto al circuito y veros inmersos de forma que el tiempo pasa sin consciencia y además el gusanillo de correr otra más para mejorar.

Os lo recomiendo para quienes no catan videojuego desde la prehistoria del mismo y es de esos títulos que dejas inacabados y retomas para desconectar de otros, en esos intervalos en que te apetece subirte a la moto y seguir escalando posiciones en el escalafón, lograr patrocinadores y mejoras cuando no una moto superior en prestaciones. Os comento que en la parrilla de salida hay que contar diez segundos para arrancar a la vez que los demás y que más importante que la velocidad es dominar la máquina para derrapar, adelantar en los saltos y trabajar la memoria para saber de qué va el circuito. Excelente ambientación como dije antes y el único pero es que tarda unos segundos en cargar, cosa ya poco habitual pero que nos servirá para concentrarnos en el circuíto de turno y sus recovecos para saber como afrontar el pilotaje. Así que si no podéis permitiros una moto y menos competir, aquí tenéis un completo simulador que os hará disfrutar como niños. Porque como siempre os digo:
¡Quien no se consuela es porque no videojuega!
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 



 
                                               






No hay comentarios:

Publicar un comentario