The Adversiter Chronicle

miércoles, 1 de abril de 2020

"Un miércoles...un poema", suplemento poético

 
A VECES UNA SE HARTA

A veces si eres buena y paciente
te pisan el cuello.

A veces la gente es incapaz
de entender lo que se le dice
o lo que leen,
no dejan de nadar en su propio egoísmo
y egocentrismo.

Son banales, insulsos, vacíos, desconsiderados;
no son capaces de calzarse tus zapatos
por unos momentos,
no se dan cuenta de que todos tenemos derechos.

A veces se llega al límite; entonces te hartas,
piensas que la justicia legal es muy lenta
y que tienes bazas a tu favor…;
es el momento de utilizarlas
con la poderosa arma que es la palabra,
aunque suene a amenaza

Por aquí no pasaréis pero,
si se da el caso,
me conoceréis más abajo,
mirando al infinito,
mirando al mar
y dándoos la espalda
por donde los cobardes como vosotros
claváis la espalda
dando las callada por respuesta
y pasándoos la pelota unos a otros,
como más de una vez me ha sucedido
con personajillos de este tipo.

Ana
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 

 
 
 
 
                                                  






martes, 31 de marzo de 2020

"Butaca de patíbulo", suplemento cinematográfico cutre

Suplemento cinematográfico cutre de The Adversiter Chronicle

INFIERNO DE COBARDES (1973)
(High plains brifter)

El confinamiento domiciliario es buen momento para ver cine, si no todos los días aunque puede que sí a todas horas, y nada mejor que una propuesta interesante a todos los niveles: obra de un director hoy venerado por los mismos, y alguna que otra, que cuando estrenaba sus películas le tildaban de discurso fascistoide; un género eterno como es el del Lejano Oeste; una interesante historia de venganza y un elenco artístico irrepetible hoy en día con secundarios de lujo que llegan a entrañables por quienes vivieron el estreno. Nos referimos a Clint Eastwood que va camino de ser leyenda viva aunque ha sido descubierto tarde por la crítica y cinéfilos pijoteros pero que ya lograba hacer pasar por taquilla a multitudes siendo el boca a boca popular el que aumentaba su fama, agradecidas quizás del momento de evasión y entretenimiento que siempre conlleva una película del Clint Eastwood aunque ésta no nos guste mucho...

Dicen los eruditos que con esta película el actor rinde homenaje y terminaba una etapa en su periplo narrando historias de vaqueros. Pero para el común de los mortales y que gustamos de la obra y los personajes que encarna el cineasta, es una película que tiene muchas lecturas aunque en apariencia parezca simplona. Por otra parte, este personaje forma parte de un guiño del Eastwood que abarca varios años y culmina con Sin perdón con su protagonista que bien podía ser el mismo de El fuera de la Ley, aunque por supuesto hay que saber leer entre líneas una obra que en conjunto hasta el día de hoy forma un todo. Aquí, además de homenajes, asistimos a unos encuadres experimentales, casi surrealistas pero que logran retratar la psique de los personajes. Tiene algo de mugre de coproducciones hispano-italianas del género, como el detalle del enano, pero también una vena cómica que lejos de servir de complemento forman parte del personaje que en ese momento ocupa la acción. Fijaros en como con breves pinceladas no exentas de comedia se nos muestra en tres minutos la personalidad del barbero del pueblo...

Lejos de ser un producto fascistoide, es un perfecto producto cinematográfico y una muestra del género que gana con el paso del tiempo. La escena de la violación, entre comillas, de la parienta del hotelero fue vanguardista en su género y son pocas las producciones de aquella época que retratan a las mujeres de igual a igual con los hombres y lejos de ser sumisas son luchadoras cada una a su manera. Se venera el orgasmo fingido en Cuando Harry encontró a Sally de Meg Ryan, pero Eastwood logra, sólo enfocando el rostro de la actriz y la interpretación gestual y facial de la misma toda la sensualidad y placer que siente la moza; sin escabrosos pechos saltando o muslos con liguero, sólo la cámara enfocando el rostro de Marianna Hill...

Los personajes masculinos son una panoplia de populares secundarios que siempre, en mayor o menor número, acompañaban la filmografía de Clint Eastwood durante dos décadas. Un guión salpicado de ironía, guiños al espectador y siempre la sensación de que Clint Eastwood se lo pasaba bomba en los rodajes junto a sus amigos. Rostros que forman parte de la interpretación en un lenguaje universal que se remonta al cine mudo, donde viendo la cara del predicador y lo que dice, pero ver su cara, traspasa la frontera del idioma para sacar nuestro lado primate y captar a la primera la calaña, ralea o catadura del personaje de turno, desde el cornudo consentido hasta el oligarca minero sin obviar a los malos.

Una película para pasarlo bien con el cine como paliativo del confinamiento domiciliario. Homenaje además a Clint Eastwood que ha hecho pasar gratos momentos a generaciones de espectadores y que se transmite de generación en generación. Homenaje a un cineasta que aprendía de cada película, tanto propia como ajena en la dirección, y que siempre ha sabido trasladar emociones a la pantalla que llegan al espectador y que no sería lo que hoy es en Hollywood sin esta película y las que la precedieron y siguieron antes de que lo descubrieran eruditos y sibaritas cinematográficos...
Gracias Clint.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 




 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                     







lunes, 30 de marzo de 2020

REFLEXIONES EN VOZ ALTA de Skizo´s Blues

Hay que tener cuidado con lo que se desea porque podemos conseguirlo...
Que levante la mano quien, al menos una vez en su vida, no ha deseado que el fin de semana durase más o que siempre fuera domingo. Sueños de viajes, de perder el tiempo en lo que nos salga de los cataplines o de los ovarios. Disponer de horas sin límite para ganar ese descanso perdido arañando extras laborales a costa del tiempo de descanso...
Pues resulta que han decretado fin de semana de catorce días y ahora que disponemos de tiempo y la posibilidad de estar en casita, queremos salir, añoramos el curro y nos hemos dado cuenta de que nuestros vecinos de bloque y de barrio son tan humanos como nosotros y no esos seres conflictivos de las jodidas reuniones de vecinos...
Además cometemos los mismos errores que cometemos cada navidad y año nuevo: buenos propósitos de enmienda que nos harán ser mejores, ser respetuosos y ser tolerantes además de mirar por el bien común, no ya de nuestro terruño, de todo el planeta. Y además, gratis, incluso perdiendo dinero...
La ciudad late como hibernada pero ahí fuera personas como nosotros se baten el cobre mientras los demás maldecimos y tratamos de hacer catarsis aprovechando las nuevas tecnologías a base de consejos en vídeos caseros y soflamas de combate en las redes sociales. Somos así, sólo cuando perdemos algo es cuando lo valoramos y así nos va, siempre a punto de perder todo pero, cuando la pérdida se hace realidad, unirnos como nunca, siempre...
Es lo malo de conseguir lo que se desea, que hay contrapartida ya sea en forma personal o colectiva, siendo el precio de disponer de nuestro deseo, los muertos y de rebote contagiarnos...
La vida, siempre, nunca es más hermosa que cuando sientes el frio aliento de la muerte en la nuca.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 





 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                    


sábado, 28 de marzo de 2020

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle

SUPERVIVIENTES 2020: Cristian expulsado por culpa de su hermana, siguen bien cebados toda la semana, pierden la pesca al perder la barca y Fany a la Flores se agarra estando como está nominada, con Ferre, esta semana

No sabemos si será cosa del coronavirus pero esta semana se han ido a freir espárragos todos nuestros pronósticos. Primero no se suspendió la emisión por razones de pandemia mundial y después expulsan a nuestro jamelgo favorito contra todo pronóstico de nuestro corredor de apuestas. Por si fuera poco rara esta edición, las galas sin público en plató, la prudencial distancia entre colaboradores y colaboradoras, que el Jorge Javier parece prepitopáusico llegando el pasado jueves a la desfachatez de hacer un monólogo para gastar minutos, actuando de forma pésima como pésimo actor que parece ser viendo sus actuaciones; todo ello junto y revuelto por obra y gracia de la Sofía y la Gloria Camila hacen una edición descafeinada pero que ha salpicado al concurso, a los concursantes y a nuestras apuestas...

Cristian, navarro indómito como indómito súbdito del indómito último reino ibérico en incorporarse al Reino de España, honesto rayando en la majadería y de curioso recorrido neuronal; estaba siendo estigmatizado por sus compis y nominado semana sí y semana también pero siempre salvado el primero por la audiencia. Como concursante es, junto al cuchufletas del José Antonio Avilés, el animador de esta edición. Su paso como dios de la isla ha sido de antología, sus razonamientos científicos como que las ascuas se vuelven fogata con los rayos del sol y sus mosqueos con el periodista nos habían ganado por la misma razón que Forest Gump fue un éxito de taquilla. Y la culpa de su expulsión no ha sido otra que su propia hermana completamente jimenizada y de verborrea insultante con razonamientos de patio de instituto. Una pena de un chaval que a veces da pena, otras causa hilaridad pero que siempre sorprende...
¡Pero más burro que un arao!

Han pescado pero están de una supervivencia muy comodona donde cualquier excusa es buena para escurrir el bulto y pueden dedicarse a tramas de convivencia tipo correveidiles y una Rocío Flores que en cuanto se entera que hablan de ella se pone en plan detective Colombo y no para hasta que se descubre la verdad. Fany se ha pegado a ella la muy ladina, y en ocasiones ladilla, logrando librar hasta ahora de un par de renuncios que podían haber mandado al traste el buen rollito con la Flores. Es una estrategia tan válida como cualquier otra otra y además estás el pupas del Nino que acaba siendo la víctima de estas dos arpías que lo mismo sirve para acusarle de traidor que de ladrón. Es tal la desidia general que les dieron diez minutos para subirse a la barca a pescar y entre desayunar y atusarse la barca partió sin pescadores. Y eso que el Ferre discutía sobre la cuadratura del círculo por poca especificación de los tiempos para ocupar la barca...
¡Ya sabemos lo de llevar gorra a qué se debe: se le evaporan las neuronas si expone el cráneo a los elementos climáticos!

Nominados la Fani y el Ferre. Apostamos que sale la gorra pegada a un cuerpo y que Fani sigue porque da trama y minutaje. Ha sido la unificación de las islas donde por arte de birlibirloque los expulsados concursan de nuevo.
La cosa está anodina, las tramas las estiran como chicle porque sólo hay una que es las dos arpías y el resto. Movidas de acusaciones de comer a escondidas que justifican que estas dos señoras devoren a su antojo en venganza y soliloquios de la Rocío Flores con la bendición de Lara y Jorge Javier aunque Sobera y el Jordi no son mancos dando cancha a la Flores. De momento la cosa sigue y lo más emocionante es si la Aldón se encoña con el Pavón para pavor de su marido...
¡Pero que alguien diga a Jorge Javier que vuelva a ser presentador y no actor!

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 



 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                

viernes, 27 de marzo de 2020

"Bits a bits", suplemento videoconsolador


Una sección de Kitapayá en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Videojuegos para un confinamiento domiciliario

Hay que poner al mal tiempo buena cara y ahora que toca confinamiento domiciliario es el momento ideal para volver al vídeojuego. Seguramente la infancia y juventud de la casa ya están jugando y puede que miréis con temor sentarse a probar el mando porque hace décadas que no cogéis uno. Para ello os propongo una manita de títulos, por supuesto junto a los tratados hasta ahora en la sección, donde creo que podréis hacer una transición tranquila y volver a recuperar aquel gustirrinín de cuando eráis protagonistas de la prehistoria del videojuego. Títulos sencillos donde no hay deportes, me parece absurdo proponeros un simulador deportivo que os hará recular por falta de comprensión del manejo del mando...

Lo primero, dadas las circunstancias, recomendaros el PSNow, una vídeoteca por suscripción que se puede cancelar en cualquier momento y por donde diez aurelios al mes disponéis de una catálogo de títulos donde amortizáis de sobra el gasto. Hay títulos de todas las épocas y sirve para descubrir cómo ha evolucionado la industria en cuanto a gráficos y narrativa visual. Los títulos que os propongo están todos disponibles en dicha videoteca y se puede jugar por transmisión en línea o bien descargar el juego. Es una buena inversión y por otra parte está todo cerrado y una suscripción anual no es recomendable por cuanto que una vez termine el confinamiento domiciliario hay que volver a la rutina laboral donde se juega menos, o nada, y es tontería pagar por un año cuando se tiene de sobra pagando mensualmente y cancelando la suscripción cuando se considere conveniente.

Comenzamos en la prehistoria, para que os resulte familiar el entorno de juego, y para ello dos representantes de dos épocas. El primero, no podía ser de otra manera, son dos títulos donde se reúne a los míticos títulos de la no menos mítica consola o sistema ATARI. Falta E. T., ya lo advierto, pero están casi todos y puede que os haga derramar unas lagrimillas de nostalgia volver a ver los mandos de la consola y ver aparecer gráficos que son ahora arcaicos pero que os harán sentir una agradable y confortable sensación de reencuentro. No hay que obviar el diálogo intergeneracional donde podéis dar la brasa y la turra a las y los más jóvenes de cuando eráis tales...

Super Starswars tiene el encanto de que en su lanzamiento colmó la ansiedad de cientos de miles de jugadoras y jugadores y sació la gana de más que se quedaba en el ánimo al acabar la película. Visto ahora por las generaciones digitales es casi una pieza de museo, pero también el salto a un peldaño más en la evolución de la industria. Os servirá para afianzaros en el manejo del mando y perder el miedo. Recordaros por otra parte que es bueno para la salud videojugar, se trabajan los reflejos, la coordinación y se logra evadir la mente además de ser una alternativa de entretenimiento que estando confinado siempre se agradece y destacar de nuevo el diálogo intergeneracional que puede llegar a sorprenderos gratamente...

Hecha pues la transición y haber quitado algo de herrumbre a las neuronas, llega el momento de dar el salto a la actualidad. En el mundo del videojuego, el factor edad pierde sus connotaciones de degeneración física y orgánica permitiendo que nuestro avatar se enfrente a la máquina o a otros usuarios y usuarias. Si además se busca el diálogo intergeneracional, que mejor que hacer equipo con el nieto, sobrino, hijo u suegra incluso, el título es Fortnite, que os servirá para coger los rudimentos de los juegos de disparo, manejar al personaje en tercera persona y disfrutar viendo como una inocente criaturita encantadora se convierte en un perro de guerra mientras os ladra órdenes. Ideal para jugar en dúo pero también en solitario sin grandes complicaciones. Eso sí, si os ponéis a comprar todo lo que ofrece, puede ser una auténtica hipoteca.

Seguimos con los tiros y un título de frenesí de batallas, tiros y explosiones como es DOOM, ideal para soltar adrenalina y estrés en una batalla contínua donde los momentos de descanso sólo dan para reponer munición y armamento antes de que comience otra ensalada de tiros. Es disparo en primera persona, ideal para cogerle el gusto y lanzarse a empresas mayores. Y para terminar el género una extensión de un título que a mí personalmente me encantó y me pasé mis buenos momentos. Se trata de una extensión de Metal Gear Solid V
que lleva por título Ground Zeroes que se hace corto y recupera el buen sabor de boca que ya nos había dejado cuando lo jugamos.

Finalizar las propuestas con un auténtico simulador de conducción como es ASSETTO CORSA que os hará pegaros a la silla y una inmersión completa. Circuitos y modelos que son auténticas réplicas digitales y donde hay que coger pericia y aprender a conducir el coche como en el mundo real. No es el típico juego de mantenerse dentro de los márgenes de la pista y tal, hay que concentrarse y estar atento. Sólo os diré que en mi primera toma de contacto y acostumbrado a otros simuladores donde la pericia y habilidad es más sacar jugo al mando, estuve parado en boxes casi hasta la desesperación porque no se movía el coche y era que hay que utilizar las marchas. Cada modelo y circuito tiene su idiosincrasia propia y os servirá para sacudiros el mono de no coger el volante...

Así que ya no tenéis excusa posible del tipo edad, no tengo tiempo, es algo infantiloide o simplemente que os da canguelo inconfesable. Coger el mando, dejaros guiar y orientar por las y los peques y a videojugar que hay tiempo de sobra y así tampoco se agobia al resto de confinados. Por supuesto está el aliciente de jugar en línea, pero antes de lanzaros al ruedo es mejor adquirir los rudimentos de los sistemas actuales aunque os llamen prehistóricos, lucirlo con orgullo y demostrar que quien tuvo, retuvo. Porque como siempre os digo:
¡Quien no se consuela es porque no videojuega!
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/