The Adversiter Chronicle

viernes, 3 de enero de 2020

ENTREVISTA AL CAMELLO DE LOS REYES MAGOS DE ORIENTE


Aunque en el mundo consumista las fiestas navideñas ya han tocado a su fin, en el orbe hispano se conserva la entrañable tradición de la noche mágica en que los Reyes de Oriente depositan sus presentes a los niños y niñas que hicieron sus peticiones en la carta correspondiente. Pero en el fondo, son grandes desconocidos para la mayoría de la población y hoy nos asomamos un poco a sus vidas entrevistando a un personaje fundamental en la imagen icónica que tenemos de sus majestades: el camello de los Reyes Magos...

-¿Un camello para tres Reyes o tres Reyes con un camello?

-En un principio cada rey tenía su camello particular, luego con la industrialización, el auge del capitalismo y los cambios en la sociedad hubo una lucha entre dos de ellos y finalmente mi abuelo ya se hizo con el monopolio tras eliminarse mutuamente por acaparar poder, y también por ambición que todo hay que decirlo. El hecho es que yo soy el camello exclusivo de los Reyes Magos de Oriente y si bien es cierto que pierdo cuota de mercado, ingresos más abultados y lo que conlleva, he de confesar que como camello es disponer de una estabilidad de ingresos sin estar sujeto a redadas, pendencias entre narcos o legalizaciones de marihuana. Estos tres se meten de todo, se lo puedo asegurar, y trabajo nunca falta.

-Tenemos, tal vez , una imagen algo idealizada quizás de estos personajes imprescindibles en las navidades, ein?

-¡No me tire de la lengua, no me tire de la lengua. Mire usted, el Melchor que es un Rey Mago venerado por mucha infancia, es un coloquetas de tres pares de bemoles; luego el Gaspar, menudo galápago que se las pilla callando y acabamos por el Baltasar, menudo elemento, que siempre se cita el último pero siempre es el primero en agarrarlas y montarlas. Pero no se crea que su rival el Santa Claus es un santo varón y que por esa rivalidad no se hablan, porque hablan, beben, cantan y se meten como si fuera a terminarse el Universo. Cuando el Santa Claus acaba su reparto, se une a estos tres a una juerga que dura hasta que se acaba el último roscón: fulanas, fulanos, sexo, drogas, villancicos y hasta gaitas escocesas. En Navidad es la época en que más se funden en drogas, eso es una cosa que le puedo asegurar.

-¿Y estos tres elementos cuándo comenzaron su vida oculta de bandarras, ein?

-La colgadura perpetua de estos tres es fuente de especulaciones, como si un manto de oscuridad ocultara sus orígenes de yonkis. Unos dicen que lo de llevar incienso en sus alforjas ya delata que en la época del nacimiento del Niño Dios ya le pegaban al hash. La teoría de los antiguos astronautas se pregunta si la Estrella de Belén no sería un OVNI de una civilización avanzada que por alguna razón les capto para el policonsumo y si eso fue así si no sería posible que los antiguos visitantes de las estrellas ante los indudables efectos psicotrópicos del hash les hubieran proporcionado drogas que la Humanidad tardaría milenios en descubrir como el LSD, la marihuana modificada genéticamente o el cubalibre. La Iglesia ha echado un velo de silencio sobre este tema porque significaría que, al menos, San José ya le daba al hash. Lo único cierto es que cuando volvieron de su primera Noche de Reyes entraron en una vorágine de farras y drogas bestial que dura hasta nuestros días.

-Pues me está dejando anodadado, pero anodadado oiga...

-Y podría contarle mil historias que no son tales si no realidades, por ejemplo, está demostrado estadísticamente que las ventanas cerca de los mueble bar o los presentes dejados con abundancia de licores espirituales, jamones de Guijuelo o plantas de maría, pues dejan todos los regalos que les pidieron mientras que si sucede lo contrario suelen dejar sin servir todas las peticiones. La infancia, y la mayoría de progenitores, achacan esta tacañería a mal comportamiento de la niña o niño de turno, con los traumas que conlleva, cuando en realidad todo responde a un afán de meterse drogas y seguir con sus perpetuos colocones. Son unos coloquetas empedernidos, puede creerme.

-¡Pues ya saben, nada de dulces navideños ni ñoñeces, dejar una botella de Chivas y algo de grifa, mano de santo para que los Reyes Magos atiendan nuestras peticiones!
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 


 
 
 
                                                    

 
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario