The Adversiter Chronicle

viernes, 24 de agosto de 2018

LA DICTADURA FASCISTA DE FRANCO BAJO EL PRISMA:- El prisma internacional-


Con la colaboración de Donald Al Harish Al Shama Smith, ex- agente de la CIA expulsado por tenencia, extorsión y líos de faldas,
en exclusiva para The Adversiter Chronicle
 
Ha sido aprobada la exhumación de los restos de Franco, el dictador de España durante cuatro décadas del pasado siglo XX y The Adversiter Chronicle comienza una serie de diálogos sobre la dictadura desde distintos prismas, político, social e incluso religioso. Comenzamos hoy por el prisma internacional ya que siempre se aduce un aislacionismo español histórico respecto al resto de Europa y del mundo cuando los hechos demuestran todo lo contrario...
 
-Estamos en 1945 y las democracias, aliadas con la dictadura comunista de la URSS, han derrotado los fascismos italiano y nazi con la derrota pocos meses después del fascismo japonés... ¿Por qué se permite que perdure el fascismo de la dictadura del general Francisco Franco, ein?
 
-España es la gran olvidada de las crónicas de la II Guerra Mundial aunque para los expertos y estudiosos de la época la imagen es distinta. Recuerde que soldados españoles lucharon en ambos bandos con republicanos en las filas del Ejército Rojo y franquistas en la División Azul que tuvo que jurar lealtad a Hitler sin olvidar los prisioneros españoles en los campos de concentración nazis que fueron de la primera hornada de ciudadanos no alemanes encerrados en estos campos. Hay que recordar que las democracias europeas no vieron con malos ojos el levantamiento militar contra el gobierno republicano español ya que se produce en el contexto de la crisis económica desde 1929 y una aún reciente Revolución Rusa que alzó en el poder a Lenin, símbolo para la burguesía y clase alta de Europa del peligro de dejar que el comunismo y el socialismo se extendieran por el resto del continente provocando que el gobierno legítimo tuviera cortado el acceso a la compra de armas siendo consecuencia, unido al afán de Stalin por desestabilizar las democracias, que sólo la URSS apoyase a la joven república española. Pero en 1945, al acabar la guerra en Europa, los aliados incluyendo la URSS hacía ya tiempo que habían decidido posponer el tema del fascismo en España para no abordarlo hasta derrotar a la Alemania nazi.
 
-¿Qué ocurrió entonces para que en 1945 los aliados no intervinieran en España para reinstaurar la democracia?
 
-El objetivo aliado durante la guerra era privar a Alemania de un nuevo aliado activo en la guerra. Recordemos que Hitler decidió que no era asumible para Alemania tener una España vasalla y aliada del nazismo destrozada a nivel de infraestructuras y con una población agotada por la Guerra Civil donde además los nazis deberían haber rearmado y adiestrado al Ejército español para tener capacidad combativa, en ese sentido y por distintas razones y motivos, tanto los nazis como los aliados veían preferible una Península Ibérica alejada del teatro de operaciones de la guerra. España y Portugal lograron una neutralidad porque era un escenario el ibérico de tercer orden. Tanto unos como otros deberían haber aportado material y hombres a ambos paises de entrar en guerra. Pero ya en 1940 los aliados hacían pagos a Franco y otros generales para mantener la neutralidad y las relaciones con EEUU por parte de las autoridades franquistas eran un hecho desde la victoria de Franco en 1939 y durante la Guerra Civil misma. Al principio el régimen franquista pareció una opción válida para los aliados, durante la guerra no interesaba abrir un frente ibérico y en 1945 tras la batalla de Berlín y el suicidio de Hitler era el momento de abordar el asunto del fascismo en España por parte de las democracias vencedoras de la II Guerra Mundial.
 
-¿Existieron planes aliados para acabar con el fascismo en España?
 
-Existieron planes aliados pero también de la URSS. En el plano aliado hubo soldados españoles encuadrados en las tropas de invasión y hay que recordar que soldados españoles encuadrados en las tropas aliadas lucharon en la liberación de París. Al igual que había polacos, checos y de otras nacionalidades que luchaban para una vez derrotado el fascismo se reinstauraran los gobiernos legítimos. Pero igual que los paises del Este de Europa quedaron bajo el yugo de la URSS, España y Portugal quedaron en la órbita de las democracias aliadas. En el caso de España había planes para utilizar las tropas españolas encuadradas con los aliados así como tropas españolas que estuvieron encuadradas en el Ejército Rojo. Pero ya desde la Conferencia de Yalta las divisiones entre los aliados hizo que se tuvieran en cuenta nuevos aspectos. En mayo de 1945 ya se ven maniobras por parte de los partidos comunistas europeos, siguiendo directrices de Stalin, para que se instaurara en los territorios liberados el comunismo. En el caso de España con un Reino Unido agotado y exhausto con la ruina de su imperio tras la contienda, Francia al borde del enfrentamiento interno con los comunistas y en Italia con éstos fortalecidos mientras en Grecia se encontraban al borde la guerra civil; España es para Stalin un objetivo sin importancia, alejada de sus fronteras y en la retaguardia aliada donde se antepone revolver el cotarro en Grecia y en Italia con la convicción de que una vez los partidos comunistas europeos se hicieran con el poder, España también derrocaría el régimen fascista de Franco aunque renunció a ello desde que engañó a los republicanos españoles comunistas sacrificándolos con falsas promesas. En la parte aliada la tesis de Churchill de que mejor un gobierno dictatorial de corte fascista a una Península Ibérica en poder de Stalin, que supo el dirigente soviético utilizar como miedo para que los aliados no vieran con malos ojos las esferas de influencia que se estaban creando tras la victoria en Europa y en el mundo, es decir, Franco tuvo la buena o mala fortuna para España de ser una opción válida y deseable tras el fin del nazismo y el comienzo, inmediato, de la Guerra Fría. Por el camino las promesas a los soldados españoles en las fuerzas aliadas, al PNV y en definitiva a la democracia española en el exilio que se puede resumir en mejor la dictadura fascista de Franco a una España en manos de Stalin.
 
-¿Qué trato se hizo con los EEUU?
 
-Recordemos de nuevo que las autoridades franquistas ya desde el inicio de la Guerra Civil tuvieron tratos políticos y de negocios con EEUU y Churchill desde 1939 apoyaba la tesis de que mejor el fascismo de Franco que una España satélite de la URSS. Cuando se inicia la revisión de los planes para España cuando se produzca la victoria de los aliados se constata que Europa está asolada por la destrucción de la guerra y que no se puede asumir más conflictos como los que estallaron en Italia y Grecia tras la liberación. Los planes de apoyar las tesis del PNV iban a conducir a una posible disgregación y ya en el contexto de frenar la expansión de la URSS no era posible apoyar la democracia en una España en ruinas. El trato era que España estuviera a disposición de los interese estratégicos de EEUU que tomaba el relevo del Imperio Británico y donde los planes de batalla presentaban un escenario de guerra en la Europa Central donde la Península Ibérica serviría de plataforma en retaguardia para EEUU. A medida que la Guerra Fría entraba en la década de los 50´s, la ayuda estadounidense debería tener a cambio que el régimen fascista de Franco prescindiera de la manifestación de su ideología como el saludo fascista por poner un ejemplo. A cambio los EEUU no harían, por ejemplo en el cine, política anti franquista, porque España es la gran olvidada incluso en el género del cine bélico aunque se da la anécdota de que las producciones de los 60´s y 70´s se utilizó de atrezzo aviones de la época nazi que aún estaban operativos en las FFAA españolas. El trato consistió sencillamente en permitir a la dictadura mantenerse prescindiendo de parafernalia fascista y permitiendo la difusión de la cultura yanqui. No olvidemos tampoco que el Vaticano veía bien la dictadura.
 
-Estamos en febrero de 1981 y, oficialmente, se está cerrando La Transición cuandose produce el intento de golpe de Estado y se discute en algunos círculos que EEUU aunque oficialmente lo consideraba un asunto interno, puso sus bases en estado de alerta...
 

-El régimen franquista llegó al poder en un contexto de guerra y se mantuvo en el tiempo en el mismo contexto. Comienza en la II Guerra Mundial, en sus prólogos pero la lucha entre sistemas totalitarios y democracia ya existía desde 1917 con la Revolución Rusa y se mantuvo porque aún con Japón continuando la contienda en Europa ya se libraba una Guerra Fría. Franco y su régimen siempre estuvieron en un contexto de guerra internacional si bien es cierto que por su lejanía de las fronteras de la URSS se benefició de la recuperación económica bajo un sistema capitalista. No hay más misterio y sí un profundo desconocimiento en la sociedad española de las causas de que un régimen fascista perdurara en Europa. En 1981 la Guerra Fría entraba en una fase de mayor escala y en 1981 las veleidades del presidente Adolfo Suárez de que la España democrática se encuadrara en el grupo de Países No Alineados hacía preferir una nueva dictadura al riesgo de perder las bases y arsenales atómicos que EEUU tenía en España. Por fortuna la sociedad española caminó en defensa de la legalidad vigente y la URSS estaba ocupada invadiendo Afganistán. Si puedo asegurarle que si el comunismo hubiera aprovechado la intentona golpista para alcanzar el poder, sin duda EEUU y la OTAN hubieran favorecido a los golpistas. Es así como se hacen las cosas aunque luego no figure en las crónicas de la época. El Gran Juego nunca se para y España en el siglo XX y en 1945 era una ficha que tenía que estar en el tablero a favor del capitalismo en su lucha contra el comunismo.
 
-¿Qué es el Reino de España para el Gran Juego en el momento actual, para ya terminar, Donald?
 
-España es un aliado y amigo de EEUU y forma parte del engranaje de la OTAN. España es un socio de EEUU y ahora simplemente forma parte de la lucha por alcanzar el poder de un nuevo neocomunismo que tiene su contrapeso en el nuevo neofascismo. La historia siempre se repite y vemos que surgen ideas que se creían derrotadas y caducas en un contexto de crisis económica y de convulsión social derivada de la misma que estos neototalitarismos aprovechan en base al nacionalismo, la reparación de injusticias sociales que perduran en el sistema capitalista y otros temas que se manipulan. Fíjese en el caso de Cataluña donde anarquistas apoyan a políticos que en Europa son apoyados por neofascistas y el caso de Italia, Austria o Polonia donde la UE no sabe defenderse de quienes quieren disolverla. España es cierto que dejó de ser parte de la política continental europea desde el último tercio del siglo XVII pero en 1945 y en 1981 España era parte de Occidente como lo fue anteriormente aunque su imperio le permitió tener influencia en otras latitudes que no eran la Europa continental y desde entonces ha perdido el paso respecto a Europa pero al final siempre se ha logrado integrar en la marcha, bien es cierto que en 1945 se permitió a la dictadura fascista del general Franco entrar en el club capitalista de las democracias. En 2018 el Reino de España sigue el paso al mismo ritmo que el resto de Europa y Occidente en esta nueva marcha que comenzó un 11 de septiembre de 2001 con los atentados islamistas en EEUU. La imagen de una España franquista hoy en día es como decir que Alemania es nazi, Italia mussoliniana o en Francia todos fueron de la Resistencia. España en 2018 se enfrenta como el resto de la UE y en EEUU a un ataque a las esencias de la democracia porque fascistas y comunistas aspiran a instaurar sistemas totalitarios fascistas y comunistas en un contexto de crisis económica y las fracturas sociales que conlleva la misma.
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 

 
 
                                                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario