The Adversiter Chronicle

martes, 14 de agosto de 2018

"Manual del Buen Comer", por el profesor T. A. Rambaina


Con la colaboración del profesor T. A. Rambaina
en exclusiva para The Adversiter Chronicle

PALOMITAS DE MAÍZ AL MICRO ONDAS

Cuando se habla de alimentos preparados al micro ondas suele citarse desde el simple vaso de leche hasta el pato a la naranja pasando por pescados de dudoso color anaranjado, pero siempre nos olvidamos del alimento por excelencia ya que ha sido diseñado para ser preparado al micro ondas: las palomitas de maíz. Recurso alimenticio para visionar una película, compartir cuenco dos enamorados que se miran acaramelados mientras devoran palomitas o simple alimento que forma parte de nuestro arsenal de comestibles en la alacena...

-¿Es un alimento sano y natural, profesor, ein?

-Sanísimo, es maíz y si es sano para las gallinas y aves de corral en general cómo no ha de serlo para la especie humana. Por otra parte es de los primeros alimentos modificados genéticamente y tras décadas de ingesta, en el más absoluto desconocimiento de su modificación genética, los posibles efectos secundarios y adversos llevan tanto tiempo en nuestro organismo que si no mata, engorda. Alimento en suma con cierta mala imagen aunque todos y todas seamos devotos y beatas de las palomitas. Apto para dietas sin ingresos fijos dado su valor energético, grasas saturadas equivalentes a cualquier otro alimento polisaturado, con fibra que siempre se agradece en el proceso evacuatorio de los intestinos y tiene hasta proteínas; en resumen, apto y recomendable para formar parte de la dieta. Además hay aporte proteínico ya que lleva trazas de frutos secos y cacahuetes que logra que apartemos el deseo de preguntarnos qué narices estamos tragando. No se mira el envoltorio y su tabla alimenticia aplicando el dicho de ojos que no ven, corazón que no siente aunque si se toma demasiado, se resiente.

-Formato del envase y elaboración, bite.

-Elegimos el pack de tres unidades por ser el más económico, respecto a las marcas las hay de tales y de marca blanca que suelen ser más baratas. Su elaboración es sencilla si se es fémina porque si se es macho alfa el manejo de tecnología de micro ondas y seguir unas simples, pero instrucciones al fin y al cabo, conlleva tener y tomar ciertas precauciones como tener a mano un extintor. Yo recomiendo que sea la fémina o la infancia de la casa quien las prepare si el macho alfa de la casa no las ha hecho nunca. Aquí tenemos tres micro ondas y un extintor puesto que usted dice no haberlas hecho nunca...

-Así es profesor, pero esto está chupado... A ver... Meto la bolsa con el lado hacia abajo, pongo esto al máximo... Enciendo y empieza a girar... ¡Redios profesor, está ardiendo! ¡Extintor! ¡Extintor!

-¡Pero no pierda los nervios! ¡Que no le invada el pánico, hijo! ¡Hay que sacar la bolsa del plástico, hombre! En fin, como ha podido apreciar antes de su ataque de pánico no basta con esa costumbre de macho alfa de seguir las instrucciones sin haberlas leído y mucho menos comprendido del todo. Se saca del plástico y se mete con el lado indicado hacia abajo, eso es. Bien, aquí llega la polémica como siempre ocurre con las instrucciones de preparación de alimentos: ¿Seguimos las instrucciones al pie de la letra?

-¡Esa la se! ¡Esa la se! ¡Síii, coloco a tropecientos vatios y cuatro minutos! Ya gira... Sigue girando... ¡Oiga, esto ha pasado de oler a palomitas a lentejas de la abuela algo chamuscadas! ¡Y está ardiendo! ¡Extintor! ¡Extintor!

-¡Pero tenga compostura! ¡A tropecientos vatios durante cuatro minutos es normal que se convierta en maíz chamuscado! Aquí, si no hay una fémina que nos saque del atolladero, lo mejor es seguir este truco: potencia al máximo y tres minutejos. Bien, vamos por el último micro ondas y último paquete de palomitas tras sus destrozos previos. Bien, recuerde poner la bolsa equidistante porque es vital para no...

-¡He aprendido de mis errores profesor! Coloco la jodida bolsa en el puto aparato infernal éste, previamente le quito el envoltorio de plástico y le pongo tres minutos a máxima potencia y me mantengo equidistante como usted ha indicado y... ¡Extintor! ¡Extintor redios! ¡Extintor!

-¡Si es lo de siempre con un macho alfa metido a cocinillas! ¡Equidistante el paquete de palomitas de las paredes del micro ondas porque si no, al ir hinchándose la bolsa a medida que se hacen las palomitas, las solapas superior e inferior pueden quedar atrapadas delante del emisor de radiación y termina ardiendo la cocina, la instalación eléctrica y puede que hasta el edificio! ¡Hay que escuchar a la parienta y no dejarla con la palabra en la boca como si fuéramos eruditos por ciencia infusa! A la hora de preparar palomitas por primera vez se hace necesario que una fémina dirija el proceso porque si lo hace el macho alfa pasa lo que pasa.

-Si al menos las instrucciones fueran claras...


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 



 
theadversiterchronicle@hotmail.com
                                                     







No hay comentarios:

Publicar un comentario