The Adversiter Chronicle

jueves, 30 de agosto de 2018

ENTREVISTAS PARA UNA CRISIS: EL ADMINISTRADOR DE LA COMUNIDAD DE VECINOS


Aquellas personas, sobre todo urbanitas, que viven en edificios saben que la figura del administrador de la comunidad es alguien imprescindible para que las reuniones de vecinos no terminen en la mayoría de las ocasiones a hostias verbales, amenazas de hostias físicas y, en definitiva, terminar a zurriagazos en el peor de los casos y como el rosario de la aurora en el mejor. Pero también es una figura en cierto sentido, misteriosa, distante, paternalista en ocasiones y autoritario en otras cuando comienzan las voces entre vecinos y a caldearse el ambiente. Entrevistamos a Ofelio Ymás, reputado administrador de comunidades de vecinos...

-¿Son ustedes una figura misteriosa para el común de los vecinos administrados, Ofelio, ein?

-Para nada, para nada. Sí es cierto que no hay un contacto cercano y mucho menos de familiaridad, sin que sea óbice para que si encuentro a uno de mis vecinos administrados en un bar y quiera invitar no se le rehúse el detalle de familiaridad y se acepte de buen grado su invite, pero dicho esto, sí tratamos con los representantes de la comunidad elegidos según marca la Ley. Pero debemos ser distantes como un oficial inglés ante sus tropas indígenas, aunque sin llegar a bastonazos. Somos el engranaje fundamental por nuestra formación en el día a día de una comunidad de vecinos.

-¿Cuáles son los aspectos positivos y negativos de la administración de un administrador?

-Negativos el papeleo, sacar copias, ensobrar, sellar y meter en el buzón, lo cual genera unos gastos y un tiempo de dedicación que luego la comunidad de vecinos es reacia a pagar alegando minucias de contrato y tal. En lo positivo la satisfacción de acabar una reunión de vecinos, con el estrés que conlleva en la mayoría de las mismas, y salir a cenar una buena parrillada de marisco. En general los aspectos son neutros porque para nosotros es nuestro trabajo aunque a veces más que reuniones aquello parezca discutir sobre la triangularidad del cuadrado dentro de un círculo.

-Invitaciones en el bar, parrillada de marisco... Debe ser estresante ser administrador de comunidades de vecinos, oiga.

-¿Pero es usted capaz siquiera de imaginar lo que es salir de tres horas de reunión con vecinos y vecinas de uñas y dientes? Uno necesita relajarse tras lidiar asuntos que muchas veces ni nos incumben como administradores de comunidades de vecinos. Lo que debería ser un cumplimiento de los puntos a tratar en la convocatoria de la reunión de vecinos pueden alargarse en debates, repeticiones, mandar callar, amenazar con dejar el cargo, castigar la garganta y las cuerdas vocales por gritar más alto que los vecinos así como insinuaciones difamadoras de compinche y compadreo con constructoras, empresas de mantenimiento de ascensores, de limpieza de comunidades y otras infames acusaciones que soportamos con estoicidad y rebatiendo con sólidos argumentos que desmonten tales acusaciones.

-Bueno, pues ya un poco informados, ¿qué tal llevan la crisis?

-La de la pitopausia algo jodida, ahora que lo pregunta. No sé si es el jodido estrés o qué... Tengo ardores en el estómago, barriga algo prominente... Últimamente hasta se me hacen pesadas las reuniones de vecinos y hasta las cenas resultan fatigosas. Sinceramente creo que habría que incluir en nuestros honorarios los gastos derivados del estrés como administrador, qué cosas, oiga, qué cosas...

-Para terminar ya, preguntar si es muy complicado el tema de llevar la administración de una comunidad de vecinos...

-¡Para nada! ¡Para nada! Cualquier primate evolucionado con unas mínimas aptitudes cognitivas puede llevar el tema administrativo de la comunidad. Si no fuera así me sería imposible llevar mi bufete y mucho menos pagar las parrilladas de marisco y las tablas de embutidos ibéricos por no hablar de los cubatas. ¡En realidad somos completamente prescindibles si la comunidad se lleva bien y asumen unas mínimas molestias de papeleo que no son tales!¡Si hasta les paso casi cien aurelios al mes en gastos de fotocopias que podrían sustituirse por correos electrónicos en el 90% de los vecinos y vecinas! ¡Es genial!

-¡Pues hala, majo! ¡A tomar por el culo y quedas despedido que hasta me pasas mantenimiento del ascensor cuando vivo en un bajo, a tomar por el culo!
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 

 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario