The Adversiter Chronicle

lunes, 8 de enero de 2018

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle

Caso Gustapiedra: ¡acabar y empezar el año con buena mierda!

Estábamos alicaídos la audiencia yonkosa de la telemierda tras el zurullo que resultó ser la última edición de Gran Hermano y la no emisión de la versión VIP, resignados a tragar sucedáneos ya cansinos referente al clan pantojil, las ganancias de Matamoros y su familia Telerín con ribetes de la familia Trapisonda y rencillas y rencores entre los colaboradores de Sálvame cuando de repente un asunto que daba como mucho para una semana de tema, un Deluxe o dos como mucho, se ha convertido en una fastuosa mierda televisiva que no se cataba desde hace casi tres años superando en emoción, intriga y enganche al asunto entre la inefable Esteban y su pilluelo ex- representante incluyendo la extensión obsesiva de la esposa de Jesulín...

Hay de todo como en botica: historia de cornamentas, pasado turbio de la doncella, periodista cuya vida familiar se ha ido por el sumidero de la televisión e incluso un marido huevón que trata de ser un venao con dignidad, amante de la vida familiar y futuro demandante de patria potestad, pensión vitalicia y gastos escolares compartidos a cuenta de su infiel compañera. Ha dado hasta una jerga propia como nombre del asunto combinando los nombres de los dos principales protagonistas. La cadena ha encontrado un filón que cada día se enmierda más, los distintos contenedores de telemierda alimentando el tema a todo trapo, desquicio de la Patiño, la inefable de la Belén Esteban defensora de la sufrida y traicionada esposa madre de cuatro hijos...

Por otra parte es una dura paradoja de realismo en estos tiempos de igualdad de sexos y que se plasme en la sociedad, pero pese a estar en 2018 la historia parece sacada de los 70´s cuando el macho alfa dominaba en la relación de matrimonio y tenía lo que se llamaba una querida y encima al final la culpa era de la esposa que no daba al marido lo que este necesitaba a nivel erótico festivo. El machismo sigue vigente porque hay un trío con dos machos alfa y la que queda de putón verbenero es la damisela. Lo mejor será analizar a los protagonistas para tratar de sacar algo en claro de un tema apasionante y auténtica buena mierda televisiva que seguro será un clásico cuando haya finalizado o al menos tome un giro el asunto pero aún acabando ahora ya merece formar parte de los anales de telemierda.

Gustavo González, periodista de rostro cándido, casi pecaminoso de pudor al dar una noticia, respetado y amistades en el gremio, siempre suave y siempre educado, pues resulta que se la pega a su mujer que le ha dado cuatro retoños, ha estado engañada ocho años y recibe a cambio una cornamenta de las de agacharse cuando pase por una puerta. Era un tipo el Gustavo con cierto aura de empatía en la audiencia, de paparazzi elegante sin malos modos ni malas maneras. Pero tras el escándalo de tener una amante, cosa que a nadie nos importa, resulta un tipo desagradable, que nunca defiende a su amante aunque se engarre con sus amistades del gremio y compañeras de plató. Ora parece penitente ora parece un imprudente, desagradable al televidente que se lleva la impresión de que está encoñado hasta las cejas o bien es un cándido que no capta el daño a terceros o sencillamente le están tomando el pelo sin menoscabo de que sea Gustavo quien se lo esté tomando a la audiencia, a la cadena y a sus amistades gremiales...
El tiempo lo dirá.

María Pascual, alias La Pascualina, nombre y alias que seguramente no les dice nada, pero si decimos María La Piedra, estrella algo estrellada del cine para adultos seguro que les viene a la mente a ellas y se empalma alguna bragueta en ellos. Pero no se dejen llevar por instintos primarios que la mujer no es tonta como se presupone a una artista que vive del arte de mostrar su cuerpo, ya en solitario ya en compañía de otros cuerpos. Pelandruska para las gentes de bien que buscaba redención de su persona como mujer y de amante de un hombre casado pasando por la vicaría, con dos retoños de su matrimonio pero un amor apasionado hacia Gustavo, la pasión de la clandestinidad, de lo prohibido en furtivos encuentros de hotel o en alcoba propia y ajena, eterna segundona, en el arte como sustituta y en la cama como amante por debajo de la legítima esposa, esposa poco amante de pasión con su marido, paladina de decir siempre la verdad, de dos caras en el mismo rostro, la María y La Pascualina pero al final pesa más la piedra de su pasado...

Y llegamos al tercero en discordia que nos tiene locas en la redacción, el Marc. Cornudo y en apariencia apaleado en su orgullo, que manifestó al comienzo del pifostio que no quería cámaras y se pasa el día en los platós, se hace polígrafos y hace declaraciones que tan pronto le ponen como abnegado profesional sin título cuyos trabajos firma otro, que se tira más de doce meses viviendo a costa de su esposa y que ahora se presenta con derecho a quedarse con la casa conyugal, los retoños y puyas diarias tratando de minar la relación de Gustavo y Pascualina. Huele a estrategia legal y se olisquea que este tipo es un jeta que puede que vaya a medias, que no se entere de la media y que termine gastando medias. Lo dicho, no quería salir en la tele pero no sale de ella, hasta se declaró en un plató...

En el momento de redactar esta crónica, se acusa a la damisela de puta para abajo, Gustavo duda de la veracidad de su amante en cuanto a putiferios y posibles engaños y como siempre no defiende a la damisela. El marido cornudo se dedica a recaudar y seguir alimentando el tema mientras la damisela acaba irremediablemente llorando entre acusaciones de lagarta, manipuladora, chupa cámara, interesada y de seguir el tema acabará tildada además de roja, masona y secesionista catalana. Patiño como gran damnificada empeñada en mostrar las incongruencias de la damisela y salvar a su amigo de las garras de tan viperina mujer, el resto igual de alterados y por si fuera poco que nada se sabe, hasta el momento, de la esposa del Gustavo sí sufrimos que haya elegido de portavoz y azote de la fiscalía a la Esteban, que por fortuna para la audiencia ya es mandada callar por el elenco de presentadores del programa.

En la redacción nos hacemos unas cuantas preguntas:
¿Habrán tomado nota las autoridades del fisco sobre el negocio numismático de la damisela cuyas monedas no tienen ningún valor pero le reportan al mes, según ella, cuantiosos ingresos?
¿De verdad la damisela es colaboradora de Sálvame o se lo hacen creer como a la Belén Esteban?
¿Gustavo es tonto, nos toma por tontos y le gustan los polvos a tontas y a locas?
¿Marc es gay y lo del matrimonio liberal y libré de clichés tradicionales sólo era ser papá y vivir de su mujer?
¿Con quién se quedan los retoños de la damisela y su cornudo esposo si nunca están en casa?
¿Patiño duerme los fines de semana en Telecinco?
¿Acabarán los Gustapiedra en Cámbiame para que Pelayo les trate psicológicamente?
¿Es todo un ardid para crear expectación en la próxima edición de Supervivientes?

Aún no tenemos las respuestas pero una cosa es segura y es que no podéis perderos la mejor mierda televisiva de los últimos años...

¡Es fabuloso!
 
 
 
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 
 
 
 
 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                                   
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario