The Adversiter Chronicle

martes, 9 de enero de 2018

"Días de vinilo y cassetes", suplemento musical cutre


Una sección de El Bis en exclusiva para The Adversiter Chronicle

SOY LA QUE SUFRE POR TU AMOR (1975)

Dicen que toda época tiene su sonido y que cada sonido tiene su época, pero fue en los 80´s cuando se puso en boga y hasta de tarjeta de presentación pertenecer a tal o cual sonido aunque la magia es cuando un grupo, banda o artista logra su sonido propio que reduce al resto a meros seguidores en el mejor de los casos y en patéticos imitadores en otros. Sin embargo muchos sonidos y su época acaban relegados al olvido, salen de muy en cuando en cuando o cuando están a punto de fallecer cuando no han fallecido, restos de épocas y sus sonidos que se traga de nuevo el olvido. Hoy quiero rendir tributo a Las Grecas que lograron sonido propio gracias a buenas producciones y marcaron su época, esa ya histórica, de fin de dictadura y llegada de la democracia.

Creo que esta canción define su sonido que nos transporta a los arrabales, el gitanerío de feriantes con las canciones escupidas en el altavoz de los coches de choque, de SEAT y grises, de bocanadas de libertad. Aunque sus ventas oficiales son discretas para lo que se tilda de superventas si que lograron un cariño popular que aún perdura en un par de generaciones y siempre se han seguido sus vicisitudes dentro y fuera de los escenarios. Pero es 1975, eran la imagen de una mujer que se liberaba de cadenas tradicionalistas y como mandaban los cánones, lozana juventud que se muestra desafiante a lo establecido, artistas superventas de cintas de cassete en expositores de gasolineras y cafeterías en carreteras nacionales. Pioneras que abrieron paso a un sonido con identidad propia y ramificaciones hasta bien entrados los 80´s.

Sobran las palabras viendo el videoclip auténtica antropología forense de realización televisiva, coreografías y puesta en escena con el careto del Alain Delon, que era un actor guaperas y franchute, una canción casi de protesta si se escucha algo pedo y una sorpresa sonora para las generaciones digitales, lágrimas de nostalgia en los veteranos y veteranas que vivieron la época y traumas tratados a base de dosis intravenosas de Haloperidol dol dol en la infancia de la época que recuerda el sonido con estremecimientos al recordar imágenes de calles chungas, barrios chungos y las pelis del Torete.
Tempus fugit que había escrito en un reloj...


 
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 
 
 

                                                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario