The Adversiter Chronicle

sábado, 5 de diciembre de 2015

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Con la colaboración de Mars El Grouchu en exclusiva para The Adversiter Chronicle

GH16: Fin del machismo neobellotero pop y seis finalistas

Si alguno de ustedes piensa que la televisión no puede ser perniciosa para las neuronas pueden hacer la prueba preguntando a su parienta si desea que le haga susadas y ésta responde afirmativamente pero además desea que pongamos la pelambrera al estilo Ricky y hagamos el orangután, les recomiendo que salgan del calor hogareño hasta que pase la final, las agujetas posteriores son horrorosas...

Y es que con la expulsión de Ricky se pone punto final al paso por el concurso de el nuevo machismo, que es el mismo que el viejo pero protagonizado por la juventud, que cala entre una mocedad hedonista de su imagen en el espejo, donde la virginidad ya no es marchamo de calidad y se asume con naturalidad que el sexo es una faceta más del trayecto vital pero esa misma mentalidad les hace desconfiados de la pareja, claro que tampoco ellos muestran mucha confianza en sí mismos salvo para hacer pesas juntos, jacuzzi juntos y hacer el neobellotero pop juntos...
Pero es más sorprendente que las mujeres no se percaten y acepten las reglas para escarnio de la inteligencia y décadas de lucha por la igualdad de sexos y de libertad sexual. Suso es un macho alfa apetitoso y Sofía está abierta 24 horas como un cajero o una farmacia...
Estamos ante el futuro inmediato de una sociedad que será enferma porque sus ciudadanos estarán enfermos de soledad, desengaño, vacío emocional y finalmente tristeza existencial.

Pero el show nunca apaga sus luces y finalmente tras la expulsión del orangután, la consiguiente de Vera, posiblemente el concursante más eclipsado por el brillo del neobellotero pop de Suso, las majaderías de Mayte y que le emparejaron con la más buena estéticamente de la casa: Nitzela que pasó de seguir el juego seductor de un Vera que en ocasiones se arrastraba por el concurso, ese potrillo que prometía como campeón y terminó de percherón tocando el guitarrón mejicano...

Seis féminas y seis machos alfa que merecen que corramos un tupido velo sobre esos tristes casos de neobelloteros pop que con la excusa de que son niños veinteañeros eluden su responsabilidad de pensar ya como adultos, dejarse de un comportamiento tardo adolescente que irrita muchas veces y ofenden la mayoría. Empezamos por la que creo que es la favorita, Sofía, más que nada porque la trama ha sido la misma de la edición pasada. Logró ser ella misma pese a tener las majaderías de su madre de compañeras y ha sido junto con Nitzela la más coherente en ser ellas y no un personaje.

Luego está Marta que es sencillamente insoportable, sus pajas mentales conspiratorias
van siempre acompañadas de posibles teorías explicativas para finalmente estallar en una fanfarría de proyecciones de futuro en base a sus teorías que con el posterior bocachanclismo de sus cuerdas vocales al resto de concursantes, ya sea en grupitos o individualmente, provoca verdaderas broncas en la casa para, en una apoteosis final, pillar unas lloreras y hacer unos confesionarios que dan ganas de recetarle Haloperidol dol dol en dosis intravenosas...
¿Saaaabe?

Nitzela entró hermosa en la casa, con esa magia circense pero macabra a la vez en ocasiones como un circo a oscuras, ha sido fascinante verla engordar y es fascinador ahora su índice de grasa corporal, de novia de Chucky que espera una noche de luna roja para hacer un conjuro de amor que te haga perder la razón, de abandonarse a sus encantos y cocinarle pasta todas las madrugadas tras hacer equilibrismo en su lecho sobre la pista de su cuerpo...

A mi parecer ha sido bastante coherente pero saldrá de la casa con un serio problema de peso para su quehacer profesional.

De los machos alfa el más genuino como tal, a lo que estamos acostumbrados, es ese pánfilo concursante que es el pánfilo de Carlos, nunca tomado en serio por nadie pero que se ha tomado en serio el tramo final del concurso, pero no tiene voz de mando, sus maneras tímidas recuerdan un héroe victoriano capaz de conquistar el continente negro pero rectado en su intimidad sin frecuentar los burdeles para oficiales...
Aritz es junto con Quique el gran perdedor de esta edición. Ser vasco, ese ser que conquisto imperios para la corona de Castilla, iconográfico de conquistador con sus barbas, su tono de voz, su capacidad de tomar decisiones, el tipo que se escogería como líder de la tropa y que finalmente ha sucumbido a la soledad de ser adulto cuando descubrió que una persona de su mismo sexo podía darle mimos y cucamonas, prendarse de su figura y finalmente tocarle el pene, cosa que el bueno de Aritz se tomó por la tremenda y posiblemente no sea consciente de que su buen rollito con personas del mismo sexo no heteros queda en pantalla como utilización del chino, arrebatos de ira violenta que no controla y finalmente ha terminado desconcertando a la audiencia y a sus compañeros.

Y finalmente Han, ese muchacho que tiene el encanto oriental de una azafata japonesa, de
una concubina imperial china en la corte del emperador mogol Ka Shom Do, el encanto de China para atraparte sin prisa pero constante, acertado en sus análisis, observador de su entorno y que llora en soledad sin estridencias no ser correspondido. Porque Han ha sido un cicerone que nos ha llevado a ver natural que dos hombres flirteen, que su culpa es de Aritz que siempre dejó abierta la puerta a ir un poco más allá en la intimidad...
Abrió la caja y es el favorito a priori junto con Sofía.

Así que esperar la final y si quieren saber mi opinión creo que la cosa está entre Han y Sofía aunque Nitzela puede ser la gran tapada en las apuestas. El resto uno ha perdido por pánfilo, la otra es una petarda insoportable y el vasco ha perdido él solito sus opciones como yo he perdido las mías de ser la fantasía sexual de mi parienta...
Cosas del Suso de los cojones.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/




 
                                                                




No hay comentarios:

Publicar un comentario