The Adversiter Chronicle

jueves, 17 de diciembre de 2015

"Días de vinilo y cassetes", suplemento musical cutre


Con la colaboración de El Bis en exclusiva para The Adversiter Chronicle

HOMBRES G

Aunque alguien se pregunte, no sin razón, porqué se dedica un artículo a semejante banda de pijoteros, es ineludible citar en la historia de la música de habla hispana de los 80´s a un grupo que supuso una revolución hormonal y un fenómeno fan como nunca se había visto en el orbe cristiano, esquina España.

El fenómeno fue también el canto del cisne de la industria discográfica con un producto ensayado con éxito desde hacía décadas en el mundo anglosajón. Es cierto que Los Pecos fueron el producto pionero en una España que retornaba a la democracia, pero eran de un público más adulto mientras que Hombres G enamoró a miles de niñas que estaban a punto de dar el paso a la adolescencia, a miles de ya adolescentes y unas cuantas que no dejaban de admirar su música para poder admirar y fantasear con los miembros, con perdón, del grupo.

Otro aspecto novedoso eran sus letras, lejos de amores de pubertad, las canciones hablaban de juventud, de vacileo y putaditas al adversario que quería arrebatar a la chica. Llegó un momento en que era difícil discernir para el observador ajeno el grupo del producto con apoyo masivo en radio fórmula, televisión, prensa para adolescentes e incluso cine, sus conciertos causaban conmoción en ciudades de provincias alterando a las juveniles parejas de entonces donde ellas sencillamente deseaban seducir a los integrantes del grupo mientras que ellos se confabulaban para boicotear los conciertos...
 
Y es que el grupo era un grupo de pijoteros, donde el líder era hijo de Summers, un cineasta con sentido del humor que en algunos aspectos se adelantó a su tiempo y que puso toda su sapiencia de la industria del cine al servicio del grupo musical de su hijo en un par de películas que sólo eran clips de canciones engarzadas por un absurdo guión.

El fenómeno cruzó el charco y surgió la misma idolatría de sus fans en las repúblicas de habla hispana. Sin embargo ha sido un poco injustamente su legado relegado al olvido y resulta difícil desde la óptica de un mundo digital poder imaginar lo que significaron en la música y a nivel socio cultural por increíble que parezca.

Por desgracia para la memoria se trató de un grupo muy encasillado y han tratado varias veces de reinventarse a sí mismos y poco a poco quedan relegados a obras sobre la época y artículos sobre el fenómeno fan. En realidad escuchar sus letras nos hace por unos momentos embargarnos de ecos de juventud pero son productos musicales donde pasada la novedad de una letra más o menos ingeniosa, sigue el esquema de canción- estribillo-canción, sin tratar al menos de introducir acordes o virtuosismo; canciones diseñadas para ser fácilmente recordadas con su   estribillo machacón instalado en el hipotálamo.
 
Pero por algún extraño arcano, cuando revisas uno de sus vídeos, aún entran ganas de hostiarles el careto por pijos, por gilipollas y por ser la fantasía erótico festiva adolescente de nuestra chica...
Que conste que os lo advertí si los escucháis.
 
 
 


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 

theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                               



No hay comentarios:

Publicar un comentario