The Adversiter Chronicle

lunes, 5 de julio de 2021

REFLEXIONES EN VOZ ALTA de Skizo´s Blues

Leo en la prensa que a un joven le han dado una paliza de muerte. El desencadenante parece ser que fue que una pareja interpretó que les estaba grabando con el móvil cuando en realidad estaba de chateo junto a una amiga y querían mostrarle a su interlocutora el disco bar donde estaban de copeteo tras el levantamiento del cierre en el ocio nocturno. Cuenta la crónica que el tipo que le hostió hasta matarlo le llamó maricón y la víctima respondió que `maricón de qué´. La crónica hace aquí un inciso y narra como la víctima creció en la normalidad, tanto de su entorno familiar como de amistades, de su sexualidad y por eso la pregunta mortal...
Una muerte gratuita y absurda que muestra dos fenómenos de nuestra sociedad. El primero es el tema de la intimidad agredida cuando alguien está tomando imágenes con el móvil, lo usamos para inmortalizar y para conversar, pero la cámara puede pillar a alguien ajeno y que éste se sienta agredido en su intimidad pensando que le graban sin consentimiento. Es algo a lo que no damos importancia pero siempre hay un energúmeno que monta el pifostio, o como en este caso, se lía a hostias y además con la certeza de que es un maricón la víctima, el término gay o simplemente no hetero son conceptos demasiado avanzados para la gente energúmena que pulula por el asfalto...
El segundo es un claro ejemplo demostrativo de que todo es cuestión de educación. La víctima habitaba un entorno que, no toleraba, que ven con normalidad la sexualidad y la diversidad de géneros. Sin embargo, el verdugo posiblemente recibió la misma información y educación general para comprender la variedad de género y sin embargo el poso del concepto de maricón que siempre iba unido a calificaciones como pervertido, por citar un ejemplo, subyace en su educación, posiblemente también en su entorno...
Somos tan inocentes y crédulos, estamos en un bienestar tal como sociedad, que cuando avanzamos como tal tendemos a creer que lo que hace un segundo era injusto resulta justo un segundo después. Algo ha fallado y algo hemos avanzado. La víctima creyó que vivía entre iguales en cuanto a moral y ética pero el autor de la mortal paliza vive en otra realidad, la del segundo antes de que un segundo después la víctima no fuera considerada legalmente una aberración social, ahí hemos fallado y falla el Sistema. No basta que un segundo después las cosas hayan cambiado si no hemos cambiado nosotros...
Una muerte absurda como los absurdos contagios que repuntan de nuevo y que demuestra que seguimos fallando porque cuando uno falla, provoca el fallo colectivo de la sociedad en su conjunto. La víctima tenía nombre pero también tenía, sin ser consciente, la etiqueta de maricón para alguno de sus semejantes...
No era culpa suya, es culpa nuestra como sociedad que pone etiquetas.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV
http://theadversiterchronicle.org




theadversiterchronicle@hotmail.es 







1 comentario:

Powered By Blogger