The Adversiter Chronicle

miércoles, 9 de diciembre de 2020

"Bits a bits", suplemento videoconsolador

Una sección de Kitapayá en exclusiva para The Adversiter Chronicle

SNIPER GHOST WARRIOR CONTRACT

La propuesta de hoy es un videojuego que hará las delicias para amantes del género de disparos en primera persona, subvariante francotirador. Abstracción total que viene de perlas en estos atribulados tiempos de pandemia que nos hará aislarnos del mundanal tuido que nos rodea, aprovechar tiempo de descanso para pasar buenos momentos y descargar adrenalina. Seremos un mercenario a sueldo de un contratista de defensa por los parajes siberianos donde deberemos cumplir los objetivos marcados utilizando el natural instinto de depredador asesino de todo mercenario francotirador que se precie... 

Tres modos de dificultad, si sois novatas o novatos en el género mejor el fácil y si ya tenéis

veteranía de otros títulos tipo Call of Duty o Battelfied, por citar dos ejemplos, disfrutaréis a tope en el modo de mayor dificultad donde habrá que tirar de sigilo, astucia, planteamientos tácticos así como destreza en el manejo del fusil, arma corta o fusil de asalto sin menoscabo de C4, granadas de distintos tipos, lanzamiento de cuchillo y asalto cuerpo a cuerpo. La munición es finita pero tenemos arsenales desperdigados donde reponer munición, jeringuillas de adrenalina y botiquines, la pega es que hay que llegar hasta ellos y el adversario no nos lo pondrá fácil. El único pero de esta producción de C I Games es el tema de las subrutinas del adversario que, mal común al género, si te matan tropecientas veces acabas aprendiendo sus movimientos y se echa en falta algo más de aleatoriedad pero que no logra arruinar la satisfacción de jugar.

Escenarios abiertos en cinco misiones donde no faltan objetivos secundarios y distintos retos pero siendo los objetivos principales ineludibles para pasar al siguiente objetivo. Hay parajes que van desde la tundra siberiana al hielo ártico y que requerirá que hagamos uso de reconocimiento, estudiar el enclave, neutralizar cámaras de vídeo vigilancia, que podemos piratear; evitar los drones y pasar entre caminos minados haciendo uso de la máscara tecnológica que será nuestra única ayuda ya que estaremos solos contra el enemigo. Yo me lo he pasado muy bien y aunque sepas las rutinas del adversario hay que andar al loro porque no son mancos ni disparando balas ni pepinazos de mortero. 

Además, tras cumplir el objetivo principal de cada misión, habrá que lograr escurrir el bulto para llegar a puntos de escape donde se trasvasa la información del objetivo abatido y si no se logra hay que empezar la cacería de nuevo, aunque lejos de frustrarnos es un acicate para volver a intentarlo sin errores. Así que a ponerse camuflaje y abstraernos un poco de la pandemia porque como siempre os digo: ¡Quien no se consuela es porque no videojuega!


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

 

theadversiterchronicle@hotmail.es 
                                                         

            




No hay comentarios:

Publicar un comentario