The Adversiter Chronicle

miércoles, 30 de diciembre de 2020

"Memorias de La Transición", por Antón Rendueles

Unas memorias de Antón Rendueles en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Fin de año

Siempre me proponía, al menos la infantil esperanza, de que esperaría despierto a que mis padres llegaran de la cena de fin de año, el cotillón de Nochevieja...
La llegada de las campanadas de fin de año siempre me produjo sentimientos encontrados. El misterio de la cena a la que iban los mayores se mezclaba con el sabor agridulce de que también marcaba esa noche un hito en las vacaciones escolares de navidad, que ya quedaban pocos días, comparado con la alegría del inicio de las vacaciones donde todo eran promesas de días de jugar, estar en familia y cenar juntos sin tener que estudiar o madrugar. Sabía que sólo quedaba la noche de reyes y a los dos días volver a la escuela...
Pero era una jornada especial donde me pasaba el día haciendo prometer a mi madre que me traerían una bolsa de la cena, repleta de cosas como matasuegras, gafas postizas, gorros de papel y demás que encendían mi infantil imaginación donde la noche era una incógnita que me atraía como un remolino. Pero una vez aceptada la idea de que me estaba vedado ese mundo incógnito, al menos durante esa etapa de mi existencia, volvía a la alegría navideña donde no faltaba ir a recados ya que mi abuela cocinaba menú especial. Pero yo ansiaba que llegara la cena y luego ver la televisión donde esperaba pacientemente a que fueran desfilando los y las artistas del programa especial de fin de año. Miraba impaciente la pantalla esperando que salieran los humoristas y pese a mis propósitos de vigilia me quedaba finalmente dormido antes de que finalizase...
Me despertaba y salía raudo a mirar si me habían dejado las bolsas de cotillón que yo abría con ansia, fascinado por su contenido y abstrayéndome de la realidad por unos instantes. Son gratos recuerdos que tal vez afloran con más intensidad en este tiempo de peste vírica que padecemos, no habrá cenas de cotillón, hace ya tanto tiempo que no espero encontrar las bolsas al despertar que aumenta la intensidad del recuerdo como si hubiera sido un sueño...
A fin de cuentas, los recuerdos están hechos del mismo material que los sueños.
Antón Rendueles

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

 

theadversiterchronicle@hotmail.es

   



No hay comentarios:

Publicar un comentario