The Adversiter Chronicle

sábado, 26 de diciembre de 2020

"Ni a pata ni alpargata y menos a La Alcarria", suplemento viajero cutre

Suplemento viajero cutre de The Adversiter Chronicle

Viaje a la cena de Nochebuena con pandemia

El viajero ha conseguido por fin llamar a un taxi, es Nochebuena y le ha costado estar a la espera con el teléfono móvil para que le atendiera la operadora. Es una noche oscura y fría digna de tiempo navideño donde sólo faltan los copos de nieve...
El viajero entra al taxi aún con el olor a comida rica y buenos guisos que pudo olfatear sin remedio al coger el ascensor en el descansillo, impotente ante la avalancha de fragancias culinarias que detectaba su olfato y se acuerda de cuando era niño y veía el trajín en la cocina de su abuela, pero no quiere el viajero caer en la típica melancolía navideña donde van faltando comensales...
Están las calles mortecinas y le recuerdan al viajero que deje las ensoñaciones y vuelva a la realidad. Tiene un diálogo con el taxista, que procura el viajero cortar en cuanto le es posible ya que el taxista coge carrerilla y entre la mampara de separación y las mascarillas no se entiende mucho. Pero el viajero ha dado una dirección, calle Tal esquina con Cual, y el taxista se muestra inquisidor porque no logra ubicar la dirección indicada. Finalmente el viajero escucha al taxista que le informa de que, aunque parezca casi una avenida en línea recta, la calle Cual se llama en realidad Pascual, lo cual embarga el ánimo del viajero que se siente un poco ridículo por no saber tal información. Afortunadamente el viajero sabe por el taxista que casi todo el mundo tiene la misma confusión y se permite una crítica a las autoridades municipales competentes que cortan en dos calles lo que por línea recta y continuidad sin cruces debería ser una sola con un sólo nombre...
El viajero no aporta ningún comentario y respira aliviado de que el taxista, como buen profesional, sabe cerrar el pìco y no gastar saliva en cháchara con el viajero, que gusta además de ir en taxi en silencio, observando la ciudad y sus cambios con su propio cambio reflejado en el cristal de la ventanilla...
El viajero abona la carrera y se aprieta el cuello de la chaqueta mientras se encamina al portal. Antes de entrar al mismo, el viajero echa un último vistazo a la calle cuyas luces navideñas tienen algo de irónico porque la gente se está muriendo ahí afuera, los vivos tratan de imitar la normalidad con el telón de fondo del toque de queda, pero todo resulta más dantesco cuanto más trata el viajero de abstraerse de la realidad con la pandemia del coronavirus...
El viajero siente un repentino escalofrío cuando abre el desvencijado ascensor y aprieta el botón para subir a cenar...
Pero ése, ya es otro viaje.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

 

theadversiterchronicle@hotmail.es
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario