The Adversiter Chronicle

lunes, 21 de diciembre de 2020

REFLEXIONES EN VOZ ALTA de Skizo´s Blues

Nos estamos aferrando, por estos lares, a celebrar la Nochebuena pese a todas las advertencias, hechos y consejos de que sería mejor celebrarlo sin reuniones familiares..
Me resulta curioso, desde un punto de vista científico, que nos indignemos ante cualquier insinuación de dar marcha atrás, de mantener las limitaciones de movilidad geográfica como si siempre hubiéramos sido furibundos celebradores de la cena de Nochebuena; ya no se oye que son fechas tristes por las ausencias, de que no había en realidad nada que celebrar, que se hacía por la infancia, que siempre había discusiones entre los familiares...
La pandemia y sus consecuencias en nuestras vidas no altera nuestra capacidad de ir siempre a la contra, que si nos dicen parar seguimos moviéndonos, que si dicen que nos movamos nos empeñemos en quedar inmóviles. Tal vez las autoridades competentes, entre competencias e incompetentes, se hayan equivocado. Nos pega demasiado el sol, que siempre alienta los espíritus libres a diferencia de otras latitudes donde el frío y la oscuridad obligan a ser disciplinados, y quizás deberían habernos dicho que se ponía barra libre para celebrar la jodida Navidad, así hubiéramos reaccionado como siempre y por llevar la contraria no querríamos celebrar nada y criticando a las autoridades competentes por su irresponsabilidad estimulando la celebración de reunión familiar en plena ofensiva del coronavirus...
Pero han apelado a nuestra responsabilidad individual y a nuestra propia competencia cuando ya hemos demostrado desde el pasado marzo lo incompetentes que somos tanto a nivel personal como colectivo, supongo que de esta forma todas y todos encontraremos incompetentes e incompetencias cuando la tercera ola nos machaque. Las autoridades competentes apelarán a la incompetencia colectiva lo cual enervará a la competencia individual que a su vez se manifestarán por la incompetencia de las autoridades competentes...
A mí siempre me gustaron las fiestas navideñas, teñidas de nostalgia y añorando a quienes nos han dejado por el camino tras recorrer el suyo de unos años acá, quizás haya dejado de ser un bicho raro en lo que a celebrar la Navidad se refiere...
O puede que el raro fuera yo sin saberlo.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

 

theadversiterchronicle@hotmail.es 
                                                         




No hay comentarios:

Publicar un comentario