The Adversiter Chronicle

viernes, 6 de marzo de 2020

"Días de vinilo y cassetes", suplemento musical cutre


Una sección de El Bis en exclusiva para The Adversiter Chronicle

EL GATO QUE ESTÁ TRISTE Y AZUL (1972)

En el mundo de la música hay artistas que logran ser atemporales dentro de su género logrando traspasar generaciones. Luego tenemos a los que además logran un estilo, sello u marchamo propio que les hace inconfundibles y casi perennes en la memoria colectiva musical, y luego hay los y las que además de todo esto logran ser atemporales, que suena su música o un tema y automáticamente la magia de la música despierta los sentimientos, en canciones que no suenan, que ni siquiera compramos, pero que en un momento dado vuelves a escucharla y veneras al artista porque forma parte de tu banda sonora y que es el caso del cantautor brasileño Roberto Carlos y la canción que os propongo hoy...

Roberto Carlos es un artista consagrado desde la década de los 70´s del pasado siglo y motivo de orgullo para la colonia portuguesa que por aquellos años buscaba un futuro en España y escapar de la guerra colonial en Angola, pero también un artista querido y venerado en el orbe hispano como atestiguan sus más de ciento cincuenta millones de discos vendidos, que se dice pronto y hay que tener en cuenta que se estaba aún en la era analógica, siendo especialmente querido en tierras de España donde su presencia en televisión era de las fijas en las grandes galas musicales y por supuesto en los especiales de Nochevieja. Pero también la radio y un encanto que encandilaba a las damiselas y no molestaba a los machos alfa, tal vez porque Roberto Carlos era un intérprete que tocaba y afloraba los sentimientos de quienes le escuchaban, cosa maravillosa que aún sucede hoy en quienes le escuchan por primera vez ya que nadie queda indiferente a sus canciones y su forma de interpretar las mismas...
 

Y este tema de hoy es de esos que os comentaba de que nunca se pinchan en horario estelar pero te queda grabada a fuego gracias a la producción y la cadencia sentimental que transmite el artista. Canción donde tiene su particular historia y cuyo título del gato y tal despierta enconados debates en Internet para frikis y demás. Es un tema precioso donde un Roberto Carlos en plenitud perpetua logra transmitir todo el sentimiento. Diréis que soy algo pesadilla con lo de los sentimientos pero es que es lo que es una canción de Roberto Carlos, que puede que sature como un dulce si lo escuchas en dosis intravenosas, pero que en cualquier lugar, momento y etapa de tu vida, la escuchas y te identificas con la historia...
Una hermosa canción hermosamente interpretada.  



The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV
http://theadversiterchronicle.org/
 
 

theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                      
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario