The Adversiter Chronicle

sábado, 26 de marzo de 2016

OBITUARIO


Por F. O. Roffön

JOHAN CRUYFF
Entrenador y ex- futbolista

Me pide The Adversiter Chronicle que escriba algo a tenor del fallecimiento del que para mí es el mejor futbolista del siglo XX, es cierto que Pelé era la magia, Maradona el subidón y Messi es un virtuoso, pero Cruyff además era fumador, lo cual en el deporte tiene más mérito.
Ahora estamos acostumbrados a que las estrellas del balón hagan anuncios, sean modelos y protagonistas del vídeo juego, pero este holandés casi errante y algo errado con la barcelonitis y sus ramificaciones separatistas en su época eras protagonista de cómics en los tebeos y el A.C. Milán era ese equipo que siempre salía en los mismos, sin que los equipos españoles fueran dignos de aparecer...
Yo le recuerdo quitarse los pantalones en El Molinón, luego le recuerdo siendo el míster del Barça cuando éste empezó a sacudirse sus complejos y alzarse como par ante los merengues. También salió por la puerta de atrás aunque su última etapa de mercenario del fútbol fue algo patética y casi indigna, pero sobre todo Cruyff es el mascarón de proa de una selección de fútbol total que pudo ser bicampeona del mundo y se quedó en ambas finales de finalista, pero si un beato ha de ir a Roma, si un musulmán a la Meca o un judío a Jerusalén, todo forofo del fútbol ha de visionar al menos una vez en la vida el inicio de la final contra la RFA...
Se ha ido un icono del fútbol, un recuerdo para centenares de miles de aficionados y una leyenda que lo era en vida y posiblemente ya no pueda evitar serlo en su muerte. Y lo cierto es que quien le haya visto aunque sólo sea una vez, es de esos jugadores que en realidad no pertenecen iconográficamente ligados a un club pese a los llantos, lamentos y demás zarandajas ñoñas del Barça por apropiarse de su legado, lícito hasta cierto punto, y de su memoria, cuando Cruyff sólo era de Cruyff.
Y eso que trató de esquilmar científicamente a Mareo y nos endosó a aquel entrenador holandés, que caía simpático y ya fallecido hace años. No recuerdo su nombre pero sí que se llevó a la Masía un par de promesas que acabaron prometiendo sin comprometerse, pero son gajes de los pequeños equipos, aunque cuando Cruyff jugó en España el Sporting plantaba los cimientos de su época dorada, ya clásica como era el Cruyff jugador en los 80´s.
Se ha ido un personaje universal, recordado con cariño y admiración porque Johan Cruyff y su Naranja Mecánica son incunables de una manera de jugar y, tal vez, la penúltima ironía que le jugó el destino o el capricho de los dioses, quién sabe, es que España logrará por fin el trono mundialista jugando como aquellos míticos jugadores de la selección holandesa de la que Johan Cruyff era su máximo exponente...
Descanse en paz y una botella de sidra a su memoria.
F. O. R.


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/






theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                                                 

No hay comentarios:

Publicar un comentario