The Adversiter Chronicle

lunes, 20 de mayo de 2013

"Butaca de patíbulo", suplemento cinematográfico cutre


Suplemento cinematográfico cutre de The Adversiter Chronicle

RED

Película de 2010 dirigida por Robert Schwentke que puede encuadrarse dentro del género de acción crepuscular.

Algún purista reaccionará a lo de crepuscular pero reúne los ingredientes: veteranos de la milicia desengañados de sí  mismos y sufriendo el olvido por las batallas que ganaron por parte de sus superiores, desencanto ante el sistema y una última misión donde romanticismo y el más puro frenesí de acción esperan que les rediman de sus almas malvadas y sus ojos que han visto demasiado y saben, además, demasiado…

Vamos,  clavao al western crepuscular.

 La película tiene varios motivos para atraer al espectador: un plantel plagado de estrella a los que el paso del tiempo por sus facciones nos hacen sentir que el tiempo pasa para todos; una actriz, que no recuerdo el nombre, pero que está muy muy muy monona y tiene una secuencia impagable de bondage con la manos atadas, la boca amordazada con cinta americana y los pechos a punto de saltar del apretujamiento cuya visión induce a pensamient… ¡Ups!; estética de comic cinematográfico que no desentona y varios guiños al espectador aunque todo lo anterior no evita que al final vayas por fin al baño y no te importa perderte el final porque ya lo sabes: la trama y el tramaniense  se descubren, el prota tiene fornicio con la prota y todos felices y contentos porque aunque el sistema es desagradecido es el mejor sistemas de los peores sistemas posibles…

 Auténtico plantel de, si no estrellas, todos y todas conocidas para el gran público: Brian Cox, Karl Urban, John Malkovich (en una de sus mejores interpretaciones haciendo de auténtico majadero veterano de Viet-Nam sometido a supuestos experimentos de la CIA para el control de mentes y estando once años a dosis intravenosas de SLD, y que eran ciertos), Cris Owens, Bruce Willis, Richard Dreyfuss ( al que el Morgan hostia como los espectadores hemos querido siempre hostiarle) y un homenaje con la aparición del siempre desasosegante y desconcertante Ernest Borgnine.

 La película una vez que aceptas el código visual de cómic cinematográfico, se deja ver como pasamiento y ver de nuevo al Bruce repartir mamporros aunque las escenas de tiros son tipo Equipo A donde no muere nadie, o tienen menos puntería que un topo para pillar sitio en la playa a tomar el sol, claro que tampoco es cuestión de que la tipos duros de la CIA anden masacrando a colegas duros del FBI salvo los muertos imprescindibles…
El caso es que el vicepresidente de EEUU tiene un pasado de criminal de guerra durante la Guerra Fría, 1981, en tierras de Guatemala…
Creo que era en Guatemala, en todo caso a las afueras de San Benito.

 Cine de acción que se deja ver porque alegra las pupilas ver actores que nos gustan y captamos enseguida, con ese inicio de un ñoño Bruce ñoñeando con la ñoña operadora de teléfono, una mujer romántica de aventuras que ve en novelas y que, emulando y homenajeando a Tras el corazón verde siente como la adrenalina y los fluidos corporales se predisponen al fornicio a medida que recibe hostias, la secuestran, le inyectan, casi la matan y por último la enamora el Bruce…

Reitero encarecidamente que la escena maniatada en la cama se incrusta en el hipotálamo por siempre jamás…

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV
http://theadversiterchronicle.org/




 




 
theadversiterchronicle@hotmail.es




 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario