The Adversiter Chronicle

martes, 7 de abril de 2020

"Bits a bits", suplemento videoconsolador


Una sección de Kitapayá en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Videojuegos para un confinamiento domiciliario (II)
 

Puesto que el confinamiento domiciliario sigue al menos hasta fin de mes, os sigo recomendando títulos que, si habéis vuelto a catar un mando, os harán pasar agradables momentos y os sirven para coger el tranquillo y la pericia que os permita jugar con otros habitantes de la casa o con amistades en línea. No tengáis miedo a jugar con la juventud y, además de encuentro intergeneracional, disfrutaréis jugando como antaño se hacía con los juegos de mesa, que siguen siendo una opción pero mucha infancia o adolescencia, si bien jugarían desde un dispositivo, no se van a sentar a jugar a los naipes...

Y de naipes va la primera propuesta con el póquer como protagonista, juego de naipes que ha fascinado a generaciones enteras gracias a verlo en cine y televisión. Las generaciones digitales ya juegan con naturalidad y si se os da bien igual ganáis un torneo. Aquí no se trata de gastar dinero y convertirse en ludópata, que también hay esa opción comprando fichas, pero se pueden conseguir jugando en modo práctica o aprendizaje. Es un simulador completo tanto para el que no sabe pero quiere conocer como para el que sabe los rudimentos ponerlos en práctica, coger zuna para poner cara de póker y aprender las combinaciones de naipes. Se puede jugar tanto contra la inteligencia artificial del programa como con jugadores en línea. Se puede personalizar la visualización de naipes y mesa con distintas mesas de juego según sea vuestro nivel. Juego de cartas que os atrapará pero ojito con pretender ganar dinero porque os desplumarán.

El siguiente es un juego semi simulador de vuelo, algo obsoleto en cuanto a gráficos y tal, pero que os recordará aquellos de pantalla scroll que siempre fascinaron a un amplio sector de usuarios y usuarias. Disfrutaréis como prehistóricos en la era espacial y es un videojuego ideal para pasar el tiempo a la vez que se trabaja la concentración, reflejos y coordinación. Tiene ese encanto de que no logras la misión y te dices que juegas la última pero acabas jugando otra horita que se os pasará volando, nunca mejor dicho.

Podéis tirar de hemeroteca aunque los juegos de iniciación disponibles gratis en Internet puede que tengan los enlaces caducados, de todas formas si repasáis la sección en la web, encontraréis propuestas que os harán disfrutar como cuando erais menos talluditos y hoy prehistóricos. Porque el encierro cuando es obligado siempre agobia y de paso dais un descanso a la parienta para en lugar de darle la turra de machos alfas atrapados, retomar el sano hábito del vídeojuego que luego podéis mostrar a la parienta, suegro y demás fauna familiar confinada en la misma casa, y si sois lobos solitarios hacéis algo de vida social en forma telemática. Así que a videojugar en el confinamiento domiciliario porque como siempre os digo:
¡Quien no se consuela es porque no videojuega!


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 





 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                      

No hay comentarios:

Publicar un comentario