The Adversiter Chronicle

jueves, 28 de junio de 2018

"Lomo con tapas", suplemento literato cutre


Suplemento literato cutre de The Adversiter Chronicle
 

Libro: La auténtica Odessa
– La fuga nazi a la Argentina de Perón-
Autor: Uki Goñi
Editorial: Ediciones Paidós Ibérica, S. A.
Traducción: Francisco J. Ramos y Víctor Pozanco
Edición: 2002

Si preguntamos al común de los mortales por la Organización Odessa, muy posiblemente le venga a la mente la película y el libro del mismo título que narran una organización para lograr escapar de la justicia aliada, y triunfadora de la Segunda Guerra Mundial, a los gerifaltes miembros de las SS en particular y a los nazis en general. El libro de hoy puede decirse que supera a la ficción por cuanto supone una crónica detallada y documentada del contubernio entre el general Perón, la Iglesia Católica e incluso los mismos aliados para que un gran número de nazis y de sus colaboracionistas europeos encontraran en Argentina un refugio que les evitara la soga de la horca, penas en prisión o caer en manos de los nuevos regímenes comunistas europeos satélites de la URSS que reclamaban su extradición...

Estamos en 1948, dos años después del fin de la guerra en Europa. Mientras el mundo se divide en dos bloques liderados por EEUU y la URSS, en la república argentina gobierna un general que busca una tercera vía al comunismo y al capitalismo que esconde en realidad un ideario nazi teñido de connotaciones nacionalistas y religiosas. El Vaticano apoya la fuga de criminales de guerra donde sus pecados son perdonados o ignorados por un Papa que mira con recelo la expansión comunista y no está dispuesto a que gentes de fe católica sean enjuiciados en sus países satélites de Stalin. Pero tras el trasfondo político asoma en Argentina el fantasma del racismo donde se prefiere dar entrada a nazis en fuga y colocarlos en puestos técnicos y empresariales mientras, pese a la postura oficial, se ponen todo tipo de trabas a la entrada de judíos en Argentina. Un trasfondo de ideario nazi en las cúpulas de la oficialidad cuyas reminiscencias las sufrió el país con la dictadura militar de finales de los 70´s y principios de los 80´s: el exterminio sin piedad del contrario y los miles de desaparecidos en dicha dictadura.

Uki Goñi nació en 1953 y se educó en Estados Unidos, Argentina e Irlanda. Desde 1975, vive en Buenos Aires. Ha colaborado en diversos medios estadounidenses, argentinos y británicos, como Time, The Sunday times, The Guardian, Clarín, Página/12 y La Nación.

Datos, parcos, de la contraportada y actualizados al año de edición, y sin más, unas breves reseñas que os inciten a su emocionante y estremecedora lectura:

Odessa: ¿Ficción o realidad?
pero ninguno de estos exóticos relatos ha alimentado la imaginación colectiva tan intensamente como la novela Odessa, del autor británico de best-sellers Frederick Forsyth. El libro relata las actividades de un grupo de ex- miembros de las SS unidos en una organización secreta llamada Odessa ( Organisation der jehemaligen SS-Angehörigen) cuyo objetivo no era sólo rescatar a sus camaradas de la justicia de la posguerra, sino fundar un IV Reich capaz de hacer realidad los sueños que Hitler no logró ver cumplidos. Gracias a una exhaustiva investigación, y a su propia experiencia como corresponsal de la agencia Reuter en los primeros años de la década de 1960, Forsyth escribió una novela que no sólo resultaba verosímil, sino que contenía muchos datos auténticos. Desde su publicación hace treinta años, la existencia de una `auténtica´ Odessa ha sido ardientemente defendida por algunos periodistas, y desestimada por muchos académicos.”

Fascinados por el nazismo en Alemania...
Una compleja cosmovisión política y religiosa había permitido a los líderes argentinos fascinarse con el sangriento régimen nazi. Desde 1930 el país había siso gobernado por una sucesión de dictadores militares y presidentes elegidos de manera fraudulenta, bajo las cuales una sociedad que antaño había sido avanzada y bastante liberal había adoptado un rumbo más destructivo. Estos regímenes corruptos trataban de legitimarse resucitando una supuesta antigua alianza hispánica de `la Cruz y la Espada´. Se subrayaban los vínculos de raza, fe y lengua con España y con la dictadura del general Franco. Algunos de aquellos fanáticos incluso querían anular la guerra de independencia argentina e importar a un regente español para que gobernara un reconstruido Virreinato del Río de la Plata. Los mandos militares nacionalistas más poderosos del país y los dignatarios de la Iglesia soñaban con transformar Argentina de una república secular en una `nación católica´ hispánica que pudiera actuar como contrapeso de su `materialista´pariente del norte, los Estados Unidos `anglosajones´.”

Antisemitismo argentino...
Una variante de antisemitismo peculiarmente argentina formaba parte también de esta mezcla. Según esta visión, el régimen nazi de Alemania constituía en realidad una herramienta de la Voluntad Divina. `El hitlerismo es, por paradoja, la antesala del cristianismo´, escribió el padre Julio Meinvielle en 1940. Este sacerdote era la luz y guía del nacionalismo católico en Argentina. España, bajo el régimen del general Franco, estaba haciéndose cristiana, declaraba, añadiendo que `la terrible bota alemana´ aseguraba también la `purificación´de Francia. `Hay que destruir la estructura anticristiana. Ese es precisamente el gran servicio que, sin saberlo y sin quererlo, está prestando el Eje a la Iglesia.”

Amparo de Perón...
El rotundo triunfo de Perón en las elecciones presidenciales del 24 de febrero de 1946 preparó el terreno para la masiva evacuación de fugitivos nazis de Europa a Argentina. Mientras se ponía en marcha este tráfico siniestro, Rodolfo Freude tomaba posesión de su despacho en la Casa Rosada, donde se hacía cargo de la División Informaciones y aparentemente también de la recientemente creada Central de Inteligencia del Estado (CIDE). Según un antiguo agente de Freude interrogado durante el golpe militar que expulsaría a Perón del gobierno en 1955, la principal tarea de la oficina de Freude era reunir información sobre las actividades comunistas. Con este fin, se habían colocado agentes secretos en las embajadas argentinas del continente americano y de Europa. El departamento espiaba también a los adversarios internos de Perón, y cada lunes, miércoles y viernes por la tarde informaba al presidente de sus descubrimientos. Un miembro de la oposición afirmaba que la oficina de Freude también tenía la misión de `hostilizar a los judíos y de perturbar los actos de los partidos políticos opositores, con elementos de la organización nazi´.”

Colaboración de la Iglesia católica...
En Argentina, los pocos órganos de prensa democráticos cuestionaron claramente el nombramiento de un sacerdote católico, temiendo que éste discriminara a los no católicos. En el Vaticano, sin embargo, la conexión salesiana abría puertas. Desde el primer momento, la DAIE trabajó en estrecha colaboración con la Iglesia Católica de Italia, tanto en el envío de auténticos emigrantes como en el rescate de criminales de guerra. El objetivo declarado de la inmigración de millones de trabajadores europeos no se cumplió nunca. La misión encubierta del sacerdote, en cambio, tuvo más éxito. Los funcionarios de la DAIE que se encargaban de las llegadas en el puerto de Buenos Aires aprendieron pronto a distinguir los caos `especiales´ de nazis del tráfico general de pasajeros. El ex- funcionario de la DAIE José Otero, entrevistado para este libro, recordaría claramente al gran número de `grises´ que entraban a través de canales especiales, desembarcando por separado de los transatlánticos, y que a veces eran recogidos por lanchas antes de que los barcos atracaran.”

Adolf Eichmann...
Las evidencias actualmente disponibles muestran que la solicitud de pasaporte de Eichmann en la oficina de la Cruz Roja en Génova, el 1 de junio de 1950, estaba firmada efectivamente por un monje franciscano. Dicho monje era el mismo padre Edoardo Dömöter que, desde su iglesia de san Antonio, en Pegli (Génova), había colaborado con Reinhard Kops antes de que este último partiera hacia Argentina. Dömöter, por su parte, contaba con la ayuda del jefe de Kops, el obispo Hudal, que le proporcionaba los documentos para los nazis en fuga. En agosto de 1949, por ejemplo, Dömöter escribió a Hudal pidiéndole un visado, `no importa a qué nombre´, para `una personalidad alemana digna de ayuda´. Para Hudal fue un placer proporcionárselo. Eichmann pudo pasar ante la Cruz Roja como Ricardo Klement gracias a un documento de identidad italiano, el número 13q, expedido por el municipio de Termeno, en el norte de Italia, el 2 de junio de 1948. otros importantes criminales de guerra, incluyendo a Mengele, obtuvieron también documentos de identidad de Termeno en torno a la misma época.”

Libro sobrecogedor basado en el estudio y análisis de una época que se hace visible gracias a documentos rescatados de la hoguera, desclasificados y cotejando datos de fichas de embarque así como testimonios que muestran una época donde el comunismo era un peligro real y una apología del nazismo que ahora suena de otra época pero que, por desgracia sigue vigente: el odio al judío y acabar con la democracia para crear una sociedad uniforme y católica sin importar un pasado genocida. Libro para amantes de la historia y sus entresijos, para el público argentino que se topará con fantasmas de su pasado inmediato y en suma, para descubrir cómo asesinos nazis encontraron refugio en Argentina escabulléndose de la justicia.
Imprescindible.

 The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 





 

theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                   



No hay comentarios:

Publicar un comentario