The Adversiter Chronicle

viernes, 20 de abril de 2018

"Memorias de La Transición", por Antón Rendueles


Unas memorias de Antón Rendueles en exclusiva para The Adversiter Chronicle

¿Puedo perdonar a ETA?

Es noticia que la banda terrorista pide perdón y dicen las crónicas que es el paso previo a su disolución. Yo no soy vasco, no tengo seres cercanos y a medio camino que hayan sido víctimas de la espiral de violencia y asesinatos que provocó la banda terrorista, pero ha formado parte de mi existencia como el filo de un cuchillo al rojo vivo que sin causar herida directa sí se notaba el calor terrorífico y candente. Se cierra otra página de La Transición cuyas tapas se cerrarán cuando de vaya de este mundo D. Juan Carlos I, pero es un capítulo que estaba abierto cuando debería haberse cerrado a la vez que se cerraba el ataúd de la dictadura franquista. Hasta ese momento cualquier interesado en saber la historia de ETA podía encontrar argumentos y razones en su contexto histórico en la Guerra Fría, pero de ahí en adelante no era un movimiento de liberación que financiaba la URSS, incluso el mundo dejó de ser de dos colores pero el color de la sangre que dejaba el rastro del terrorismo no variaba, el dolor, la angustia, esas imágenes en los noticieros de una falacia que abría una brecha en la sociedad española pero sobre todo en la sociedad vasca...

Piden perdón y no sé si puedo perdonar aunque soy consciente de que debo perdonar. Atrás quedan para la historia los atentados y el sufrimiento, las víctimas y los verdugos que nunca alcanzan la paz porque siguen vivos mientras que sus víctimas están enterradas, mutiladas o marcadas de por vida. Es la hora de la concordia, de aceptar que entren al tablero de juego, de verles ocupando cargos públicos, del desasosiego de ver a los verdugos pasear en libertad por las calles, de homenajes a verdugos, de lágrimas de las víctimas y de seguir la vida. Veo a la infancia en el parque y pienso que ya no sentirán el filo de ese cuchillo y crecerán sabiendo de lo ocurrido por los libros de historia, de memorias o de ensayos sobre el periodo cuyos culpables piden perdón, un hecho sencillo el de pedir perdón pero que nunca fue una posibilidad real...

Tengo un vínculo con el concejal que fue ejecutado de manera brutal y gratuita, una demostración de la capacidad de asesinar a sangre fría en forma de ejecución de tiro en la nuca. Sufrí el accidente que me dejó sin movilidad en aquellas fechas y viví la angustia que sintió todo un pueblo sin distinción de aldeas natales, manos blancas como grito silencioso de basta ya...

Debo perdonar porque así lo exige el guión como lo ha exigido en ocasiones anteriores en otros pueblos, en otras épocas pero yo no puedo perdonar lo que hicieron y me han obligado a soportar toda mi vida así que no quiero imaginar el dolor y la indignación de los familiares y víctimas de su sed de sangre derramada por la causa, causa inútil y delirante.

¿Tú puedes perdonar a ETA? Yo aún no lo sé.
Antón Rendueles

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/



 
 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario