The Adversiter Chronicle

sábado, 21 de abril de 2018

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle

Supervivientes 2018: Francisco a la juventud da la turra, Jorge Javier mosquea al personal y Sofía logra que esta edición no vaya mal

Afirma la cadena y los índices de audiencia que esta edición de 2018 es un éxito y en apariencia lo es, para yonkis de telemierda es una edición estafadora porque el paso de algunos y algunas concursantes ha sido de estafa al espectador, pero si somos ortodoxos y sólo seguimos el programa en sí con sus debates y obviamos el resto de programas de la cadena, es Sofía la única que da minutos de cámara, trama truculenta con cornamentas, infidelidades, rotura de pareja, engaño sentimental y resto de delicatessen que animan el cotarro porque lo de las broncas de unos y otros, convivencias conflictivas y tal, sólo son digeribles como tramas si seguimos las mismas fuera del programa en sí. Y decir que sea Sofía quien anima la edición ya es bastante lamentable como baremo de éxito de la misma, pero la audiencia responde y hay que seguir las tramas en otros platós para degustar con plenitud esta edición de 2018.

La segunda expulsada por la audiencia ha sido, como era de prever, la Mayte Zaldívar, famosa por tramas de corrupción en Marbella cuando era señora del inefable Julián Muñoz. Era lógico que tanto ella como su actual pareja, Fernando, fueran los primeros expulsados ya que no tienen gancho ni seguidores potenciales en la audiencia del formato salvo que se sea parroquiano de Sálvame. Vencidas las reticencias por su pasado hay que reconocer a la Zaldívar que tiene valor. Su estancia en el palafito y mirador que era similar a estar en la celda deparó momentos crudos de alguien que se enfrenta a dolorosos recuerdos. Pero la mujer no está para estar de supervivencia y la presencia de su pareja en el concurso la ha lastrado de forma inmisericorde pese a que demostró ser buena de convivencia los días que pasó en aislamiento con Melissa...
Un caballo por el que nadie apostaba.

Nuestro cojitranco favorito de esta edición, Francisco, cada vez se vuelve más cascarrabias, dictador con paternalismo y almirantísimo de las aguas de la playa. Desquicia con sus turras didácticas a los jovenzuelos de la cantera de Hombres, mujeres y viceversa que le observan pasmados como si fueran arqueólogos ante un hombre de las cavernas que hubiera estado hibernado. Lo peor es que canta a la mínima ocasión que se le tercie, pero de sus modos y maneras no deberían sorprender porque como ciudadano siempre ha manifestado su ideario. El tipo de momento libra de expulsión, pierde lorzas ya a ritmo de velocidad de crucero y tiene a Isabel de escudera, elementa concursil de cuidado que se ha arrimado a un árbol de buena sombra pese a que al principio se dijeron de todo menos guapos, pero forman un dúo dinámico aunque nuestro favorito cada vez sea más pesado, cargante, irritante y jodidamente cantarín...
¡Viva Valenciaaaa!

Hay que comentar los arrebatos de bestia mononeuronal de primitivos instintos y reproductora eficacia del Alberto Isla. Conozco tipos que por menos gritos les han recetado Haloperidol en dosis intravenosas. La bronca fue con Sergio, de la cantera antes citada, que osó reprocharle su capacidad de vivir a costa de preñar a su pareja...
Sin comentarios.

Sofía es la misma siempre, al menos desde que ganó GH y es cierto que su filosofía existencial nos abruma por repetitiva, que sus escarceos sentimentales nos importan una mierda, que sus lloros de niña tonta con rabietas de niña boba suenan a mentirijillas, incluso su afán de ser animal televisivo sabemos ya de memoria. Todo ello es cierto, pero su capacidad para sacar de quicio a Francisco, de humillar sexualmente a Hugo dejándolo por tarugo para las artes del amor y la fortaleza mental de que hace gala para manipularlos a su antojo, no sólo mantienen viva la edición sino que además la está colocando en posiciones de finalista con opciones, aún remotas, de alzarse con el triunfo...
Increíble pero cierto.

Y al final Jorge Javier, con tanta carcajada él solo y de tanto vacilar al personal figurante como son los familiares defensores de los concursantes en plató, acabó poniéndose a la altura de vulgar figurante y soltar un rapapolvos además de dejar de hablar salvo lo imprescindible con la sufrida madre de Melissa que abandonó el plató. Se veía venir, Jorge Javier escupió a la buena señora que tal vez no entendía su sentido del humor, basado en vacilar tanto a concursantes como familiares. La señora, que para el tele espectador si resultaba algo ordinaria, escandalosa y queriendo ser graciosa, no es culpable de no entender el lenguaje televisivo, ha de ser el presentador quien sepa conducir la dinámica adaptándose pero ponerse a la misma altura y aprovechar el poder de ser conductor de la gala para amenazar como hizo...
No sólo se cree actor sino que aspira a director teatral, y echamos de menos al presentador.

Y poco más a destacar salvo que la Mª Jesús se ha hecho un maratón de vuelos intercontinentales pero es de esas concursantes que hay que seguir en otros programas y es muy posible que ella o el Francisco sean expulsados el jueves. La Mosquera sigue adelante como favorita en las apuestas mientras Logan Magníficus está separado de Joao el maestro de adivinanzas y conjuros...
La televisión es nutritiva, que decía la canción.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 





theaversiterchronicle@hotmail.es
                                                      

No hay comentarios:

Publicar un comentario