The Adversiter Chronicle

sábado, 7 de abril de 2018

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle

Supervivientes 2018: Saray expulsada, la argentina crucificada, Logan cada vez menos magníficus y bodorrio tras divorcio de Alberto Isla con Chabelita más pájara de Pascualina

Va cogiendo velocidad de crucero el concurso una vez que la adaptación a las incomodidades se va asimilando por los concursantes que no obstante nos deleitan con pájaras de abandono, trifulcas más o menos étnicas, un Logan que pierde aura de santidad y encantos para Sofía mientras, su lo qué sea del Albalá, ha conseguido un viaje a gastos pagos para cantar las cuarenta de su lo qué sea de la Sofía y además hizo el viaje acompañado por su ya ex-esposa con el divorcio aún secando la tinta en el documento de ídem que ha recibido propuesta de matrimonio de Alberto Isla, al menos en esta edición nos hemos ahorrado la turra de la edición pasada con Kiko Jiménez construyendo un cutre anillo de pedida para la Gloria Camila...

En lo referente a las galas seguimos con la tónica ya habitual del Jorge Javier y sus vaciles a los concursantes, sobre actuado intentando actuar sin que parezca que actúe y cada vez se pasa más tiempo riéndose con dirección por el pinganillo mientras el público se queda helado y la audiencia preguntándonos de qué cojones se ríe que no lo comparte con el respetable. La verdad es que tanto vacile y tanta complicidad íntima con dirección empieza a desvirtuar el ritmo de la gala y sus vaciles a los concursantes sólo terminan provocándose risas a sí mismo...
El sabrá.

Comenzamos por Pascualina, más conocida como María Lapiedra que tras pasarse un año tocando los cojones cada vez que pisaba un plató manifestando su ansia y deseo de concursar, tras operarse para estar presentable y tres estancias pasajeras en la isla, resulta que va a un concurso de supervivencia cuando su alma llora lágrimas de sangre si un inocente pececillo muerde el anzuelo, lo cual la impide comer cualquier bicho que se cace, pesque o sencillamente haya que darle muerte previamente antes de comerlo. Exacto, es un absurdo como absurda es la existencia televisiva de la Pascualina, menos mal que tuvo un año para mentalizarse porque si no hubiera sido capaz de arrojarse del avión en pleno vuelo. Su convivencia y forma de afrontar la supervivencia ha sido de niña tonta, de niñata entrada en años y de un absurdo total para alguien que rogaba concursar...
Patética

Tenemos luego a la Sofía que se ha dado cuenta de que Logan la estaba utilizando, aunque era recíproco, pero le ha dado una de sus dudas metafísico-sentimentaloides que le suelen dar cuando tiene un rollo donde no se aclara con independencia de estar enrollada, la dependencia por algún oscuro trauma de jugar a seducir conquistando para luego su ánimo acabar enquistando. Lo cierto es que aburre, cansa y duerme al personal con sus ciclos de enamoramiento y descubrir que es una víctima. Juega con peligro de quemarse pensando que domina el juego pero al final se la come el medio y el miedo que seguramente es un indicador de su inseguridad aunque vaya de lo contrario. Su historia empieza a ser una turra con ese suyo lo qué sea que apareció al encuentro en la isla complemente muerto de sueño y bostezando, pobre aprendiz de brujo que se nota cuando baja el globo y pierde ese ímpetu del que hace gala en las galas de los jueves...
Pobre Sofía que de su corazón no se fía...

El que pierde magnificencia es Logan Magníficus que no pesca tanto como se prometía, es bastante cotilla y algo mete mierda sin discriminar a la hora de meterla, la mierda digo, con ese espíritu de llevarse bien con todo el mundo, no ligar con ninguna y solazarse mediante la compañía del Joao. Logan se está cargando su concurso precisamente al mostrase cual es cuando nos había enamorado lo que aparentemente era, pero en tres semanas se le empieza a ver el plumero y además de poco magníficus empieza a ser bastante sopla gaitas...
Mucha percha pero poco gancho que va disminuyendo a medida que pasan los días.

Finalmente se han cumplido las profecías de la Montoya y extraños resultando expulsada tras tirar de los pelos y patear los huesos de la argentina Romina. De momento no hemos visto las imágenes, que ya les vale que nos quitan de disfrutar de lo más mierdoso, pero la historia es que Romina quiso dar juego según las reglas de toda tele realidad que se precie como es sacar de las casillas al contrario. Para Jorge Javier tal actitud merecía una crucifixión verbal en directo, actuando como el cree que sabe actuar, que si la gitana la tiró de los pelos y pateó las costillas de la argentina, en el fondo se lo merecía. Una vez más la televisión se la coge con papel de fumar, como justificando que en el alma gitana va inherente la gresca, la bronca y tal y tal que si encima se provoca pues explota...

Pero la verdad es que Saray ha sido deleznable como concursante, de nula aptitud y actitud, provocando desafiante, callando con satisfacción cuando la Mosquera se mosquea, pero en realidad vemos una concursante que pasó olímpicamente de concursar y desde el día uno se dedicó a justificar que tenía que mantenerse a distancia porque la acaba armando. Un refugio de Saray escudándose en el carácter de los gitanos. No ha sido la argentina ni el resto de acompañantes en la playa de mierda los racistas, ha sido la propia Saray con su actitud y Jorge Javier debería ser menos moralista y sí más realista, de expulsar a alguien debían ser las dos u las dos nominadas. La organización del concurso y los responsables del mismo en la isla deberían haber cortado de raíz, pero esto es un concurso y las broncas son audiencia para que ahora venga el moralista de Jorge Javier a dar lecciones a nadie como hizo con Romina mientras se compadecía de Saray...
¡Más madera!

Y finalizo con el encuentro de Chabelita con Alberto Isla, momento ñoño, romántico, enternecedor, liturgia de enamorados que traspasó las pantallas logrando que todos saltemos de alegría con el Isla que por fin vio libre a su Chabelita para volver a encadenarla postrado de rodillas y pidiendo matrimonio. La verdad es que fue bonito porque el amor siempre es bonito pero sorprende que se resuelva en semanas las cosas del matrimonio que antes tardaban años en resolverse...
A ver lo que dura el matrimonio sin convertirse en manicomio.

El caso es que van tres semanas y hay un montón de pájaras que tardaban en aparecer en otras ediciones y las tramas son de corto recorrido. Nuestro favorito Francisco está cada vez más gruñón y cascarrabias pero ha conseguido ser con la Mosquera líder, cada uno en su grupo. Dos concursantes que luchan por sobrevivir de verdad tratando de superar estados de ánimo, estar hechos una mierda para la supervivencia pero que ganan enteros a cada jornada que aguantan sin venirse abajo...
Aunque a nadie le importe un carajo.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/


 

theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                     

No hay comentarios:

Publicar un comentario