The Adversiter Chronicle

jueves, 5 de marzo de 2015

"Lomo con tapas", suplemento literato cutre


Suplemento literato cutre de The Adversiter Chronicle

Libro: Josu Ternera – Una vida en ETA
Autor: Florencio Domínguez
Editorial: La Esfera de los Libros, S. L.
Edición: 2006

Ahora que parece que ETA ha sido derrotada y que falta el acto de entrega de armas y ser generosos como sólo pueden serlo las democracias contra sus agresores, apetecía viajar hasta el universo de lo que fue ETA como grupo terrorista, como tesis política y conocer su estructura. Resulta lamentable y triste por otra parte comprobar que Francia pudo haber contribuido mucho antes al fin de esa lacra que azotó a la ciudadanía española y al pueblo vasco en particular con la escusa de luchar por la libertad y ser en realidad ETA un movimiento de liberación...


El libro es un acta de hechos y pruebas, con ágil estilo periodístico y fría exposición, áspera al lector, donde las víctimas son una parte de la historia, un añadido a los atentados resultando duro hacer memoria y recordar imágenes imborrables.


Josu Ternera se nos aparece, como tantos otros jóvenes vascos al final de la dictadura franquista, como un activista de ideas marxistas que una vez que se convierte en fugitivo perseguido, cruza esa tenue línea que separa el idealismo del pragmatismo, dado en este caso por la vida en clandestinidad, convertirse en un ortodoxo de los métodos stalinistas para mantener el poder tapando sus errores que llevaron a un descalabro de la organización y atando con mano férrea a los miembros encarcelados que osaban ir en contra de las tesis por él emanadas.
 
Astuto en las sombras, osado en las actuaciones y trasnochado ya en sus tesis alejadas de la realidad operativa de ETA tras acabarse el santuario y refugio francés, tratando siempre de imponer en las conversaciones con los distintos gobiernos de España, se ha convertido ahora en el ejemplo máximo de lo que espera a la sociedad española y vasca para integrar en democracia a quienes fueron asesinos y que defenderán sus ideas por la vía política, un desafío éste que augura al menos otras dos décadas de enfrentamiento entre vascos...
 
Como siempre, datos de la contraportada y del año 2006 para conocer al autor: Florencio Domínguez Iribaren es doctor en Comunicación Pública por la Universidad de Navarra, redactor jefe de la agencia Vasco Press y columnista de La Vanguardia y El Correo. Su trabajo en Bilbao como periodista le ha llevado a seguir informativamente desde hace años todo lo relacionado con ETA. Fruto de esta tarea han sido varios libros en los que se analizan diferentes aspectos de la organización terrorista.

Y sin más unos breves pasajes que os inciten a su lectura:

Génesis...

Hasta ese momento, la actividad violenta de ETA había sido relativamente moderada. Habían atacado algunos edificios oficiales, destruido monumentos y placas
conmemorativas de la Guerra Civil, también algunos postes eléctricos y repetidores de televisión. Los miembros de ETA además, habían atacado casas o propiedades de algunas personas acusadas de ser confidentes policiales, habían robado multicopistas para imprimir sus publicaciones y realizado actividades de propaganda que en nada se diferenciaban de las que llevaban a cabo otros grupos sin armas: pintadas, colocación de ikurriñas y pancartas, lanzamiento de octavillas... Pero en 1968 todo cambió. El 7 de junio, en la localidad guipuzcoana de Villabona, Txabi Etxebarrieta mató por la espalda al guardia civil José Pardines, que, a causa de unas obras, había detenido el coche en el que viajaba Etxeberrieta con Iñaki Sarasketa. Unas horas más tarde, la Guardia Civil daba muerte a Etxeberrieta y detenía a su compañero."

Mercenarios contra ETA...

La bomba, sin embargo, estalla cuando la están manipulando los tres mercenarios. Uno de ellos, identificado luego como Marcel Cardona, un francés que había estado vinculado en España con miembros de la OAS, la organización terrorista que se opuso a la independencia argelina con las armas en la mano, resulta muerto al instante. Un segundo individuo, identificado inicialmente como David Willians Edwards, supuestamente nacido en 1951 en Austria, pero de nacionalidad estadounidense, queda en el suelo gravemente herido. Año y medio más tarde, el tribunal de Pau le condena a ocho años de cárcel por este atentado. Durante el juicio se hace llamar José Manuel Márquez, nacido en Portugal, aunque tampoco es seguro que sea ésa su verdadera identidad. Al parecer, hasta la Revolución de los Claveles había colaborado con la PIDE, la policía política portuguesa del régimen de Salazar.”

Fin del santuario francés...

La presión que estaba ejerciendo la policía francesa sobre la retaguardia etarra empieza a ser efectiva a partir de 1983 y resulta particularmente dura dos años más tarde. Esa situación obliga a ETA a buscar otros territorios seguros en los que poner a salvo a los activistas más destacados. La dirección de ETA envía en junio de 1986 una carta a los gobiernos de Cuba y Nicaragua pidiendo `su apoyo fraternal y revolucionario´ para que dieran acogida a refugiados del grupo: `Al hablar del colectivo de refugiados no podemos negar ante ustedes la evidencia de que, dentro del mismo, están compañeros que trabajan en algunas estructuras de la Organización, y hay otros que se mueven en la periferia realizando trabajos igualmente valiosos y necesarios. Por supuesto, son compañeros que, por tales características, podrían poner en peligro lo que conocen en caso de caer en manos del enemigo´, explicaban.”

Zulos...

A principios de la década de 1980 la dirección de ETA decidió la construcción de varios zulos subterráneos de máxima seguridad que le permitieran ocultar sus arsenales con garantías. ETA era una organización terrorista que manejaba cientos y en ocasiones miles de kilos de explosivo al cabo del año y que realizaba grandes compras de armamento en el mercado negro. Necesitaba instalaciones amplias y discretas. Unas para dedicarlas exclusivamente al almacenamiento del armamento e incluso del dinero. Otras para utilizarlas como fábricas tanto de explosivos como de granadas y algunas armas de fuego, como los subfusiles. Para construir estos subterráneos, ETA eligió a ciudadanos franceses que dieran cobertura y no levantaran sospechas. Todos tenían características comunes: estaban construidos debajo de las viviendas de estos ciudadanos, situadas en zonas de campo separadas de los núcleos urbanos y contaban con mecanismos hidráulicos para mover las entradas secretas después de accionar algún tipo de palanca oculta en agujeros, enchufes o instalaciones similares.”

En el banquillo de los acusados...

El primer día del juicio, Urrutikoetxea reconoció por vez primera su pertenencia a la organización terrorista. `Yo soy militante de ETA desde mi juventud. He sido, soy y seré militante de Euskadi Ta Askatasuna y estoy orgulloso de ello´. Utilizando el francés,
responde a las preguntas del presidente del tribunal, Jean Louis Maziere: `La represión contra nuestra lengua, cultura, contra todo lo que representaba una seña de identidad vasca, ha hecho que tome conciencia de la necesidad de seguir la lucha para la recuperación de sus derechos históricos. Es por esto que entré en la única organización que luchaba en todos los frentes, con todas las medidas políticas a su alcance para la consecución de estos derechos, teniendo como meta estratégica una Euskadi independiente, socialista, reunificada y euskaldún´. El dirigente etarra critica el papel de los partidos políticos vascos durante la reforma, acusándoles de haber renunciado a un cambio radical y de haber aceptado un estatuto de autonomía `elaborado en una constitución rechazada por el pueblo vasco´. Como ejemplo de la falta de poder del Parlamento autonómico menciona que durante la crisis del Golfo `reclutas vascos´ habían sido llamados a `servir a una patria y unos intereses que no son los suyos´ .”


El juez Baltasar Garzón en acción...

El magistrado subrayaba cómo a lo largo de más de treinta años de existencia de ETA se ha creado un entramado de organizaciones variadas, dirigidas por la `vanguardia armada´. `La configuración actual de la organización terrorista no puede ser reducida a la concepción como una organización armada, sino que paulatinamente ha ido sumando elementos y ha conseguido crear un movimiento político que da sentido y explicación a sus postulados -añadía Garzón en un importante auto judicial dictado en noviembre de 1998-. En el vértice de ese movimiento, que recibe el nombre de Movimiento de Liberación Nacional Vasco, se sitúa ETA y una estructura alegal creada en 1975, que recibirá el nombre de Koordinadora Abertzale Sozialista (KAS), en una situación de codirección subordinada de ésta a aquella dentro de una misma organización terrorista´.”

Narración casi notarial de la trayectoria de un hombre que es la trayectoria de un grupo terrorista que debería haber finalizado en la Transición o en 1989 tras la caída del comunismo soviético y que terminó siendo un asesino en una camarilla de asesinos que bajo la escusa de luchar por la libertad han subyugado la misma durante décadas terminando siendo una grotesca y macabra caricatura de movimiento de liberación para acabar con todos los defectos de los salva patrias: terror, control autoritario y el asesinato como forma de vida...


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/ 


 
                                                    


No hay comentarios:

Publicar un comentario