The Adversiter Chronicle

viernes, 7 de mayo de 2021

"El ojo púbico", por P. Gargajo Bilioso

Una sección de Palomino Gargajo Bilioso 
en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Victoria de la señora Ayuso y fracaso del populismo llamado progresista

Finalmente se celebraron elecciones en la Comunidad de Madrid donde se hicieron fuertes apuestas por parte de los contendientes y condicionado todo el proceso por la pandemia mundial y sus consecuencias en la vida económica del país donde unas elecciones autonómicas, y por primera vez en una comunidad de las denominadas políticamente correcto como no históricas, se libraban en clave nacional o estatal como gustan decir algunas mentes pensantes. Victoria rotunda de la señora Ayuso que ha sabido jugar bien sus cartas y además llevada en volandas por sus antagonistas que se empeñaron una vez más en el guerracivilismo de VOX y PODEMOS que han contagiado al resto de fuerzas en liza...

Con la señora Ayuso ha sucedido lo que suele suceder en los programas concurso de telerrealidad donde los concursantes le cogen tirria a uno del grupo, siempre le nominan para la expulsión pero el público que vota le salva hasta la final y se alza con el concurso. No es una broma, desde el inicio de la pandemia se ha criticado a la señora Ayuso por todo, desde construir infraestructuras hospitalarias que no servían, ir por libre en las medidas restrictivas y juzgarla a nivel nacional, estatal si prefieren, ignorando los límites territoriales de las elecciones. Era una fuerte apuesta donde analistas, contertulios y periodistas especializados se dedicaron a denigrar sus actos y actuaciones. Sale triunfante, no depende de la ultraderecha con piel demócrata, y ha arrasado a su antagonista principal el señor Pablo Iglesias. De su talante gobernante los dos próximos cursos políticos dependerá que se quede en fenómeno autonómico u pase a ser un programa de acción estatal.

El señor Pablo Iglesias, comunismo vestido de progresismo de izquierda, ha fracasado en su intento de evitar su purga por el partido mediante aclamación popular de las masas votantes. Falto del apoyo, con trampa, que pretendía de Más Madrid su discurso de o fascismo o yo sencillamente se ha quedado tan obsoleto como las medallas de la era soviética. Dice que se va pero no evita predecir augurios, amenazas una vez más, que en época de bonanza calan entre un electorado urbano y progresista pero que cuando vienen torcidas como ahora se impone la cruda realidad económica. Su dualidad de una España de Españas entre la pared del fascismo y su democracia progresista como único freno ya suenan a naftalina. Ser franquista en 2020 es tan anacrónico como ser antifranquista pese a que llene horas de debates y análisis en gallineros televisivos. Es su fracaso como líder, como regeneración democrática en los partidos o votar listas abiertas, todo ha quedado en nada salvo años de enfrentamiento inducido con tesis de o franquismo o nosotros que podemos aunque finalmente no pudo.

Y tan nocivo para la democracia como el proyecto del señor Iglesias o los nacionalismos extremistas de la periferia que llaman es VOX. La señora Ayuso ha logrado además contener el voto iracundo hacia la ultraderecha que si bien se instala definitivamente dentro del juego democrático no aumenta como esperaban sus votantes. El señor Abascal es la otra cara de la moneda junto al señor Pablo Iglesias y su populismo fracasará en cuanto lleguen a gobierno como ocurre con PODEMOS. Pero uno de los logros del señor Pablo Iglesias, el señor Echenique y resto del politburó de PODEMOS fue vender la moto de que la izquierda comunista era ser gente de progreso y ser de VOX es ser franquista. Ambos deberían estar en un museo.

Resaltar el mérito de Más Madrid que dicen que aspira a ser un partido verde del estilo de los verdes alemanes, lo cual es una buena noticia y uno de sus aciertos fue desmarcarse del discurso guerracivilista y sí mostrar defectos de gestión ofreciendo alternativas. Hacen bien es quitarse la máscara de progresismo antifascista y si siguen en esa línea de ser realmente progresistas de ideas y no de ideología puede ser un factor a tener en cuenta a corto y medio plazo dentro del juego democrático...

Tras defenestrar electoralmente al señor Pablo Iglesias otro daño colateral de la victoria de
la señora Ayuso es la purga que el señor Pedro Sánchez ha iniciado al día siguiente del fracaso relativo del candidato socialista. Un buen tipo pero sin perfil de imagen de candidato, honesto hasta el punto de haberse dejado llevar por directrices ajenas a su equipo y disciplinado acatando las órdenes del partido respecto a una de las peores campañas electorales de la historia democrática de España. Que ahora se culpe a dos afiliados históricos del PSOE por ejercer su derecho a asistir donde les asista la gana es sólo un mal augurio para el futuro inmediato del PSOE como formación histórica de la democracia y su legado democrático. Liquidar a la generación de Felipe González es como asesinar la sabiduría de los ancianos, no porque sean tales pero sí por su experiencia y sapiencia. El fracaso electoral en Madrid es culpa de quienes dirigían la campaña electoral, de nadie más, pero tampoco menos.

Ciudadanos entra en rumbo de desintegración y queda un PP con el señor Casado sonriendo entre dientes y sin más remedio que auparse a la alegría de la victoria pero esta victoria de la señora Ayuso proyecta otra sombra más, junto a la del señor Feijóo y la del alcalde de Madrid, que empequeñece un poco más la altura de líder del señor Casado. No es culpa suya, es cuestión de talante, de saber argumentar y tener talla propia como político y en ese aspecto el señor Casado siempre parece un buen tipo pero no un buen dirigente. Tiempos fascinantes en suma y que marcarán a quienes lideren la dura cuesta arriba de la recuperación económica y social cuando sea erradicada la pandemia. De momento el señor Sánchez se libra de su incómodo socio de gobierno, el PNV tendrá la llave en caso de adelanto electoral y la clase política secesionista catalana sigue siendo inoperante para ponerse de acuerdo y para decidir de una vez que hay que decir a sus votantes que les han mentido desde 2012...

Así de simple y así de complicado.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV
http://theadversiterchronicle.org




theadversiterchronicle@hotmail.es
 




No hay comentarios:

Publicar un comentario