The Adversiter Chronicle

viernes, 22 de mayo de 2020

"El ojo púbico", por P. Gargajo Bilioso


Una sección de Palomino Gargajo Bilioso
en exclusiva para The Adversiter Chronicle

¿Es lícito pactar con Bildu?

Ha levantado una polvareda política el anuncio de un pacto entre los ,partidos que integran el Gobierno y los herederos del entramado socio-político de la banda terrorista ETA. Polvareda donde una vez más la ciudadanía es azuzada por los líderes políticos y sale a la calle a manifestarse unos y contra manifestarse los otros mientras los demás se preguntan cómo es posible tal cretinismo cuando estamos en plena pandemia que ha arrasado como un huracán la economía, las capas sociales y relegado a segundo término y camino de finiquitar los problemas políticos existentes hasta marzo, la ciudadanía española ha demostrado disciplina, sacrificio y espíritu patriótico con la razón que dan casi treinta mil compatriotas muertos por el coronavirus y lo que nos queda aún...

Dejando aparte la razón del pacto, demasiado trascendente e importante para sacarlo adelante con sólo una parte del espectro político salido de las urnas y el apoyo de una formación que representa a una ínfima minoría y además con su pasado de terrorismo y asesinatos. Pero ETA fue derrotada y su entramado socio-político se han integrado en la vida democrática y el juego parlamentario. La única respuesta posible es que es lícito en democracia pactar con formaciones como Bildu, se llega a acuerdos con ERC cuando sus actuales dirigentes apoyaron y llevaron a cabo una intentona golpista de carácter civil, o con el PNV. Criticar al Gobierno por llegar a acuerdos con formaciones representadas en el Congreso es un ejercicio de hipocresía y azuzar a las masas para encauzar la rabia contenida y sacar rédito electoral. Lo que deben hacer quienes critican son dos cosas: convencer al electorado para tener apoyo a sus proyectos de política o asumir el patriotismo y tender una mano porque la reconstrucción nos afecta a todas y a todos.

Ser patriota no es hacer el gilipollas, ser patriota es hacer lo que haya que hacer y cuando haya que hacerlo y sea necesario. Lo que vemos en las críticas y movilizaciones con apoyo de soflamas de líderes políticos es volver a una Guerra Civil que quedó enterrada en el mes de marzo cuando España fue llamada al combate y respondimos como había que hacerlo: combatiendo sin desfallecer. Pero la reconstrucción y afrontar las largas jornadas de lucha que nos esperan por delante es cosa del consenso, la voz y las sugerencias de todos, lo contrario nos condenará a una época de retroceso en bienestar social, prosperidad económica y calma territorial, calma que es normalidad salvo la intentona de un prófugo Puigdemont y sus compinches cuya gestión del Gobierno de Cataluña ha mostrado sus falacias en esta crisis donde Barcelona se hermana con Madrid en sufrimiento. Pero en Cataluña ha gobernado la demagogia y las imágenes de la ciudad condal repleta de infractores que se creen con derecho a serlo es la versión pacífica de las revueltas e incendios de meses atrás. Lo mejor que haría ERC y el señor Junqueras es abandonar ya la demagogia secesionista y acatar su pésima gestión de Cataluña donde el señor Torra es una versión castiza de las ínfulas imperiales de Donald Trump pero con ribetes balcánicos.

Hemos encajado el primer golpe, llegan noticias de mutación del coronavirus y la gestión de la pandemia en EEUU y algunos países del continente presagian malos tiempos. Y falta África, porque una segunda ofensiva de la pandemia es una posibilidad muy real que necesitará de toda nuestra fuerza como nación una vez más y tantas como sean necesarias y cuantas hagan falta. Pero la clase política será la responsable de que lo que falta de pandemia y la reconstrucción sea mal o peor gestionada, pero desde luego pactar con Bildu no es un desastre nacional, el desastre es lo que nos ha dejado hasta ahora la pandemia y la reconstrucción a todos los niveles....
 
 El señor Sánchez nos tiene acostumbrados a anuncios y rectificaciones posteriores, así que lo de pactar con Bildu y luego puntualizar, lejos de ser algo extraordinario, es algo normal en la coalición de gobierno, pactar con ellos es lícito dentro del juego parlamentario, pero el pacto no es bueno para nadie salvo contentar las conciencias de urbanitas proletarios que viven como burgueses pregonando llevar a cabo el programa de 1931...
Así de simple y así de complicado.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 



 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario