The Adversiter Chronicle

martes, 5 de mayo de 2020

Tablas de ejercicios para un confinamiento domiciliario


Con la colaboración del profesor T. A. Rambaina
en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Una de las secuelas del confinamiento domiciliario en la nueva normalidad son las lorzas. Imperceptibles durante el encierro en casa, es ahora cuando tenemos que sacar la ropa del armario y además sin los rigores invernales para encontrarnos la desagradable sorpresa de que no nos sirve la talla habitual. Proliferan los vídeos caseros en Internet donde otros semejantes nos dan consejos de tablas de ejercicio, desde simples frikis a deportistas profesionales pasando por animosa ciudadanía cuyos consejos pueden llevarnos a lesiones. Por ello pedimos la opinión y consejo de nuestro apreciado T. A. Rambaina...

-¿Por qué no nos percatamos del aumento de lorzas hasta que hemos tenido que volver a vestirnos y salir a la nueva normalidad, ein?

-Por la misma razón que se cogen lorzas en Navidad, Semana Santa y descansos vacacionales, sencillamente no miramos, y mucho menos pisamos, una báscula. Cuando se promulgó el confinamiento domiciliario general, nuestra mente no estaba preparada para un periodo tan prolongado de inactividad rutinaria a lo que hay que sumar el aumento de comida casera, que a diferencia de la industrial que puede matar pues lo casero te engorda desde un punto de vista gastronómico. No hay que olvidar el factor terapéutico como ansiolítico de la ingesta de comida, sólo habría que sustituir lo que nos gusta por lo que es sano y saludable. El confinamiento sigue siendo necesario y al recato gastronómico habría que sumar una tabla de ejercicio. Para los Juan y Juanita Manzanas que salen ahora equipados para hacer deporte, les duran las ganas de hacer actividades deportivas lo que tardan en percatarse de que hay más probabilidades de contagiarse en el exterior que en el domicilio y comprenden que esta nueva normalidad sigue implicando salir lo menos posible.

-¿Equipar un pequeño gimnasio de alpargata en casa o reciclar elementos cotidianos para hacer actividad deportiva?

Adquirir ropa y elementos de deporte sólo es engañarnos y saciar nuestras amordazadas ansias consumistas. Los Juan y Juanita Manzanas que ven el deporte como algo que emiten por televisión deben recurrir a poco gasto para casi nulos ingresos así como aprovechar los elementos a mano para fabricar sus propios aparatos de gimnasia. A los beneficios físicos se suman los psíquicos por cuanto estimulamos las neuronas para conseguir fabricar o utilizar elementos de gimnasia con materiales disponibles sin salir a comprarlos. Un caso típico es la joven pareja con un bebé. Dado que el bebé no deja de crecer y aumentar de peso, podemos practicar levantamiento de pesas cogiendo al bebé con la palma extendida de la mano bajo los pañales y hacer una tabla de levantamiento de bebé, sobre diez con cada mano. Así, el bebé habitúa su sentido del equilibrio a los vaivenes y tanto la madre como el padre ejercitan los músculos de los brazos. A medida que nos habituamos y dado el crecimiento del bebé, cuando se acabe la nueva normalidad y regrese la de siempre, habremos ganado en bíceps y en un retoño que puede soportar sin marearse que sea subido y bajado repetidamente.

-¿Y para las piernas?

-Obviando los clásicos convertibles basados en sustituir las ruedas por dos ladrillos como son bicicletas y triciclos, trabajar las piernas resulta relativamente sencillo con medios caseros. Desde tomos de enciclopedias o voluminosas novelas históricas puestas sobre el empeine de los pies y levantar los mismos repetidas veces o provocar a la suegra para que nos persiga amenazante con la escoba por toda la casa, trabajamos la velocidad y los reflejos esquivando objetos, escobazos y salivazos con el riesgo de contagio correspondiente. Ni que decir tiene que en la intimidad de la pareja se pueden adaptar estos ejercicios para trabajar el levantamiento a pulso, elasticidad y los beneficios placenteros y de pareja que se suman al habitual del orgasmo. Si se tiene infancia con vértigo, se les puede colgar de la fachada mediante una cuerda y tirar y aflojar repetidamente en una actividad que hace partícipe a todos los miembros de la familia para evitar que se escoñe la infancia fachada abajo. Dado que hay algún que otro riesgo, hay que calcular cuanta infancia se cuelga de la cuerda en la fachada para saber calcular cuantos miembros de la familia pueden participar. En suma, es una simple adaptación de elementos a mano como dije anteriormente.

-¿Cuál sería entonces una tabla diaria de actividad física, ein?

-Levantamiento de bebé, también puede ser un microondas, para los brazos. Levantamiento de enciclopedia o tomo tocho de cualquier tipo de lectura en los empeines de los pies para piernas, que se puede combinar con el de brazos cuando se tenga cierta maña. Flexiones sobre una tabla de corcho donde se han puesto chinchetas en el reverso de forma que las puntas nos observen amenazantes combinado con series de escapar de la suegra por el pasillo. Terminar con series de abdominales bajo el agua en la bañera de forma que si no queremos ahogarnos, y previamente atarnos las piernas, debamos hacer una abdominal para poder sacar la cabeza y respirar. Par el cuello es necesario sujetarnos con cinta americana un rotulador a la frente y tratar de copiar una imagen a base de pinceladas. Se trata de no solo mantener el tono físico en una tonificada psique sino además adquirir nuevas habilidades que lograrán además que se nos pase el tiempo volando.

-¿Algún consejo para la nueva normalidad?

-Que no es la normalidad que añoramos y anhelamos, sigue siendo un confinamiento domiciliario donde es preciso salir sólo lo necesario. Si no se cumplen las reglas de distancia social e higiene podemos encontrarnos con un regreso al confinamiento general. Hay que tener paciencia y responsabilidad personal porque es la que logra la responsabilidad colectiva. No es hacer deporte como antes, se trata de no estar inactivos pero ser también generosos, renunciar a un par de días a salir a hacer deporte supone que podamos salir escalonados para evitar aglomeraciones. Si alguien piensa que la nueva normalidad es normalidad en algunas actividades estaría cometiendo un grave error. Hay que salir a tenor de las distintas fases que marquen las autoridades sanitarias.

-Pues me pongo raudo a elaborar una tabla de quesos y embutidos, que esto del deporte como que entra hambre.
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 

 
 
                                               


No hay comentarios:

Publicar un comentario