The Adversiter Chronicle

sábado, 18 de mayo de 2019

"Días de vinilo y cassetes", suplemento musical cutre


Una sección de El Bis en exclusiva para The Adversiter Chronicle

LA ISLA BONITA (1987)

En 1986 se lanza al mercado el que era tercer larga duración de una Madonna con cambio de imagen en forma de pelo corto de rubio platino y creando tendencia con treinta años de anticipación, porque si bien ahora es moda que la juventud femenina y adolescente usen enaguas y picardías como atuendo diario, fue Madonna la primera en salir a escena en corpiño y utilizarlo como prenda de dotación. Posiblemente, True Blue es el mejor larga duración de estudio de la primera etapa de Madonna, una artista que siempre ha sabido hacer metamorfosis estético a la vez que evolucionaba como artista a la par de la evolución del sonido tecno...

El larga duración dio lugar a unas cuantas canciones y sus vídeo clips correspondientes que supusieron un salto de calidad en cuanto a producción. En 1987 se lanza el sencillo y el orbe hispano se despertó con la grata sorpresa de que Madonna estrenaba estribillos en español con estética hispana. Es cierto que el traje de faralaes lo lleva como una furcia en un burdel minero del lejano oeste y que la imagen de beata resalta su sensualidad logrando que pienses más en pecaminosos pensamientos que reconfortantes y espirituales rezos. La canción conoció versiones maxi, sencillos de larga duración, más o menos afortunadas. Si bien Madonna seguía teniendo su punto débil en los directos, en el mítico concierto televisado de ese año en Turín fue La isla bonita el mejor tema interpretado en directo...

Porque era 1987, la nube radiactiva procedente de Chernóbil acechaba la atmósfera de un mundo en plena Guerra Fría, pero Madonna cantaba estribillos en español, rasgo que haría marca de la casa en posteriores temas, y se le perdonaban sus gallos en los conciertos porque Madonna era Madonna pese a sus nefastas condiciones de actriz. En mi opinión es la canción más atemporal de la cantante, puede escucharse tres décadas después y sigue tan fresco como el día de su lanzamiento y el vídeo sigue fascinando por su calidad en un conjunto donde se nota la mano del productor y que fue el afianzamiento definitivo de Madonna como diosa en el Olimpo de la música del momento y que pese al tiempo transcurrido sigue conservando la fascinación, tal vez porque envejecemos con ella o quizás porque una mañana de 1987, Madonna cantaba en español ,y eso, era algo especial...



  The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario