The Adversiter Chronicle

viernes, 17 de mayo de 2019

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle

SUPERVIVIENTES 2019: ¿Se queda sin minutaje Jorge Javier y lo disimula tratando a Dakota de manera cruel? Mientras, La Pantoja manda a Omar por el culo tomar, tocata y fuga de Azúcar Moreno y su concurso ladronzuelo, expulsión de Aneth y ya saben todos pescar con anzuelo

Sólo van tres semanas de concurso y ya empieza a coger intensidad esta edición donde hay que señalar que es de las que menos supervivencia hay así como la de los y las más gandules que se recuerdan, dejando la juventud presente en la isla muy mala imagen. Hay que destacar el concurso tanto de Chelo como de Mónica Hoyos y sin olvidar a un Colate cuyas dotes de líder y saber organizarse para buscarse vidilla han topado de frente con la holgazanería, las bravatas de boquilla y demás infantiladas de Omar y compañía. Pero, en realidad la emoción ha estado ajena completamente a las tareas mínimas e imprescindibles de la supervivencia para urbanitas televisada para tomar protagonismo absoluto el tema de la convivencia logrando que Jorge Javier se pusiera a la altura de una jovenzuela y díscola concursante realizando el que puede que sea su mayor ridículo como presentador donde no se han notado los lustros de experiencia como tal...

Se está discutiendo mucho si el presentador convertido en sumo pontífice inquisitorial se ha pasado y si Dakota se merecía el castigo de no hablar con un familiar. Dakota concursa como representante de la muchachuela que se muestra en el programa Hermano mayor donde se muestran adolescentes que por distintas causas y motivos se vuelven agresivos verbalmente y violentos destrozones de enseres hogareños para desgracia y tormento de sus progenitores, hermanos y familiares, incluyendo vecindario. Dakota es descarada, mal hablada, violenta al discutir de forma verbal y habla según le vienen las cosas a las neuronas. En este caso, denunció a grito pelado el trato de favor hacia Isabel Pantoja que acababa de hablar con su hijo Kiko. Dakota desconocía que estaba previsto que luego fuera ella quien disfrutara de intercambiar palabras con su padre...
 
Y aquí empieza el meollo porque Jorge Javier, ejerciendo de paternalista maltratador desde un punto de vista televisivo, se comportó de forma cruel con la díscola muchacha. Primero la llamó estúpida con otras palabras y que él no iba a consentir estupideces, también con otras palabras; luego, al ver que Dakota no pasaba por el aro y reprocharle que una niñata no iba a dar lecciones a un veterano con treinta años a la chepa en su oficio, la castiga sin poder hablar con su padre. Opinamos que Jorge Javier, por hacer el canelo con los Pantoja, se quedó sin minutaje y lo pagó Dakota. Ha estado mal porque Jorge Javier se fue a dormir a su casita mientras que una chica que necesitaba emocionalmente el calor de una voz familiar, por muy boca negra que sea hablando y maleducada en las formas, que lo es hasta el punto de desear cortarla el cuello...

Jorge Javier no demostró maestría de veterano y sí estrés larvado. Tiene experiencia y neuronas para, haciendo lo mismo, hacerlo de otra manera pero el Jorge Javier que teníamos en el Olimpo hasta hace tres temporadas jamás hubiera sido cruel con Dakota. Ahora le pedirá disculpas y dirá alegatos, pero debería recapacitar y hasta qué punto se puede mejorar su papel de presentador con su faceta de actor aficionado, porque lo sucedido con Dakota es el comportamiento de alguien que confunde la realidad con interpretar un papel en un musical...
Que conste en acta.

Como descargo compasivo de la fiscalía televisiva contra Jorge Javier, debe citarse que ya pilló calentón previo con el recibimiento en plató de esa estafa concursante con patas y palmas que han sido las Azúcar Moreno. La cosa tiene tintes de doble expediente secreto porque Jorge Javier se mostró áspero como una lija del treinta y castigador como no se veía desde los tiempos del juicio a los integrantes del complot Walkiria en 1944. Porque el comunicado con el que despachó a las falsas concursantes del plató, hace insinuaciones poco veladas de estafa, robo y fraude. Tras un intenso seguimiento de comentarios desde la gala, nos atrevemos a aventurar la hipótesis de que pidieron un adelanto...

Pero Azúcar Moreno pertenecen a ese tipo de concursantes que aceptan la oferta porque necesitan aurelios mas se arrepienten de ir antes de acabar de estampar la firma en el contrato de participación. Mala suerte tiene la audiencia gitana porque sus representantes caen en los tópicos típicos sobre la etnia cada vez que van a concursar. Nunca fueron participativas, nunca fueron comunicativas y jamás tuvieron intención siquiera de intentarlo; a partir de aquí se puede pensar lo que se quiera porque han dado pie, tanto ellas como el programa, a que se barajen todas las suposiciones, pero las han llamado ladronas.
Una pena el declive de un dúo que forma parte de los recuerdos musicales de varias generaciones.

Isabel Pantoja sigue haciendo un concurso excelente, pese a las opiniones del zangolotino de su hijo. Ha marcado territorio, crucificado a Albert por señalarla en la palapa y diplomática con Colate pese a que la ha nominado. Lo mejor fue cuando le paró los vaciles y el colegueo a Omar dejando claro que no vuelva a nombrar a su hija. Lo cierto es que si desde el sofá ya se aprecia cierto tufillo a preferencia del pantojismo en esta edición, estar en la isla debe ser una sensación aún más perceptible. Ella sabe de qué va el espectáculo y lo sabe ofrecer, con esa mirada dura de quien ha sufrido privación de libertad, de saber que al final siempre llega el final y si aguanta el tipo y defiende su espacio vital más el que vaya arrebatando al resto, será finalista y campeona con alta probabilidad. Albert demuestra una juventud que no duda en señalar a toda una folclórica pero ni puta idea de concursar. Ante un concursante de tal entidad, hay que pegarse como una rémora para ir a rebufo hasta la final como han hecho en otras ediciones...
De momento reina la Pantoja y calibra hasta dónde puede hacer lo que se le antoja.

La expulsada definitiva y que deja una semana más en solitario al endeble del Jonathan ha sido Aneth, concursante lastrada por su leyenda de lagarta como amistad y la más solitaria en cuanto a calor de la audiencia. No hizo mala supervivencia, participativa y activa, pero en la convivencia ha sido mete mierda, cotilla, lianta y lameculos de la Pantoja. En condiciones normales hubiera sido el enfermizo Jonathan el expulsado definitivo, pero el clamor de tirria de la audiencia se tradujo en no darle otra oportunidad. Ha sido una concursante que cumplió el papel por el que se la eligió y posiblemente ha sido algo incomprendida o bien es mala y arpía como ella sola...

Así que Jorge Javier se humillará ante Dakota, Pantoja a verlas venir a la buena sombra y artes de pesca del Colate mientras que Violeta se arroja en brazos de Fabio, Chelo sigue a remo de los acontecimientos con ánimos renovados tras ser salvada por la audiencia mientras que Carlos Lozano es según le pegue el sol, ora discute con Chelo ora anima a Chelo. Hay que reconocer que tanto él como su ex- se muestran serenos y normales para lo que nos tenían acostumbrado. Nominados de peso pesado con Pantoja, Carlos Lozano, la Chelo y el bobalicón de Albert. Apostamos que sale el viceverso porque Chelo y Lozano han librado ya en semanas anteriores y entre un viceverso y la tonadillera, es claro apostar por la Pantoja sí o sí...
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 

 
 
 
 
                                                 


No hay comentarios:

Publicar un comentario