The Adversiter Chronicle

viernes, 31 de mayo de 2019

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle

SUPERVIVIENTES 2019: Sobera promete lo que no se cumplió por animar con trato de favor a la Pantoja, Violeta chinga con Fabio de forma estridente y Lidia expulsada mientras Carlos Lozano se reafirma en el palafito con Colate acusando a la Pantoja de robo y eso que al principio parecía bobo
 
Si quedaba alguna duda de que esta edición 2019 de Supervivientes no era anómala y discurría por cauces más o menos normales, el martes pasado y con el bueno del Sobera quedando por falso el jueves ídem, ya no hay lugar a la duda: la inversión en la participación de la Pantoja tiene prioridad y es fundamental que llegue a la final y sobre todo que no abandone. La última, fue y es el misterioso caso de la lata de jamón cocido donde Colate sacó el dedo acusador para presentar pleito por robo con nocturnidad y alevosía por parte de Isabel Pantoja...

Pero ha sido una semana tan intensa tras la anterior de galbana total, que lo mejor es seguir el orden cronológico. La cosa era anodina hasta el martes con Sobera de maestro de ceremonias cuando Pantoja montó otro numerito de tanteo con el rollo de que quería abandonar. Hay que decir que la artista se ha montado su cubil, una celda virtual donde se deja acompañar de una Chelo que aunque no quieras ni pensarlo parece el jorobado ayudante para todo del doctor Fronkonstin, sin faltar el inefable Omar que una vez que respeta el debido respeto matriarcal a la Pantoja, le sirve de satélite de la señal de Radio Macuto en la isla. Se nota que ha estado en el Hotel A La Sombra, pero es humano que quiera abandonar...

Pero si ya sus defensores reciben trato prioritario en las galas y debates, esta edición se hace lo que haga falta para que la estrella no abandone antes de amortizar gastos de la productora, sin duda lícito desde un punto de vista empresarial pero que se está cargando la edición. No pesca ni Dios, están incómodos y no comen lo que les gusta, pero hambre ninguna cuando tienen tiempo de andar con pijadas unos, pantojadas otros, hacer el canelo alguna, ponerse histérica la que faltaba y sobre todo una gandulería, desgana y pasotismo superviviente que raya en lo grotesco. Si desde el sofá huele a podrido en la isla, estar allí debe ser un sufrimiento. Pantoja gala sí y gala también, recibe apoyo de los suyos y el paroxismo fue el pasado martes donde se le permitió recibir en vivo y en directo el aliento de su hija. Sobera atento al pinganillo, Lara con cara de circunstancias que pone cuando no se sigue el guión y el minutaje previsto, el resto del personal alucinando...

Un Sobera azorado pero sacando experiencia, capeó el privilegio asegurando y prometiendo que el próximo jueves tendrían la oportunidad de escuchar a sus seres queridos. Todo kiski entendió que el jueves todos y todas escucharían a familiares. La cosa olía a podrido hasta en Dinamarca porque si ya Jorge Javier llega justo de tiempo a las nominaciones haciendo galguear al personal, sería dificultoso que dejando a los familiares dar un mensaje se cumpliera el horario. Pero fuimos ingenuos una vez más: al final tenían que superar una prueba con cerbatana....
Pueden sacar ustedes mismos las conclusiones que son que huele no a podrido, sino a pura mierda.

Aún en proceso de asimilación, llega Violeta y se pone a chingar de forma estridente con el flojeras del Fabio, mucha percha pero poco galán, que le regaló una baratija de anillo con supuesto valor sentimental. El caso es que como no pasan penurias de otras ediciones, pues a uno le pica el nabo y a la otra el txitxi. Violeta ya nos había hecho partícipes en la isla de que le gustaba el sexo con dolor, pero advirtiendo a un cara empalmado de Fabio que también le gustaba aplicar el mismo además de recibirlo; el dolor, digo. Más de algún televidente habrá tenido fantasías con tal confesión en lúgubres catres con cadenas, pinchos, látigos y correas, pero no, no era eso: Violeta aplica dolor a los tímpanos del compañero de alcoba. Y es que Violeta ha quitado toda sensualidad y erotismo de los fornicios vistos y escuchados en anteriores ediciones, ora en tienda de campaña, ora en humilde cabaña. Ni siquiera fue un polvo de aquí te pillo aquí te mato, fue una chingada deprisa, escandalosa y sobre actuada...

Luego decían que no habían visto la cámara, en fin, que chingaron y a Violeta se le vio una teta, con el pezón castamente velado como si fuera porno blando para canales de simpatías vaticanas, pero de una ordinariez y mal gusto que mata cualquier estímulo. Violeta debe hacérselo mirar, no por follar, sino porque tiene un carácter dañino para ella misma, de neuras tremebundas, de estar fuerte y de repente hacer niñerías. Pocas horas después el Fabio pasó de defender a su damisela y ésta mandó el anillo de valioso valor sentimental a freir espárragos. Lo último es que este jueves se volvieron a morrear...

La expulsada esta semana ha sido Lidia, una concursante que se nota que no es una zangolotina viceversa, pero de perfil plano como concursante, sin estridencias ni neuras, sin rabietas y lloros lloriqueantes, voluntariosa dentro de los cánones de esta edición anómala, pero una total desconocida en suma que no pudo derrotar a una viceversa típica de tópicos como tal de Violeta. Nos hubiera gustado lo contrario por ver a la Violeta con su ex- que parece el Marcelino de pan y vino. En el duelo final por el palafito, se impuso un Robinson Carlos Lozano Crusoe, majareta de soledad, adornado de abalorios con materiales isleños, que se baña enseñando el culo porque está en comunión con el entorno...
¡Vamos, que si no sale pronto se acaba de volver majareta del todo, pero fuerte habitante del palafito que gana enteros a cada eliminatoria!

Y el remate final, el mágico fin de fiesta, el digno colofón hasta el momento a una edición anómala, llegó con la acusación de Colate en la gala del jueves sobre Pantoja y el misterioso caso de la lata de jamón cocido. La cosa tiene miga, pero resumiendo se puede decir que había cinco latas para el grupo, el grupo sólo devoró cuatro y Pantoja se zampó una ella solita. El entuerto se entuertó cada vez más a medida que Pantoja veía desmontados sus argumentos, Colate cada vez más acusador y el Jorge Javier tratando de improvisar sin éxito ante tal espectáculo mierdoso que deparará horas y horas de programación, la gran sorpresa: ¡Pantoja acusada de robo con nocturnidad y alevosía!

Dudamos que Isabel Pantoja cometa la chiquillada de robar una lata, no es coherente ni otra cosa que el morbo de que quien estuvo en la cárcel por choriza sea acusada de chorizar una triste lata de jamón cocido, cierto que el hambre le come la moral, pero todo apunta a que la cosa llegará al domingo, martes y jueves de acusar a Colate de confusión y falsa acusación de que el equipo de producción en la isla hable y mucho menos regale latas por muy Pantoja que sea. Quienes pierden con todo esto son los propios concursantes, la audiencia y el formato, pero la máquina trituradora ya está en marcha. Esta edición hay que tragarla como es porque es de interés empresarial que la tonadillera llegue a la final, otra cosa es que la gane...

Esta semana la terna de nominados y nominadas son Pantoja, Chelo, Violeta y Dakota. La cosa está chunga para apostar en garitos y lupanares: las cuatro han librado ya de palmar en otras nominaciones y aunque las neuras de Violeta son saturadoras, el comportamiento de Chelo, servil y de vasallaje, hacia la Pantoja puede hacer que sea la expulsada. El morbo sería ver a la Pantoja sin su vampiro particular ya que no se fía del todo del Omar, que parece bobo como Colate pero observa y absorbe como una esponja. Pantoja y el cantoso del Omar se toleran por necesidad y si el chico es listo, al expulsar a Chelo pasaría a ser el apoyo de la artista. Por lo demás, estar atentos a si Colate pierde los nervios del todo tras fallar en su gestión de liderazgo, cada vez más sólo y aislado salvo el gallifante del Albert...
¡Pero no van a dar la lata con la dichosa lata!

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 




                                                     


No hay comentarios:

Publicar un comentario