The Adversiter Chronicle

viernes, 10 de mayo de 2019

"TELEMIERDA INC.", suplemento televisivo cutre


Suplemento televisivo cutre de The Adversiter Chronicle

SUPER PANTOJA 2019 (Antes Supervivientes 2019): ¡GuaaaAAAAPAAAAAaaaa!

Han pasado apenas dos semanas largas desde el inicio del concurso y esta edición ya tiene un protagonismo total e inducido por la cadena: Isabel Pantoja. Protagonismo, porque la Pantoja resulta ser una concursante que se ha adaptado al terreno y cuando no puede, pues resulta que el terreno se adapta a ella. El golpe de mano definitivo ha demostrado que la productora mima a su concursante estrella y estelar aunque el primer conejo en la chistera en forma de crear una nueva playa donde sus habitantes son inmunes, ya hizo saltar todas las alarmas. Aumenta así la leyenda del poder gravitacional de la tonadillera donde todo cuerpo celeste cae bajo la influencia de su órbita, comenzando por el apóstol de la psique pantojil del Jorge Javier, que sólo le falta babear cuando habla con ella...

Y han pasado cosas esta semana, pero todas eclipsadas por quien se ha alzado como la protagonista y finalista indiscutible. Además, esta semana ha tenido suerte y comparte playa con un equipo bastante potable en cuanto a lograr comida y comodidades, encabezado por un Colate que se ha manifestado superviviente competente, adalid del arte caballeresco donde se rinde homenaje a las damiselas, se nota que es un sibarita aunque a la hora de ser líder no ha dudado en llamar vago al pedazo de gandul, siempre con una escusa para no dar palo al agua, del Omar, cuyas cuchufletas y frases antológicas que resultan graciosas y ocurrentes pierden gracia y fuelle fuera del ámbito urbanita y nocturno discotequero. Que la cabaña se le desmoronase encima de la quijotera, es una justicia divina a un tipo que cae bien a las féminas pero es un auténtico gandul...

Por otra parte, la Pantoja, que sabe mucho, y además aplicarlo, del ámbito televisivo, ha tanteado su condición de estrella estelar y tras el plante o rebelión junto a las Azúcar Moreno, que ahora no fue una intentona golpista de abandonar el concurso, ya sabe la tonadillera que lo que busca la organización es rentabilizar la inversión en forma de suculenta soldada por concursar. Ya sabe que si dosifica bien su condición de estrella que impone condiciones, el camino a la final estará, si no despejado, si desbrozado. Pantoja está jugando muy bien sus cartas, alejada de histerismos y mojigaterías por ausencia de comodidades y alimentarse como Dios manda, no es una Pascualina o una Mila Ximénez y mucho menos una petarda Belén Esteban. Sabe gramática parda desde un punto de vista televisivo, entra a los juegos de guerra en forma de seguir la trama de supuesta atracción por Colate…

Pero darles paseo en barca, sacar a Carlos Lozano de la playa y esperar que se calmasen los ánimos, es una completa anomalía dentro del concurso; pero esto ya no es supervivencia con convivencia para ser tele realidad sobre una estrella de la canción española acompañada de sus comparsas, que lo son por voluntad propia. Ver a Colate cargar con los sacos, verla pasar olímpicamente de realizar las pruebas o que su actividad cooperativa como superviviente sea cantar por faralaes con la Toñi y la Encarna, amén de dar palmas y la turra con las jodidas cancioncitas, no sólo saca de quicio a Carlos Lozano sino que lo logra con la audiencia con un mínimo de sensibilidad concursante. Excelente jugadora la Pantoja pero con todo el programa rendido a sus pies comenzando por el Jorge Javier...
¡¡¡Pero esto ya no es un supervivientes genuino dentro de los cánones acostumbrados por mucho que afirmen que de trato de favor, ná de ná!!!

El resto de comparsas sin embargo, siguen la rutina con supuestos amoríos de viceversos y la acusación de la fiscalía televisiva de que Chelo es una servil servidumbre de la Pantoja, aunque la criticarán haga lo que haga la Chelo que con sus limitaciones ha demostrado que no se le caen los anillos. Sus gritos de que ama a su pareja en plena gala, puede que haya hecho más por la normalización sin estigmas de las parejas con miembros, sin ellos en este caso, del mismo sexo que las campañas a favor del mismo. Chelo y Pantoja se apoyan porque cuando salgan posiblemente sigan sin hablarse, pero en la isla son dos personas que se conocen de amistad de antaño y Chelo mantiene el tiempo y la cabeza ocupada mientras que la Pantoja encuentra un apoyo sin tener que confiar en algún desconocido o desconocida. Mónica Hoyos también sorprende con una calma y serenidad que le desconocíamos de anteriores concursos de tele realidad, aunque sea nombrarle a Mirian Saavedra y que su rostro se desencaje, su boca suelte improperios y asome esa Mónica Hoyos que parece obsesionada como Juana la loca...

De los viceversos y viceversas, destacar a Violeta La Burra que siguió haciendo burradas en forma de negarse a tragar alimento o beber isotónica hasta llegar a umbrales de principios de anemia. Ella lo ha negado, y tras los rebuznos y las coces, entró en razón pese a que al final ha tenido que abandonar el concurso por razones personales y que deben ser poderosas para ir contempladas en el contrato para no tener penalización. Violeta ha sido una estafa de concursante, demasiado urbanita y pija para soportar mosquitos y comer arroz con gachas y muslos de marisco; caprichosa malcriada, mimosa sin causa y además aderezado con la supuesta atracción por Fabio a la vez que lloraba por los rincones por su pareja fuera...
Lo de siempre sin el atractivo de una Sofía y todos los defectos de una Oriana, así que adios aunque seguramente le ofrezcan repetir la edición que viene, pero es mala concursante y mala para ella misma.

El expulsado ha sido el desconocido Jonathan, el sobrero de relleno y bajo sueldo de la edición, que tras una primera semana de mosqueo con sus compis, sí muestra maneras de superviviente y no resulta tan desagradable al espectador como auguraban sus rabietas por llamarle Cristian. De todas formas, tiene mérito que haya eliminado a la Loli y no deja de ser un reconocimiento de la audiencia a sus méritos. Queda saber si se ganará la gracia en el palafito, aunque ya no apostamos nada a estas alturas, la salvación de Mónica Hoyos ha sido toda una sorpresa y vaticina por donde van los derroteros de la preferencia en esta edición lo que confirma el declive de viceversos y viceversas cuyas tramas son demasiado previsibles por repetitivas. La terna de nominados son de nuevo la Hoyos, Aneth, Chelo y la siempre mal hablada de Dakota. Apostamos doble, con prudencia, a que la cosa está entre Aneth, que tiene a su favor que trabaja y aporta, y la Dakota...

Hay que destacar, antes de finalizar la crónica, que esta edición es una trituradora de presentadores. Si bien el Sobera tuvo una labor perfecta y profesional que hizo olvidar las tribulaciones del bueno del Jordi González, esta semana se le desmandaban los colaboradores en plató. Por parte de la buenorra de Lara, sigue con el encanto de novata que si se sale del guión se azora y los concursantes tratan de burlar su vigilancia en la pruebas o sencillamente ni la escuchan. Supone la nota de humor en una edición donde no hay la concursante o el concursante cuchufletas porque la Loli no da el tipo como tal, más que nada porque resulta cargante y estridente a más no poder...
¡Porque esta edición no hay tango, y puede que no exista tongo, pero va de copla!

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 





 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                   









No hay comentarios:

Publicar un comentario