The Adversiter Chronicle

martes, 6 de noviembre de 2018

¿HAY ULTRAJE A LA BANDERA POR SERVIR DE ATREZO EN UN CHISTE TELEVISIVO?: ANÁLISIS


Con la colaboración del Teniente Coronel Tapioca, miembro retirado del Estado Mayor de La Legión y que actualmente regenta una tienda de Todo 1€,
en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Si andaba poco revuelto el ruedo hispánico entre tensiones territoriales, escaramuzas políticas y presión en sus fronteras por la llegada masiva de inmigrantes y refugiados, un humorista televisivo utiliza de atrezo y de apoyo visual una bandera de España en un chiste donde en un momento dado se suena los mocos. Le están llamando de todo, acusándole de casi todo y sin ver para nada la gracia del chiste, del que ya nadie se acuerda, y nos hemos quedado con el momento de la soplada de mocos. Como no podía ser de otra forma, han surgido airados y ofendidos ciudadanos que manifiestan que mueren por la bandera y que si el humorista tiene huevos, se vaya al Principado de Asturias en el norte de España y se atreva a escupir la bandera del mismo. Nadie mejor que un profesional de la milicia para que nos aclare si es ultraje utilizar la bandera de atrezo en un chiste...

-La primera pregunta es obvia, mi teniente coronel, ¿qué bowlings es la bandera, ein?

-¿Qué es bandera...? Es tantas cosas y a la vez no es nada, depende de quién la mire porque si uno pertenece a otra bandera pues la bandera en cuestión no significa nada y si significa algo sólo puede significar dos cosas desde un punto de vista estrictamente militar: o es bandera aliada o es bandera enemiga, tampoco es tan difícil de captar el concepto, pollo, no es tan difícil aunque se sea un memo en banderas como es usted por su condición de civil. Otra cosa es el que pertenece a esa bandera y entonces ocurre el mismo proceso pero a la inversa. Como diría alguien, las banderas son como el culo, que todos tenemos uno; me permito añadir que es además como la mierda que unas veces ondea con alivio y otras con esfuerzo. Metáforas, al fin y al cabo, al calor de las caladas porque lo de la bandera es algo personal y colectivo a la vez. ¡Si no nos ponemos de acuerdo en los colores de la bandera cómo cojones queremos ponernos de acuerdo en cómo tratarla!

-¡Redios Tapioca, ya está pedo y se va por metáforas! ¡Pero qué es una bandera!

-Calma pollo, calma. Una bandera es una tela de forma cuadrada o cuadrilonga que se asegura por uno de sus lados a un asta y se emplea como insignia o señal; su color, o el escudo que lleva, indica la nación, partido o asociación a que pertenece... Podemos distinguir todo tipo de pelajes bandereros pero citaré a modo de ejemplo sólo dos: bandera blanca, bandera negra y decir que hoy en día hasta las asociaciones de vecinos tienen su propia bandera...Tenga pollo, dele unas caladas y pasemos al asunto en cuestión.
 
-HannNNsssxxxxgggzss... Han utilizado una bandera española como atrezo y...

-Atrezo... Supongo que se refiere a un conjunto de enseres, objetos, muebles y otras cosas que se emplean en una representación teatral, televisiva en este caso... Bueno, entiendo que las carencias de conocimientos respecto a la bandera como atrezo son consecuencia de que suspendieron el servicio militar obligatorio y cercenaron el aprendizaje a la juventud sobre los valores y significados de una bandera como Dios manda... Bien, tenemos un atrezo para un chiste televisivo consistente en una bandera con los colores y demás de la bandera del Reino de España, prosiga con la exposición del asunto, pollo, prosiga pues.

-En un momento dado, mi usía, el humorista hace ademán de sonarse los mocos y es ahí donde no le ven la puta gracia, aunque el chiste era gracioso, eso sí que no se le puede negar...

-Bien, pero era atrezo, quiero decir que ni estaba en un balcón de un edificio público ni similar. No le veo la gracia al gesto que por otra parte no dejaba de ser una escenificación visual de un chiste. En estos casos hay que tirar del dicho ojos que no ven, corazón que no siente... Si el chiste se escucha por la radio hubiera sido la repanocha pero al ser televisivo y hay tantas sensibilidades como individuos pues la gracia que en la radio o viñeta gráfica lograría que todo el mundo se descojonara con el chiste, provoca opiniones encontradas y encontronazos. Desde un punto de vista militar este engorroso asunto es cosa de civiles y de sensibilidades que provoca el visionado. Insisto que si el chiste no fuera televisivo y sí gráfico no habría tanta jodida alarma.

-El caso es que parte de la ciudadanía se ha ofendido y presumen de morir por la bandera...

-Mire pollo, en España, por fortuna, quienes tienen delegado en su persona el morir por la bandera son profesionales y saben que la Historia está vacía de banderas por las que murieron mucha gente, la Historia la escriben las banderas que triunfaron matando a los de la otra bandera. Los profesionales de morir por la bandera saben que morir por ella es sólo un sacrificio y que la bandera se defiende matando, derrotando a la bandera contraria. Luego hacemos placas y monumentos a quienes murieron por ella y lo celebramos honrando a la bandera. Morir por la bandera es saber defenderla y tratar de llevarla a la victoria para que siga ondeando. Podemos discutir si el chiste tiene su puta gracia o ninguna, podemos decir soflamas en defensa de la supuesta ultrajada pero la bandera está por encima de todo eso porque...

-¡Porque es la enseña nacional, vencedora en campos de batalla desde Granada al Reino de Nápoles y pasando por la conquista de Tenochtitlan sin olvidar...!

-Pollo, tiene usted un serio problema con los psicotrópicos... ¡Porque está en el mástil, pedazo de merluzo! ¡Todo este asunto es una soberana gilipollez de controversia de índole civil! ¡A la bandera la han quemado, pisoteado, escupido, arriado, ninguneado, derrotado, humillado y hasta abolido y sigue ahí! ¡Es qué tanto miedo le tiene la sociedad civil a los chistes! ¡Si era atrezo de un sainete televisado, pues es atrezo, cojones, atrezo! ¡Otra cosa es que el humorista se hubiera subido a un vehículo, buque, aeronave o instalación militar donde ondea la bandera española y se pone a representar cuchufletas y se suena los mocos pues se le hubiera hinchado la cara a hostias, colgado de los pulgares y sometido a tratamiento Ludoviko en el Cuerpo de Guardia sin menoscabo de verle la gracia al chiste! ¡Lo que tiene que hacer el humorista es saber distinguir un medio de comunicación de masas de otro y ver el más apropiado para sus puñeteros chistes! ¡Pero este asunto es una soberana gilipollez! Deme fuego y acabemos este tema.

-Pues la guinda es que han retado al humorista a irse por tierras astures y hacer lo mismo con la bandera asturiana...

-Eso ofende a todo tipo de personas porque quién no ha cantado alguna vez en su vida estando de jarana el `Asturias patria querida´... Además, dado el carácter asturiano de regar con sidra los momentos solemnes, al llegar al homenaje a la bandera tras el himno, si alguien se suena los mocos con la bandera astur, y con un suministro continuo de culines de sidra pululando por el recinto entre los asistentes, al llegar a la bandera si alguien se suena los mocos y lo hace con disimulo como que nadie se percata... Aunque le compadezco si la sonada de mucosidades es ruidosa... ¡Pensarían que forma parte de la celebración y no dudarían en imitar el ejemplo!

-¡Jejejejeje! ¡La sidra! ¡Que puñetera la sidra! ¡Jejejejeje!

-Mire pollo, si la bandera era atrezo, no ha pasado nada para que linchen al humorista ni es tan grave un chiste para que un ciudadano se inmole por ella. A mí me preocuparía más que alguien se encaramara a un mástil donde ondea para sonarse los mocos porque sí sería un ultraje y un ataque a un símbolo patrio y a la patria misma que representa. Pero no ocurrirá porque si alguien se suena la mocada es que está griposo y dudo mucho que quiera encaramarse a un mástil para trepar por él... Si llegara a ocurrir pese a todo tal intento de ultraje, una vez interceptado el sujeto y abortado el ultraje, se unta con grasa el mástil como se hace en algunas fiestas populares con un gorrino y en otras más marineras un poste, que dificulte otra acción de ultraje y sin coste alguno en los presupuestos de Defensa...
 
-Lo curioso es que pedo, como que la cosa tiene hasta su gracia...



The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 



 
theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                   


No hay comentarios:

Publicar un comentario