The Adversiter Chronicle

viernes, 9 de noviembre de 2018

"Días de vinilo y casetes", suplemento musical cutre


Una sección de El Bis en exclusiva para The Adversiter Chronicle

CAPERUCITA FEROZ (1980)

Hay canciones míticas de dos tipos, una son aquellas en que la letra cala hondo y se recuerda, otras son aquellas en que recuerdas el estribillo y se vuelve tan mítico en la psique colectiva musical como aquellas que se recuerda la letra. La canción de hoy es mítica de ambas clases, una letra sencilla pero que se incrusta en el hipotálamo y un estribillo que siempre hemos dicho en alguna ocasión a la pareja, sin menoscabo de que es algo que todo macho alfa desea decir a una damisela: ¡hola mi amor, yo soy tu lobo!

Corre 1980 y se lanza al mercado el segundo LP de una banda que sacó su primer disco un año antes. Bon Voyage rompió el maleficio común a muchos grupos y bandas donde tras un primer LP que logra conectar con el público se pierden finalmente en el olvido musical con su segundo LP. No fue el caso y se sacaron dos sencillos, entre ellos el título de hoy que logró enseguida enganchar a nuevos fans y confirmar las buenas sensaciones de su primer trabajo. Era además la época de la Movida y el grupo se hizo un hueco por méritos propios con unas producciones impecables y el genio teatral y vocal de Javier Gurruchaga.

Y es que si sus discos lograban conectar a través de escucharlos en la radio fórmula o en el tocadiscos, asistir a un concierto de la Orquesta Mondragón era un éxtasis de entretenimiento que lograba momentos inolvidables. Una banda profesional y bien conjuntada con sonido propio que servía de complemento a un histriónico Gurruchaga que convertía cada tema en una interpretación única y particular que contaba con la complicidad en el escenario de Popotxo Ayescarán, artista del mimo y cómico visual. Un dúo sobre el escenario con la banda tocando de fondo donde la mímica era el culmen a unas letras simpáticas pero con fondo, una forma de tocar y espectáculo teatral sobre el escenario...

Es una canción que sigue vigente por cuanto que es atemporal como lo es al amor, el deseo y la pasión. De amantes telefónicos y juegos eróticos por el mismo. Un tema alegre que ha pasado a la psique colectiva musical gracias a un hacer que se iniciaba en el estudio de grabación, continuaba en la promoción con gran peso en la televisión y entrevistas para culminar sobre el escenario. Es cierto que Gurruchaga levanta odios y despierta pasiones, pero en 1980 aportó junto con su orquesta momentos de optimismo y de alegría que mostraban un nuevo presente aunque en aquellos momentos reinara la incertidumbre, pero triunfaron y su posterior trayectoria confirmó que la Orquesta Mondragón llegaba para quedarse y se quedó tanto en la historia musical hispana como en la memoria.
Irrepetibles.


 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 
 
 

theadversiterchronicle@hotmail.es                     

No hay comentarios:

Publicar un comentario