The Adversiter Chronicle

viernes, 30 de noviembre de 2018

ENTREVISTAS PARA UNA CRISIS: EL AGENTE COMERCIAL


Entrevistamos hoy a otro de esos personajes entrañables de nuestra vida cotidiana como es el agente comercial. Odiado y necesario a partes iguales, sometido a vejaciones por el micro del timbre, de lengua en forma para convencer y siempre presto a vender aunque de primeras no queramos comprar. ¿Son tan despiadados en sus ventas? ¿Son humanos las personas que se dedican a ser agentes comerciales? ¿Son humanos o extraterrestres? Entrevistamos para ello a Rigoberto Parpalluela, agente comercial a tiempo completo...

-Suelen ustedes ir trajeados y las féminas acicaladas casi de invitadas a bodorrio, Rigoberto.

-Es que la gente se piensa que somos uno vividores que nos pegamos unas comidas dignas de Pantagruel y Gargantúa, vestimos como un pincel porque ganamos dinero a espuertas y tenemos unos cochazos que son la repanocha, típicos tópicos que además de falsos, son, y hay que decirlo, franquistas clichés que la ciudadanía se ha tragado y toma como santas verdades verdaderas. Vestir como un pincel es caro y hay que andar evitando lamparones, zurcidos de urgencia y evitar esas molestas gotitas residuales al orinar que si bien se disimulan en unos vaqueros o telas bastas, en este hilo de alta calidad no sólo se nota la mojadura de las gotitas sino que además se extiende creando una pequeña charca si se es una ladilla o parásito testicular...

-Franquismo... Gotas de orines... Ladillas... ¡Vaya vida!

-¡No! ¡Vaya trabajo! Lo de los cochazos es el mayor desconocimiento. Porque sí, el coche está de puta madre y tiene potencia, pero pruebe a irse de campaña con ocho ocupantes, todos de traje y ellas de punta en blanco, pero claro, tenemos que ir en BMW, Mercedes, Audi cuando lo necesario sería una furgoneta... ¡Pero quién cojones compra a ocho trajeados saliendo de una furgoneta, pareceríamos a ojos de los potenciales compradores y compradoras una pandilla de fanáticos! Un ejemplo ilustrativo, los zapatos. ¿Acierta siquiera a imaginar el gasto en zapatos cuando el que se pone de tope en la puerta para que no nos la cierren en las narices se desgasta del roce con la misma, y claro, un zapato está impecable y el otro parece el coche de mi suegra que aparca de oído y está sorda como una tapia... ¡Un estrés continuo!

-Pero vayamos al grano, ¿qué rollo se traen al micro cuando pican en el portal para que les abran, ein?

-¡Rollo el de ustedes, sinvergüenzas! ¡Siempre simulando que no hay nadie en casa y están tendiendo la ropa en la ventana o vociferando al móvil que se oye desde el portal, sinvergüenzas! ¡El picar en el portal y lograr paso franco al mismo es un arte, un arte! ¡Arteros, que son ustedes los potenciales clientes unos y unas arteras a la hora de abrir el portal! ¡Pero claro, si ustedes piden ver a alguien del gremio no sólo nos abren sino que además nos dan la turra con sus rollos consumistas que a mí personalmente me importan una mierda, sinvergüenzas! ¡Siempre dudando de nuestra honestidad!

-¡Jodeeeer, vaya estrés que lleva, amigo...!

-Un sin vivir... Este oficio es un sin vivir, siempre aguantando chupatintas que mandan a puerta fría a un honrado jornalero de las ventas. Dormir en hotel, comer de restaurante, salir de copas si un cliente potencial invita por no hablar de las parientas insafistechas de la alcoba conyugal que te abren y se insinúan para nada serio que no sea aquí me pilla, aquí me folla... Lo cierto es que deberíamos organizarnos en el gremio y exigir a la patronal que nos pague por desgaste físico, emocional y mental.

-Es usted un poco lamentos... ¿Qué vende?

-¿Que vende? ¿Qué vende? ¡Ve la desfachatez que se gastan ustedes los potenciales compradores! ¡Qué vendo, me pregunta...! ¡Que soberbia! Para empezar no soy un vulgar vendedor como si fuera un tendero cualquiera, soy... Escuche, necesito ambientarme así que vamos a interpretar una escena tipo donde yo pico al timbre, me presento y le hago una demostración práctica del arte de vender de un genuino agente comercial como mandan los cánones del noble gremio al que tengo el honor, y el orgullo oiga, de ser miembro. Porque de miembro va mi producto que le voy a presentar para su adquisición... ¡TOC TOC!

-¿Síiii? ¿Quién llama?

-¡Buenos días. Soy asesor técnico de ocio para...!

-¡Oh, un vendedor! Lo siento no me interesa... Pique en otro piso que yo no estoy en casa...

-Es usted un cretino.

-¡Jajajajajajajajaj! ¡Lo siensssxxpprrr ...jaaaajajajajajajajaja! ¡Lo.. lo sientpprrfff.. siento de veras no pude evitar mandarle a tomar por el culo...! ¡Jajajajajajaj! ¡Ay! ¡Ay que me da algo...! Siempre quise decir eso a un agente comercial tocahuevos y perturbador de la rutina diaria! Ya está... Venga: ¡Toc! ¡Toc! ¿Diiiiga, quién vive?
 

-Estúpido cretino... ¡Buenos días, soy asesor técnico de técnicas de ocio para parejas y matrimonios! Bueno, una pequeña pausa para simular llamar al ascensor... Otra pausa para subir... Y ahora, como siempre, habrá cerrado la jodida puerta y tengo que volver a soltar el rollo de entrada... Pasemos ya al momento en que me ha invitado a entrar y cómodamente le presento el producto... ¡Es nuestro producto estrella para aquellas personas que conviven, no importa el estatus u modo de emparejarse, pero que el trajín cotidiano les impide, digamos, tener una vida íntima satisfactoria. Está enfocado al miembro con miembro de la pareja, con lo cual si es una pareja no hetero y con ambos miembros de la misma con miembro, no van a poder evitar adquirir un par y recomendarlo a sus amistades, que tengan miembro..! ¡Aquí está! ¡MASTURBEIBOSS!

-¿Una caja cuadrada de la que sale un cable que va a un transformador y éste a la corriente?

-¡Así es! Un aparato que pasa inadvertido y que podemos tener siempre a mano, llevar de viaje sin importar trayectos largos y cortos, alegrar la vida en pareja o montárselo solo. Se coge el miembro previamente estimulado y en plena erección, se le lubrica con el gel que acompaña, en oferta de dos, a MASTURBEIBOSS, se embadurna bien, sobre todo el glande y se introduce, ya sea de manera fogosa o pausada y se da al botón! ¡Saque, saque su miembro e introduzca, una demostración gratuita, oiga!

-¡Escucha, ridículo charlatán hijo de puta, si piensas que voy a meter mi polla en ese artilugio fabricado en China y conectado a la corriente eléctrica...! Mire, meta su miembro primero y si veo que no lo achicharra igual hago la prueba, meta pues, meta...

-Ah, descreído y anti avances de la tecnología... El origen de las piezas es chino pero con los parámetros estipulados en los reglamentos de la Unión Europea y se ensambla en España, concretamente en Guarrate, provincia de Zamora. Para estos casos traigo siempre conmigo una barra de fuet que además de saciar el hambre inoportuno sirve por su calibre como simulacro de miembro estándar en tamaño y grosor...

-Espere, eso del fuet será tamaño asiático... Mire, tengo aquí un chorizo de la aldea cuyo calibre se ajusta más... Jejejeje, esto es como los preservativos que cambian de tamaño según la zona geográfica...

-Pues hemos pasado de perro pequinés a tigre africano... ¡Pedazo de chorizo, da pena utilizarlo para una demostración y casi que con un vinito riojano o cosechero, entraba bien a estas horas...! Bien, introduzco el simulacro de miembro viril... Hay que empujar... estas tallas europeas... a ver si... ¡Ahora! Interruptor, dos segundos que resetea y se elige el nivel de... ¡¡CHASSS FRSSSTTT PUF!! (onomatopeya de cortocircuito eléctrico con chisporroteo de chispas y ligero tufo a chorizo frito, algo picantillo) Vaya, desde los problemas con las varillas telescópicas del alargador de pene, no había tenido un percance en una demostración...

-¡Pues hala! ¡Vaya a tomar vientos y tocar los cojones con su achicharrador de penes, que yo me cojo el choricito frito, me lo meto en pan y ya tengo un bocadillo, hala, a tomar por el culo, charlatán de feria de tres al cuarto!

-¡Franquista!
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 

 
 
 
 
theadversiterchronicle@hotmail.es   

No hay comentarios:

Publicar un comentario