The Adversiter Chronicle

sábado, 23 de septiembre de 2017

"Deporte sin porte", por F. O. Roffön


Una sección de F. O Roffön en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Bronce en baloncesto, lloros y lamentos madrileños y ya soñábamos por ser primeros

Ha estado la cosa deportiva de barra de chigre animada desde el último artículo con La Roja de baloncesto apeada en semifinales, un Sporting que vuelve por los fueros de la temporada pasada si no logra el bálsamo de una victoria esta jornada, un Zidane al que parece que se le marchita su flor futbolísitca en el culo mientras sigue la politización en dosis intravenosas el F. C. Barcelona, el regreso de Diego Costa al Atlético sin olvidar el final a hostias en los aledaños exteriores de El Molinón...

Al final nos mataron en las semifinales del Eurobasket a tiros de tres mientras que los jóvenes y no tan jóvenes atletas de La Roja no tuvieron su mejor día y no pudieron o no supieron imponer su calidad quedando relegados al tercer puesto del europeo, lo cual está fenomenal, pero somos humanos y al igual que no despreciamos un culín también nos volvemos adictos a las victorias. El baloncesto español ha logrado un puesto entre los grandes desde aquella final de madrugada en Los Ángeles. Ahora la afición de las generaciones digitales se rasgan las vestiduras por quedar en el tercer puesto pero es un gran triunfo y la actuación irreprochable salvo que nos hayamos vuelto tan soberbios que estar en la élite no es suficiente...

Parecía que el Barça estaba al final de un ciclo de manera casi traumática por el trauma de perder a Neymar, la politización del club que se pliega a las ambiciones secesionistas, cosa que personalmente no me alarma salvo que el F. C. Barcelona anuncie que abandona la competición nacional, y aunque arrastra seguidores por toda España, está perdiendo la deportividad para mojarse políticamente aunque me queda la duda de si lo hacen por obligación, en el sentido de que no quieren tener a los independentistas jodiendo a la Directiva si no adopta las tesis secesionistas, o por convicción; siempre es mala cosa mezclar lo deportivo con lo político por cuanto supone de desgaste a ojos de resto de aficionados en todo el mundo por mucho que se diga que no...

El caso es que parecía que iba a ser año de hegemonía del Real Madrid y decadencia deportiva del Barcelona cuando va Zidane y llegados a estas alturas del inicio de temporada coloca al equipo del quinto para abajo de la tabla clasificatoria y Messi que no da una en la selección argentina sigue siendo ese genio endiablado y terrorificamente efectivo con el balón en los pies en las competiciones de clubs. Lo de Zidane siempre me ha parecido que tuvo algo de chiripa para lograr sus rotundos éxitos desde que entrena al Real Madrid, pero han bastado dos resultados adversos y que los fichajes del Barça funcionan de momento para saltar todas las alarmas, portadas de diarios deportivos y tertulias de gallinero en radio y televisión...
¡Humildad caballeros, humildad!

Y de nuevo el Real Sporting de Gijón hizo subir el listón de las ilusiones tras un buen inicio de competición en Segunda pero nos ha devuelto a la realidad tras quedar eliminados de la Copa del Rey y derrotados en competición liguera por el Numancia en ambos casos. Lo cierto es que estos partidos donde el sorteo empareja con el mismo rival por coincidencia al que toca en esas fechas enfrentarse en Liga resultando tres partidos en dos semanas, son partidos raros, casi como si de un derbi se tratase. Pero perdimos dos y otro en penaltis y vuelven sensaciones desagradables tras la experiencia de la temporada pasada. Antes fue el derbi que finalizo en empate con el Oviedo y hostias con los zerotes al final del encuentro entre garrulos aficionados rojiblancos y las fuerzas del orden. A ver si se toman medidas para dejar de camuflar como afición simbología fascista o manifestaciones políticas en los partidos. De momento y a falta del partido de la segunda vuelta en Oviedo, hemos quedado los rojiblancos como los más garrulos y cretinos, que no somos la afición esa panda de violentos, pero nos salpica a todos y la imagen que ve el mundo y queda en las retinas es francamente lamentable.

Y finalizar con el regreso de Diego Costa al Atlético de Madrid, chamuscado de no lograr ser la referencia ofensiva en La Roja y algo quemado tras su periplo por la Liga inglesa, que no lo hizo mal pero tampoco tan bien como se esperaba. Suena a último cartucho para estar en el Mundial de Rusia y esperar que logre sus objetivos de competitividad y efectividad porque será bueno para su club, para él mismo y para la selección, bálsamo del aficionado que no comulga ni consume del Barça y Real Madrid porque tenemos amor a nuestros colores y La Roja nos representa como no ocurre con nuestros clubs objetos de devoción porque en el día a día sólo existen los culés y los merengues; yo en mi caso prefiero los culines y los carbayones porque ambos, en su justa medida, ayudan a alegrar y endulzar la vida...
¿O no?
F. O. R.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/

 
 
 
 
 
                                                     

No hay comentarios:

Publicar un comentario