The Adversiter Chronicle

martes, 26 de septiembre de 2017

"Butaca de patíbulo", suplemento cinematográfico cutre


Suplemento cinematográfico cutre de The Adversiter Chronicle

LA LEY DEL MÁS FUERTE (2013)
 - Out of the Furnace -

Nada mejor para empezar la tarea nocturna que meterse entre pecho y espalda antes de entrar en faena una de esas películas donde es atractivo el reparto, la historia y escaquearse un par de horas. Producción de 2013 dirigida por Scott Cooper con buen pulso, con elaboradas escenas que no parecen tales, sin efectos digitales y sí primeros planos donde el rostro refleja y complementa el ánimo del personaje y la interpretación de una película donde brilla el Christian Bale arropado del brillo de papeles secundarios, a la vez que principales en momentos de interpretación coral, interpretados por actores protagonistas en solitario en otras películas.

Historia cruda que nos hace rememorar la mítica El Cazador tanto en la ambientación, una población que vive del trabajo en una fábrica de acero que se ven atrapados en una vida que antes hicieron sus abuelos y sus padres, jóvenes que buscan una salida con una guerra de fondo que no es en las junglas del sudeste asiático sino en los desiertos de Afganistán o de Irak pasando de refilón el hecho de que los veteranos son llamados a servir de nuevo, pero es sólo una circunstancia, una vía de escape para el hermano del protagonista donde el regreso a casa aviva los traumas de perder prematuramente a la madre y que la mierda que ha vivido de uniforme le taladra los pensamientos una vez regresa sin poder adaptarse a la vida civil.

Si en Saigón eran las apuestas en delirantes partidas de ruleta rusa, aquí son las peleas clandestinas y su submundo de delincuencia, tal vez el aspecto más vulgar de una película para paladear despacio como un buen coñac ya que el tratamiento de los promotores de las apuestas y su mundo endogámico y cerrado en las colinas peca de estereotipo aunque cuando el Woody Harrelson lleva el peso de la escena se perdonan los pequeños defectos al tratar el mundo de los habitantes de las colinas siendo nuestros propios recuerdos de otras películas quienes nos ponen en situación.

El homenaje a El Cazador, que no copia adaptada a los nuevos tiempos, sigue con la metáfora de la caza y está muy logrado el efecto en el espectador que produce ver como cazan y despellejan el ciervo a la vez que el hermano del protagonista cae en las redes de la mafia de las peleas clandestinas en una película de gestos, de diálogos sin concesiones retratando vidas de gente corriente con problemas corrientes, de un mundo que temen perder porque es más barato importar acero de China y porque las guerras no son como en los noticieros de la II Guerra Mundial, donde vas a la cárcel por una imprudencia mortal con el coche y mientras estás en el trullo tu novia al final se va con otro y, cuando sales y quieres intentar retomar tu vida, ella tiene la suya propia y además está embarazada...

Nos ha encantado y sorprendido por cuanto está rodada a la antigua usanza, sin acciones incoherentes a las leyes de la física o escenas de realidad virtual. Vemos la población, la fábrica y nos asomamos a la vida del protagonista de forma descarnada, casi con desasosiego a medida que avanza la trama pero pegados a la butaca porque se presiente la tragedia como en la no menos mítica de Perros de paja aunque la violencia final es humana, cruel y vengativa que se soluciona con tres disparos. Uno de los logros del director es precisamente mostrarnos esa violencia, que siempre es igual, como un pequeño riachuelo que se convierte en río y que a medida que transcurre su cauce se ve salpicado de remolinos y pequeñas cascadas hasta su desbordamiento final.

Sólo comentaros que en lugar de volver al trabajo, comenzar el mismo más bien, estuvimos hasta la hora del bocadillo y el cafelito filosofando y hablando de cine, recordando El Cazador y tertuliando que el tío del protagonista bien podría ser el personaje que interpretó Robert de Niro y la población y la fábrica la misma de entonces. Que tuvimos una interesante charla sobre cine y que tras ver una película hables de cine es que merece la pena verla, aunque nos tememos que gustará más a espectadores veteranos que a las nuevas generaciones digitales acostumbradas a imágenes sintéticas y escenas de acción vistas una y mil veces...
Una buena historia bien llevada al cine.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 
 
 
 
                                                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario