The Adversiter Chronicle

lunes, 26 de septiembre de 2016

"Deporte sin porte", por F. O. Roffön


Una sección de F. O. Roffön en exclusiva para The Adversiter Chronicle

Dos manitas devuelven al Sporting a la cruda realidad

El buen inicio en los primeros partidos logrando sumar siete puntos parecían augurar que esta temporada las cosas serían distintas en cuanto a sufrir hasta última hora. La euforia era tal en la ciudad y en la afición que ya se escuchaban rebuznos de que esta temporada igual hasta Europa podía ser el objetivo y, aún tras las abultadas derrotas consecutivas, se habla de que somos capaces de hacer un juego bonito...

Yo no os voy a engañar, el juego bonito o de atún me importa una mierda, lo importante es ganar y para ello el juego bonito no siempre es garantía de victoria y sumar los puntos. Está claro que la Liga del Sporting no es la misma que la del Madrid y Barça y casi todas las plantillas nos superan en cuanto a números, pero tampoco se puede decir que faltando ochenta y seis minutos y perdiendo 2-0 contra el Atlético de Madrid es imposible la remontada. Los jóvenes y no tan jóvenes atletas del once rojiblanco corren, presionan y hasta en ocasiones sorprenden al adversario, pero parece que les quema el balón en los pies y acaban regalando ocasiones y perdiendo balones. No hay nadie que temple y asuma la condición de distribuidor.
Han sido derrotas dolorosas con dos manitas para lucimiento de los adversarios, que enseguida se quejan como los madridistas esta jornada en que sólo empataron y parece un jodido drama nacional y si por casualidad hubiéramos hecho sonar la flauta ante el Barça, estos llorarían por la falta de Messi. Lamentos y lloros obscenos de dos equipos que tienen plantilla para hacer tres equipos dignos de la permanencia. Pero el caso es que nos hemos traído dos cestos y la sensación de incertidumbre si no se gana el siguiente partido, así somos que pasamos de la euforia al fervor y luego al desconsuelo en cuestión de un marcador adverso.

La mejor realidad rojiblanca la describen los comentaristas televisivos que siempre comentan la lealtad de la afición, que somos un equipín simpático, que hemos superado adversos condicionantes y que es casi un milagro que estemos en la élite pese a nuestro pasado, cada vez más pasado, de gloria. Alaban a los futbolistas de Mareo y reconocen el esfuerzo de los futbolistas...
Mas nunca somos favoritos y errores como los dos primeros goles del Barcelona se disfrazan con atenuantes tipo bisoñez o falta de capacidad de fichar calidad.

Sigo opinando que la permanencia es el objetivo, sin más. Pretender por mucho que ganemos y sumemos puntos que podemos aspirar a más llevará al fracaso. Si nos mentalizamos de la permanencia es la única forma en que se podrá lograr con holgura y luego si hay pedrea que bienvenida sea.
Terminar citando la victoria del Oviedo a domicilio...
Ya está citada.
F.O.R.


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/

                                                     



theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario