The Adversiter Chronicle

martes, 6 de septiembre de 2016

"Deporte sin porte", por F. O. Roffön


Una sección de F. O. Roffön en exclusiva para The Adversiter Chronicle
La Roja ilusiona, el Villarreal nos sonroja y el Oviedo a la pata coja

Hay un dicho que afirma que el chigrero además de honesto, debe aparentar serlo. Lo digo por la movida-pataleta del Villarreal en boca de sus gerifaltes que quiere esconder lo calamitoso del equipo para cumplir los ambiciosos objetivos marcados en la pretemporada donde cargan las culpas y llenan de mierda la profesionalidad de Marcelino como mercenario del fútbol, modalidad entrenador.

Lo de pataletas cargando las culpas, que exculpen a las directivas, siempre ha existido, tanto a míster como a plantilla y por otra parte que en los partidos finales de la Liga y una vez acabadas las opciones, ora de descenso ora de clasificarse para Europa, siempre los entrenadores dan descanso a unos, oportunidad de minutos a otros por no hablar de dar minutos a transferibles, es decir, que son partidos que sin perder la profesionalidad sencillamente la temporada ha culminado para bien o para mal y es hora de dejar que el banquillo juegue...
Parece como si las movidas políticas y sus formas y maneras estén calando en el fútbol profesional aumentando esa farsa de amor por los colores y el escudo, por ende a la afición, por parte de los mercenarios del fútbol profesional. Si cada vez que un jugador salido de la cantera de Mareo y que ahora están a soldada de otros equipos fueran catalogados de tramposos y fulleros cada vez que marran una oportunidad de gol contra el Real Sporting de Gijón, equipo que le configuró como futbolista de élite, sencillamente ya no existiríamos porque el factor patria chica contamina a ex jugadores y jóvenes formados a la sombra del primer equipo.

Pues ahora, por lo que se ve, está mal visto que mercenarios asturianos se congratulen de los triunfos rojiblancos. Puede decirse que el bueno de Marcelino es culpable de manifestar sus emociones, que su esposa puede que haya sido incluso pecadora de forofismo, pero no se puede acusar al entrenador asturiano de deshonesto, de fullero a favor de los colores de su alma, de tramposo que saca un equipo poco competitivo para favorecer a otro. La cosa parece enmierdarse a cada nuevo día y nuevas declaraciones reprochando la actitud de Marcelino. Lo cierto es que estas polémicas siempre tienen lugar con equipinos como el Sporting y equipinos que van de equipazos como el Villarreal, culpa de la directiva y no de las aficiones, y que solían ocurrir entre Barça y Real Madrid pero nunca se demostraba nada y nunca se modificaban resultados o se mandaban repetir encuentros.

El partido se jugó, nadie presentó reclamación y la pataleta de ahora sólo demuestra lo que todos saben, que el Villarreal vive una época dorada pero la realidad es que no es un grande, sino un grandón que parece que inicia el inevitable declive de todo ciclo de expansión. Lo único que saldrá de todo esto es que los enfrentamientos esta temporada entre Real Sporting y Villarreal serán objeto de polémica y trifulca entre seguidores mientras el culpable del proyecto amarillo fracasado sigue en su poltrona limpiando su mala conciencia ensuciando en este caso la de Marcelino...

¡Ya lo saben los entrenadores de La Liga: además de aparentar ser un mercenario leal a quien le paga, deben aparentarlo! El último rebuzno habla de que si esto sucede en la NBA habría consecuencias. Bueno, la NBA es un espectáculo deportivo que vive de los anunciantes y patrocinadores que ponen la pasta, pero el fútbol es otra cosa distinta aunque suenan voces de autorizar hasta siete cambios en los partidos... ¿Campaña para hacer del fútbol atractivo a los anunciantes? Miren ustedes, señores del Villarreal, si Marcelino hubiera hecho trampa en El Molinón no hubiera pasado ni una hora desde el pitido final para que desde Oviedo afirmaran que hubo tongo...
¡Menudos son para jodernos en cuanto tienen ocasión los carbayones, menudos! ¡Pero igual haríamos en Gijón si la situación se hubiera producido en El Tartierón y existiera sombra de tongo, igualito!

Afortunadamente el Real Oviedo sigue con sus asuntos y a la pata coja suma puntos aunque el míster de campanillas, Fernando Hierro, empieza a curarse en salud. Parece que entre líneas puede apreciarse que se han
marcado ascender esta temporada, factible cierto, pero a día de hoy la plantilla debe asimilar el sistema y aspirar al ascenso en segunda como objetivo confesable suele llevar a la decepción al final como bien sabemos los sportinguistas. El caso es que están luchando por ello aunque queda saber si la región podría permitirse dos equipos en Primera, aunque como aficionado sería ideal, tanto por asegurar seis puntos casi fijos como por el orgullo terruñero de ser asturiano y disfrutar de dos escuadras en la máxima competición, pero la pujanza regional no es la de antaño cuando ambos equipos eran competitivos en La Liga.
 
Por último el ilusionante inicio de la nueva etapa de la selección española donde la prueba de fuego será el mes que viene contra Italia en duelo directo para la clasificación mundialista. Las sensaciones son de que La Roja tiene savia nueva con hambre de triunfos, de volver a ser aspirantes a todo gracias a que se nota de nuevo voracidad a la hora de recuperar balones, de hambre de gol y demostrar que pueden estar seleccionados por parte de los jóvenes atletas de La Roja mientras los no tan jóvenes aportan veteranía, temple y visión de conjunto. Son muy buenas sensaciones tras la cara de gilipollas que nos quedó tanto en el Mundial de Brasil como en la pasada Eurocopa cuando...
¡Chigrero, hijo puta, falten dos culinos, no retires la botella, trampes, que yes un trampes!
F.O.R.


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/


 
                                                     




theadversirterchronicle@hotmail.es
                                                            

No hay comentarios:

Publicar un comentario