The Adversiter Chronicle

martes, 13 de septiembre de 2016

¿La Dieta de Maduro la pone dura además de ponerte duro?


Sabíamos ya de algunas bondades del movimiento bolivariano en Venezuela como la ducha chavista de tres minutos pero estos días hemos conocido que su sucesor y sucedáneo tiene la llamada Dieta de Maduro que te pone duro, vamos, que te quita las lorzas...
Pero al poco de conocerse la existencia de la dieta el populacho se pregunta si además la pone dura, vamos, que se te levanta sin ayuda de grúa o pastillas. Puede sonar a coña pero las implicaciones si la Dieta de Maduro la pone dura además de ponerte duro, la entrada de divisas por comercializarla, un producto definitivo contra la impotencia, podría insuflar aíre a la revolución bolivariana en todo el cono sur americano. Entrevistamos para ello a X, seguidor de la dieta.

-¿Por qué pide Ramiro que su nombre no aparezca? ¿Humildad bolivariana a la hora de reconocer logros?

-¡Pero qué carajo! ¡Diga Ramiro Hortega y así ya saben nombre y apellidos! Me llamo señor X porque quiero manifestar que la `Dieta de Maduro´ es un puto fraude. Te consume el organismo quedándote fuera de forma y sin forma habitual y además es rotundamente falso que se te levanta, al contrario, tienes tanto apetito por saciar que el sexo pasa a segundo plano.

-Hombre, yo algo delgado casi le veo, pero supongo que será la quimioterapia...

-¡Pero qué quimioterapia ni qué mis cojones, huevón! ¡Estoy así porque no cato carne desde hace meses y me alimento a base de tortitas y sopas! ¡Lo de estar impotente ya le digo que lo calma el hambre y por otra parte mi mujer siempre me lo ha llamado! ¡Pero el caso es que mientras el presidente Maduro cada vez está más rollizo, yo estoy más enclenque! ¡Y váyase a la mierda, cómo se ve que no come en Venezuela!

-¡Pues es cierto ahora que veo su foto, oiga! ¡Maduro no sigue su propia dieta!


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
                                                     



theadversiterchronicle@hotmail.es
                                                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario