The Adversiter Chronicle

lunes, 14 de septiembre de 2015

"Bits a bits", suplemento vídeo consolador



Una sección de Kitapayá en exclusiva para The Adversiter Chronicle

BREAKOUT
(Los vídeo juegos clásicos nunca mueren)

Traigo hoy un vídeo juego de los llamados clásicos, aquellos nacidos en los albores de la industria y que siguen vigentes para millones de aficionados y aficionadas, y a la vez mítico a la altura de Ping-Pong, Space Invaders o Pac-Man por citar tres.

Pese a la evolución en grafismos y argumentos, todo vídeo juego sigue unas reglas básicas como son que enganche al jugador, que haga pasar entretenido muchas horas antes de llegar a su fin y que la acción nos estimule los sentidos, una de las bondades del vídeo juego que ahora parece algo olvidada pero que tuvo su filosofía en los 80´s y ahora es posible encontrarlos en Internet y a coste cero.

Breakout  engancha porque la simplicidad de golpear la bola cada vez que rebota esconde una atención y concentración que hace que nos irritemos cuando nos equivocamos y catatónicamente queremos volver a retar al computador. De manejo simple, sólo es mover de izquierda a derecha, la barra de golpeo permite jugar con ángulos y golpes con efecto sumándole los rebotes que juegan también con los ángulos. Además al ir derribando ladrillos, algunos premian con puntos, otros con bolas extras, jugar con tres o más simultáneamente y la velocidad que nunca es constante...


Pasarán horas antes de acabar todas las pantallas, agradables momentos, y es a la vez un
juego que nos permite jugar con nuestros retoños de la casa y en los 80´s muchos jóvenes se pasaron una tarde introduciendo las líneas de comando para sus ordenadores personales tipo Spectrum, Commodore o MSX en aquellas entrañables publicaciones que vendían en los kioskos acompañados de una cinta con juego o varios y en sus páginas las líneas de comando para programar los juegos que enviaban los lectores y lectoras cuando no la propia revista...


Reúne además una serie de bondades para usuarios y usuarias que bien no han vuelto a tener contacto con los vídeos juegos desde su juventud y pueden retomar el saludable hábito de ser vídeo jugadores, personas ya en edad adulta jubilados que descubriendo la informática y sacando partido de la misma aprendiendo a chatear, vídeo conferenciar o utilizar los programas, ven los vídeo juegos como algo ajeno a su mundo y sólo apto para la muchachada que les ven como abuelos y abuelas...
 
 El juego permite trabajar la coordinación visual, la mejora en la concentración y reflejos así como pensar y discurrir a velocidad del rayo la trayectoria del rebote y la trayectoria que le queremos dar, parece complicado al leerlo pero si dudan hagan la prueba y sentirán esa sensación de pérdida de virginidad vídeo jugadora, un viaje en el tiempo cuando un vídeo juego era la imagen sofisticada de un mundo que hoy vivimos ya digital e informatizado

La industria también sacó fruto de este juego sencillo y Atari lo tuvo en su catálogo ya a finales de los 70´s siendo un juego popular porque como ya os comenté más arriba es un vídeo juego que enseguida nos atrapa y es casi aterradoramente estimulante, pero no deja de ser una variante, podría decirse que incluso más sencilla aunque parezca lo contrario, del primer vídeo juego: Ping-Pong


Hay una oferta de versiones del vídeo juego en Internet con infinidad de variantes a la hora de los gráficos, figuras de los ladrillos, estética y demás, pero el argumento es el mismo, hermoso en su
simplicidad, y he decidido decantarme para tentaros el gusanillo el llamado RicoBrix, elección motivada porque es una buena actualización del clásico y además cada vez que perdemos la partida se vuelve a empezar. Hay otras variantes que permiten interrumpir en una pantalla y volver a retomarla tiempo después. Esto permite evitar la frustración, cierto, pero la rabia que sentimos al perder una y otra vez, pero superando niveles, es lo que engancha desde hace décadas a millones de personas. Yo he llegado hasta el nivel quince...

Así que si sigues la sección pero te sigue imponiendo respeto jugar, si te parece que es infantiloide jugar a tus alturas de la vida o sientes algo de corte porque jugaste de adolescente y ahora eres carne de geriátrico, si piensas que eres tan torpe que el ratón es un depredador para tus neuronas, prueba y verás, que cuando te des cuenta estarás jugando y cogiendo vicio y la vida será un poco menos jodida, porque como os digo siempre:
¡Quien no se consuela es porque no vídeo juega!

 
 
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/



No hay comentarios:

Publicar un comentario