The Adversiter Chronicle

jueves, 24 de septiembre de 2015

"Días de vinilo y cassetes", suplemento musical cutre


Con la colaboración de El Bis en exclusiva para The Adversiter Chronicle

LA GALLINA COCOUA (1979)
¿Arma secreta de la Transición para evitar el secesionismo?

Hay canciones eternas en la eternidad de la memoria colectiva...
Empiezo casi filosófico porque The Adversiter Chronicle me pide un artículo y una canción referente al rollo de las elecciones autonómicas catalanas y por aquello de que la música no conoce fronteras se me ha ocurrido que nada mejor que alejarse de cantautores, grupos y solistas para ilustrar el tema. He preferido bucear en la memoria colectiva con una canción común a políticos secesionistas y anti secesionistas: La gallina cocoua de los inefables Enrique y Ana.

En plena Transición en España, la industria discográfica comenzó a lanzar productos de canciones llamadas infantiles aupando a la popularidad grupos donde la voz infantil era protagonista cantando historias para niños pero que enganchaban por igual a los padres. En realidad era explotar un nuevo nicho de consumo de una clase media y media obrera que podía permitirse dar a sus retoños una habitación y un tocadiscos.
Destaca entre todo ello una pareja de un jovencito Enrique y una niña llamada Ana que estuvieron dando la turra durante casi una década y que una vez disuelto el grupo siguió dando réditos hasta que aquellos niños y niñas se hicieron adolescentes y que son ahora políticos pero todos y todas tienen en común que está grabado a fuego en sus neuronas la canción de la jodida gallina que todos cantaban al unísono...

Si vas algo pedo o con pedete lúcido, lees la prensa sobre las elecciones autonómicas catalanas y luego escuchas la canción, tus neuronas entran en proceso de viaje astral y de repente la gallina es España, la Constitución es el gallinero, la mamá gallina ausente el dictador y Ana la inocente voz de la ciudadanía... ¡Incluso pueden alternarse los roles!
Ya digo que hay que estar algo pedo.

Posiblemente si esta canción se retomara del olvido, son innegables sus cualidades postraumáticas en mentes infantiles que ahora son las mentes pensantes del secesionismo y las mentes pensantes de sus antagonistas, y se cantara al final de los mítines y de los debates las cosas se verían con menos histerismo.

En definitiva una canción histórica del mundo de habla española que es ejemplo de una
época en que la industria explotaba, en ocasiones literalmente, a voces infantiles que tenían su público porque sus mayores podían permitírselo y que educó el oído desde la infancia en el placer de escuchar música. El vídeo es representativo del producto que contaba con difusión en medios impresos, televisivos y que incluso llegaba al cine. A sí que si buscáis entendimiento y consenso donde aparentemente no es posible, cantar a los políticos esta canción y asistiréis asombrados y boquiabiertos a como de repente el orador en la tribuna se queda mudo, le entran tembleques y se le aflojan los esfínteres ante sus primeros acordes dejándose de huevonadas...

Y si no, tenéis una excusa para pillaros un buen pedete lúcido con el rollo de comprender lo que es un mero producto que esconde la estimulación inducida a entenderse entre quienes no hablan el mismo idioma pero cacarean en común como aves de corral....

La gallina cocoua, turra infantil o arma secreta de los padres de la Transición para evitar el secesionismo...
Tú decides.



The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario