The Adversiter Chronicle

jueves, 18 de septiembre de 2014

"El ojo púbico", por P. Gargajo Bilioso


Una sección de Palomino Gargajo Bilioso en exclusiva para The Adversiter Chronicle

GALLARDÓN, CATALUÑA Y LAS FALACIAS DE CASCOS

Anda animado el cotarro nacional español con el referéndum en Escocia de telón de fondo y colocado como referencia por el independentismo catalán que ha inculcado a su porción de ciudadanía que les apoya que el caso catalán y escocés son similares. Por si fuera poco, va un ministro y dice en voz alta lo que un ministro no puede decir ni contar: las opciones que se tienen.
Empezamos por el ministro Gallardón que ha lanzado un órdago a los dirigentes de su partido amenazando con irse. Desde un punto de vista democrático el anuncio de que puede irse es una magnífica noticia, no por motivos políticos sino por profilaxis democrática.
En una democracia la religión jamás puede ser el faro que ilumine al legislador y por varios motivos. El primero y fundamental que España es un Estado laico, aunque en la realidad no sea cierto del todo, y todo tipo de creencias y religiones han de ser respetadas; el segundo que un Gobierno sea del color que sea no puede legislar para retroceder como ha sido el caso del aborto y la ley que propugna Gallardón; y tercero que el legislador legisla para toda la ciudadanía y cuando se trata de recortar el derecho de una parte de la misma, en este caso la ciudadanía femenina y su derecho a decidir sobre su cuerpo y su vida, queda automáticamente ilegitimado para legislar.
El ministro Gallardón representa ese sector del PP que es el rescoldo de la España de sacristía y orden cuartelero que decía Unamuno antes de morir. Dicho así, es natural que surjan empatías hacia el ministro con el argumento de que estamos en 2014, cierto, pero quienes apoyan a Gallardón añoran aquellos viejos aromas de desarrollar la sociedad en lo material pero el gobierno quede relegado a una camarilla con un mascarón de proa en funciones de Jefe de Estado.
Si el señor Gallardón y sus apoyos aspiran a un país donde la moral y la justicia sean dictadas por un Estado extranjero, el Vaticano en este caso, lo que tienen que hacer es crear un partido acorde a sus creencias y presentarse a las elecciones. Pero esa España, esa ciudadanía, prefiere incrustarse en un partido y tratar de imponer sus tesis con la anuencia de los gerifaltes del partido de turno que necesitan de los caudales y las influencias de una casta, ésta sí es casta, que viven de los réditos del pasado, tanto ideológicos como de beneficios. Es de esperar que en la reforma del sistema en ciernes los partidos dejen paso a nuevas orientaciones democráticas donde los dictados de la religión o de teorías políticas llevadas a la realidad que han fracasado como el fascismo de derechas y de izquierdas no tengan cabida.
Las posibles bondades como ministro de Justicia del señor Gallardón han quedado ocultas tras su empecinamiento, y que le dejen, en meternos dogmas de su religión al resto de ciudadanía donde la religión ha de quedar en el ámbito privado. Otra opción es que Rajoy diga abiertamente que el partido es católico, apostólico y romano, pero no va a manifestarlo porque quedaría reducido a un mero partido minoritario. La realidad es la que es: las mujeres no pueden ni deben permitir que se vulneren sus derechos, sean de la ideología que sean.
En democracia la ciudadanía debe saber y llevar a la práctica que ha de votarse por las políticas propuestas, es cierto que la mayoría estamos bautizados y demás ritos y liturgias, pero no podemos combatir el fundamentalismo islámico en nombre de la democracia y el progreso mientras en casa la religión trata de volver a influir en la legislación y al igual que el fundamentalismo islámico trata de mutilar a la población femenina, este neo fundamentalismo cristiano que aspira a gobernar siguiendo sin ser conscientes del todo las tesis del Tea Party estadounidense, se funde con el neo nacional catolicismo español que es tan nocivo para la democracia como lo ha sido ETA, trata de legislar retrocediendo en derechos fundamentales de las mujeres.
El señor Gallardón nunca se irá de la política, tiene capital que le financie y seguidores compañeros de misas y rosarios que le apoyen, pero ha perdido hace mucho tiempo la confianza de los y las votantes que le votaron incluido en una lista electoral.
Y el PP lo sabe.

Por fin pasó la Diada formando la “V”, cosa fácil dada la facilidad de desplazamiento ferroviario y en autobús, y se celebra el referéndum en Escocia...

Si hay que felicitar por algo a las mentes pensantes secesionistas que diseñaron el calendario, es su capacidad de mezclar y fundir dos casos diametralmente opuestos como el escocés y el catalán para que su masa de votantes se sientan fortalecidos tanto si gana el sí como el no de los escoceses, es digno de medalla de cartón con distintivo blaugrana.
El caso es que se está diciendo en los medios de comunicación hasta la saciedad que
ambos casos no tienen nada en común tanto por su marco legal como histórico y estatal. Si los catalanistas reclamaran volver a ser Reino de Aragón sí que habría similitudes, pero pese a quién le pese y pese a quien no quiere que sea escuchado por la ciudadanía, son dos casos distintos y sin semejanzas más allá de las consecuencias...

Pero se echa en falta que la televisión pública no informe e instruya a la ciudadanía en los hechos y se deja esa labor a la visión interesada de las distintas cadenas donde las tertulias y debates son gallineros de influencia subliminal con anuncios intercalados de baratijas y abalorios a precios de coleccionista.
Está claro que habrá una votación paralela y oficiosa sin carácter vinculante, es ilegal que lo sea, pero ya se han hecho las urnas, ya se ha inculcado a una juventud adolescente educada en el secesionismo como teoría vital que tienen un derecho a votar por debajo de la edad legal y sobre todo que el señor Mas ha caído rehén de su propia estrategia: utilizar el secesionismo, que se la ido de las manos y pasará a la historia como el político catalanista que arruinó a Cataluña y jodió por otro medio siglo la aspiración de separarse de España.
Y no entramos al asunto de la corrupción de Pujol y sus ramificaciones, que las hay, en el movimiento secesionista catalán del que era insignia y tótem...

Al final el señor Mas no hará la consulta, al final habrá urnas paralelas y al final no habrá tanques por las ramblas barcelonesas y sí habrá elecciones anticipadas en Cataluña, pero esa será otra batalla, como salida del señor Mas y se convertirá, tratarán de convertir, esa elección anticipada en otro plebiscito de soberanía catalana...

La buena noticia es que ahora mismo la burguesía capitalista catalana, igual que antes la vasca, no ven ya rentable seguir jugando a dos bandas y apostar al secesionismo hasta sus últimas consecuencias no es rentable y si peligrosa y potencialmente deficitario...
Sólo apuntar al respecto que el capital requiere de estabilidad para poder hacer negocios, invertir capital y recoger beneficios al son de que el dinero llama al dinero y aunque estuvo rentable apostar por la secesión, es hora de plegar esas velas, tapar esos chanchullos y que vuelva la calma que lo hará acompañadas de las reformas al sistema que reclama la ciudadanía, desde el federalismo hasta la elección de representantes políticos pasando por acabar con convulsiones que si bien eran necesarias desde la Transición ya no tienen cabida en la España integrada en la UE y la OTAN.
En resumen, que pese a tener votantes e ideología de acompañamiento, el secesionismo catalán carece de financiación, de fuerza armada que defienda sus fronteras catalanas y sobre todo de políticos moderados realistas que saben anteponer la convivencia y prosperidad a sueños de independencia teñidos en su génesis de teorías políticas de izquierdas que aspiran a un Estado sin burguesía capitalista...
Si no me creen, investiguen la ideología de los políticos secesionistas del ala dura del mismo.

Y desde el Principado de Asturias llegan noticias de que FAC, el tipo, anuncia que habrá elección de candidatos poco antes de las elecciones de 2015...

Habrá mucho que analizar a su tiempo, pero resulta grotesco que el líder de un partido personalista que lleva haciendo purgas desde el congreso inaugural, que no ha celebrado congresos locales como marcan sus estatutos y sigue engañando a personas honestas que van a quedar quemadas políticamente cuando son muy válidas, siga engañando a sus propias huestes cuando la extrapolación de resultados de las europeas muestran una pérdida de votos que le garantizan un sonoro fracaso en 2015.
FAC, el tipo, será candidato de FAC el partido porque Asturias quería un mesías y le enviaron un mercenario que va a pedir un supremo sacrificio cuando sabe que su proyecto es un fracaso por su propia culpa y sus engaños.

De todas formas en los comicios locales no hay duda de que algunos cargos electos de FAC el partido gozan de la confianza de sus vecinos, pero los datos están ahí y todo indica que se acaba el recorrido de una formación y un tipo que podrían haber pasado a la historia y se está quedando en la histeria con todos los síntomas de implosión y enrocamiento de las sectas y los sistemas stalinistas.

Tiempo al tiempo.

The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/ 

 
 
 
 
 
 
                                              






No hay comentarios:

Publicar un comentario