The Adversiter Chronicle

martes, 2 de septiembre de 2014

"Lomo con tapas", suplemento literato cutre

 
Suplemento literato cutre de The Adversiter Chronicle

Libro: Diario de Berlín – Un corresponsal extranjero en la Alemania de Hitler (1934-1941)
Autor: William Shirer
Editorial: DEBATE
Traducción: Francisco Javier Calzada Jiménez
Edición: Noviembre de 2008

Apasionante obra la que hoy traemos a Lomo con tapas escrita por un cronista, un espectador y un demócrata que fue testigo y corresponsal de radio en la Alemania de 1934 a 1940 mostrándonos un fresco de la sociedad y el pueblo alemán atrapado por el nazismo y Hitler.

Imposibilitado por los censores a decir lo que ve, vuelca sus pensamientos y los hechos en un diario que más que servir de tal, es el material que espera poder publicar algún día para mostrar la verdadera cara del régimen nazi.
Lo cierto es que es inevitable sentir a lo largo de su lectura un escalofrío en la espina dorsal al observar que el totalitarismo sigue presente en Europa y cómo las tensiones fronterizas dieron pie al surgimiento de una nueva doctrina que auguraba la supremacía racial mientras las democracias estaban atrapadas en sus vicios y tenían aún muy presente el recuerdo de la Gran Guerra de la que este año se cumple un siglo de su inicio.

William L. Shirer nació en Chicago en 1904. Su vocación de escritor le llevó a París, donde tuvo que ganarse la vida como corresponsal para varios periódicos estadounidenses. Tras pasar un año sabático en España, en enero de 1934 tuvo que retomar el periodismo para ganarse la vida, primero en París y más tarde en Berlín, como reportero para el New York Herald. En 1937 Edward Murrow le fichó para la CBS en la capital alemana y de esta época datan sus legendarias transmisiones (ganadoras en dos ocasiones del prestigioso Headliners Club Award ), que inauguraron una nueva era del periodismo internacional. Tuvo que dejar Alemania en diciembre de 1940. A su regreso a estados Unidos publicó Diario de Berlín que cubre esos años y obtuvo un inmenso éxito. Murió en Bostón en 1993, a los ochenta y nueve años.
Biografía apasionante pero no por mi erudición sino sacados de la contraportada como es habitual, pero no doy más la turra y unos breves pasajes que os inciten a su lectura...


París, 30 de junio de 1934...

Las comunicaciones con Berlín han permanecido cortadas durante varias horas hoy, pero a media tarde se restableció la comunicación telefónica. ¡Y menuda historia! Hitler y Göring han purgado a las SA y acabado a tiros con muchos de sus líderes. A Röhm, detenido por el propio Hitler, se le permitió suicidarse en la cárcel de Munich, según un despacho de agencia. Los franceses están encantados. Piensan que es el principio del fin para los nazis. ¡Ojalá pueda conseguir un puesto en Berlín! Es una historia que me encantaría cubrir.


Berlín, 25 de febrero de 1935...

Los círculos diplomáticos y la mayoría de los corresponsales empezamos a sentirnos cada vez más optimistas acerca de un acuerdo general que asegurará la paz. Sir John Simon, el ministro de Asuntos Exteriores británico, va a venir a Berlín. Hace pocos días Laval y Flandin visitaron a los británicos en Londres. Lo que ofrecen es liberar a Alemania de las disposiciones de desarme del tratado de paz (aunque Hitler ya se está liberando rápidamente en secreto de ellas) a cambio de las promesas de Alemania de respetar la independencia de Austria y de los demás países pequeños. Los franceses de aquí señalan, con todo, que Hitler ha separado astutamente a París y Londres invitando a los británicos a mantener conversaciones aquí, pero no a los franceses. Y el bobo de Simon ha mordido el anzuelo.


Berlín, 23 de julio de 1936...

Los Lindbergh han viajado aquí, y los nazis, dirigidos por Göring, les están dispensando una gran recepción. Hoy, en un almuerzo ofrecido por el ministro del Aire, Charles descubrió su pensamiento al advertir de que el aeroplano se había convertido en un instrumento de destrucción tan mortal, que, a menos que `los que trabajan en la aviación´ encaren sus graves responsabilidades y construyan una `nueva seguridad basada en información´, el mundo, y especialmente Europa, estarán abocados a un daño irreparable. Era un empujoncito oportuno, porque Göring está creando, sin duda, la fuerza aérea más mortífera de Europa. La DNB se vio impulsada a decir esta tarde que las observaciones de Lindbergh `causaron una fuerte impresión´ aunque yo lo dudo. `Enojo´ sería una palabra más adecuada”.


Ginebra, 19 de enero de 1939...

En sus estertores finales, la Sociedad de naciones ha sido un lamentable espectáculo a
lo largo de los cuatro últimos días. Bonnet y Halifax están aquí para procurar que no se cometa ninguna tontería que retrase la victoria de Franco. Ayer, Del Vayo pronunció un digno discurso ante el consejo. Halifax, para demostrar de qué parte estaba, se levantó en mitad de él y salió ostentosamente de la sala. Esta noche he mantenido una larga conversación con Del Vayo. Estaba deprimido, desanimado, y aunque no me lo ha dicho con estas palabras, deduzco que es el final de la República en España. Franco, con sus alemanes e italianos, está a las puertas de Barcelona. Almuerzo con Edgar Mowrer, Knick, Harry Masdyck y madame Tabouis. Mucha conversación, pero nuestro bando ha perdido.”


Berlín, 8 de julio de 1940...

Mañana Francia, que hasta hace apenas unas semanas se consideraba la última fortaleza de la democracia en el continente, arrumbará su democracia y se sumará a las filas de los estados totalitarios. Laval, al que Hitler ha elegido para hacer el trabajo sucio en Francia -el célebre Otto Abetz es el principal intermediario-, hará que se reúnan la Cámara y el Senado franceses y voten su desaparición, entregando todo el poder al mariscal Pétain, por detrás del cual Laval moverá los hilos como dictador títere de Hitler. Los nazis aún se están riendo.
El vagón del armisticio llegó aquí hoy.”

Libro muy recomendable tanto como lectura como para regalo a parientes mozalbetes y adolescentes para que al menos se hagan una idea de donde surgió este mundo que ahora no les da oportunidades laborales, para guardias al calor de la noche, estancias hospitalarias y nada de regalárselo a la suegra que igual termina de chochear del todo y habrá que costearle los cuidados geriátricos acordes a su chochez...


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/ 

 
 
 

 
 
theadversiterchronicle@hotmail.es

                                                                                                
 

 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario