The Adversiter Chronicle

lunes, 29 de septiembre de 2014

"Butaca de patíbulo", suplemento cinematográfico cutre


Suplemento cinematográfico cutre de The Adversiter Chronicle

FORREST GUMP (1994)
Una tonta excusa para hablar de clásicos

Suele darse cada década o más una de esas películas que se convierten en clásicas por cuanto reúnen una serie de características que las hacen únicas. Por un lado se quedan ancladas en el imaginario colectivo y el protagonista o la historia pasan al vocabulario popular. Tienen características que las hacen pioneras desde un punto de vista de efectos especiales y por último, por citar tres, que la historia que narra es universal en el sentido de que todos podemos identificarnos.
Forrest Gump tenía todos los ingredientes para ser una buena película, quedar como un éxito en EEUU pero sin relevancia fuera de sus fronteras y una historia que resulta ñoña pero sin ser ajena. Pero sin embargo es un clásico.

La dirige con oficio el Robert Zemeckis que logró con esta película ganarse el título de artesano y hacer ganar dinero a los productores. La estrella sin discusión del reparto es el solvente de Tom Hanks que interpreta a un tipo torpe, corto de entendederas y que contra todo pronóstico prenatal logra hacer carrera universitaria, destacar en dos deportes tan diferentes como el fútbol americano y el ping-pong, sobrevivir a Vietnam, hacer una fortuna pescando camarones y crear moda y estilo que marcaron a la sociedad. Por si fuera poco siempre estuvo en el momento justo en el lugar adecuado con una cámara que registrara su presencia en hechos históricos de la reciente historia estadounidense entre la década de los 60´s y los 80´s...
Parece indudable que la historia es algo delirante para el espectador ajeno a la misma o perteneciente a otro país. Pero las andanzas de Forrest Gump son universales en el ideario colectivo, resulta imposible que un espectador no viaje en el tiempo de sus recuerdos a la vez que el protagonista porque aunque los hechos que narra ocurran en EEUU las consecuencias de los mismos han conformado el mundo que vivimos y que se vivió. En ese sentido la historia es universal como universal es EEUU.
Tenemos luego los efectos especiales que son la primera vez que se vio tal perfección: la jodida hoja por el aíre, las imágenes de televisión de la época con el protagonista en cuadro y la ya legendaria escena con el Capitolio de fondo. Si pensamos en un gorila gigante vemos a King Kong, si pensamos en naves espaciales vamos a la Guerra de las galaxias y desde 1994 pensamos en Forrest Gump para hablar de efectos digitales novedosos y bien encajados en las escenas lejos de las actuales escenas mal encajadas entre efectos digitales, otro motivo más para ser un clásico.
Por último que siempre terminamos volviendo a verla, a veces entera, a veces en partes, siempre irritados porque el protagonista nos empacha y la historia es una ñoñez donde sabemos que nadie ha podido estar presente en tanto a la vez, pero volvemos a ver correr a Forrest huyendo de los zangolotinos en furgoneta, enamorándonos de su chica y con lágrimas asomando cuando salva a sus camaradas...
Un reparto sólido que arropa sin eclipsar a Tom Hanks donde destacamos a Sally Field, esa reconfortante actriz que nunca está en nuestros pensamientos pero de la que nos acordamos siempre que la vemos, aquí de madre abnegada pero realista que inculca a su hijo diferente del resto al que le da la turra con una frase que luego ha estado dándonos la turra porque siempre hay un momento del año en que alguien la repite: tonto es el que dice tonterías.
En definitiva película ya imprescindible que hay que vez al menos una vez en la vida como hay que ver Sonrisas y Lágrimas, Platoon, Harry el sucio o La reina de África sin olvidar Ben-Hur, Taxi driver, Torrente y Blues Brothers...

Pero seguro que tienes más títulos para incluir en la lista, en la magia del cine que te acompaña hasta el último aliento convertidos en clásicos de nuestra propia memoria que siempre tiene igual o mayor trascendencia que la colectiva...


The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/ 
 

 

 
 




 
 






No hay comentarios:

Publicar un comentario