The Adversiter Chronicle

miércoles, 3 de abril de 2019

"Bits a bits", suplemento vídeoconsolador


Una sección de Kitapayá en exclusiva para The Adversiter Chronicle

CALL of DUTY
   G H O S T S

Hay varias formas de saber la popularidad de un título: están las revistas, caras, donde se publican listas con los mejores de la categoría; los comentarios entre jugadores, también jugadoras aunque ser políticamente correcto fatiga así que ya declaro que cuando digo jugadores o usuarios me refiero a los dos géneros; decía que el boca a boca donde te recomiendan distintos tipos de jugadores el mismo título como referencia en su género y finalmente, aunque hay más, que cuando acudes a tu tienda de vídeojuegos pues resulta que nunca lo encuentras. El título de hoy cumple todas esas premisas y os aseguro que mi experiencia ha sido plena y gratamente satisfactoria, de hecho cuando me di cuenta había terminado el modo campaña y con gana de más...

Aunque ya he tratado otros títulos de la saga por excelencia del género de disparo, éste título es realmente la referencia de todas las que le siguieron. Disparo en estado puro donde mi recomendación es anular toda asistencia para apuntar y escoger el modo veterano. No hay complicaciones de preparar armamento ni de recargar munición o conseguir complementos del tipo visión nocturna: el equipo se nos asigna en cada misión, todas diferentes en escenarios y objetivos, y si acabamos la munición hay que agarrar la de los muertos, así de simple pero a la vez con los cinco sentidos y toda la pericia adquirida jugando previamente. Porque un buen vídeojuego siempre es simple, cierto que lo de customizar, conseguir objetos y demás variaciones secundarias, proporcionan momentos de inmersión y son un incentivo mas de vez en cuando apetece volver a la simplicidad que no es tal por la calidad tanto de gráficos como de argumento.

Lo que parece una historia de comandos en un mundo en caos, nada que no hayamos visto ya, se convierte en la venganza de dos hermanos por la muerte a manos del maligno de turno de su padre que más que educarlos les ha adiestrado a sobrevivir y ganarse el título de ser un ghost, lo cual significa entrar en una hermandad de soldados guiados por nobles ideales. La acción es trepidante y si bien es cierto que las subrutinas de inicio se repiten, se ven compensadas por la posibilidad de elegir varios caminos a la hora de encarar el combate, no es un mundo abierto pero han acertado a la hora de tener opciones aunque al final te matan tanto que aprendes de memoria de dónde salen y cuántos te disparan. Aún así es más la rabia de que te maten, la inmersión es total, que ignoras ese defecto común a tantos vídeojuegos y posiblemente una característica desde los albores de la industria...
 
Hay acción de todo tipo, tampoco hay armamento futurista lo cual aporta realismo y hay episodios del modo campaña que son muy flipantes: la torreta del tanque, los drones y la maravillosa de pilotar un Apache, el famoso helicóptero de ataque donde una vez le coges el manejo, pillas un paroxismo delirante ametrallando y disparando misiles, nada de a lo loco porque te derriban, pero es un episodio que te engancha. Los combates tienen lugar en distintos espacios, tanto abiertos como cerrados, y debemos trabajar en equipo con el resto del comando, yo he disfrutado como un enano flotando ingrávido y me mataron varias veces por dedicarme a flotar en ingravidez.

Título que llevaba casi año y medio detrás de él, sigue siendo caro de nuevo y es otro síntoma de su vitalidad, y que no me ha defraudado, cierto que los hay más complejos de tramas, accesorios y demás, pero es como un buen cigarro puro, se juega por placer. Tiene además las posibilidades de jugar tanto en línea formando pelotones con otros usuarios como a dos mandos. Incluye un modo con aliens bastante aceptable y terminar recomendando que lo juguéis si os gusta el género de disparos en primera persona y que se acaba rápido porque te pasa el tiempo que no te enteras, porque como siempre os digo: ¡Quien no se consuela es porque no vídeojuega!
 
The Adversiter Chronicle, diario dependiente cibernoido
Salt Lake City, Utah
Director Editorial: Perry Morton  Jr. IV

http://theadversiterchronicle.org/
 



 
theadversiterchronicle@hotmail.es   





No hay comentarios:

Publicar un comentario